viernes, 18 de septiembre de 2020

La Cámara de Casación sostuvo que los jueces deben volver a sus tribunales de origen

Image from Gyazo
Image from Gyazo
17 de septiembre de 2020 • 20:17

Los jueces Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli se presentaron hoy ante la Corte Suprema y le pidieron que intervenga y les diga dónde deben ir a trabajar.

Esta mañana, tres decretos de Alberto Fernández dejaron sin efecto otros tres que había firmado Mauricio Macri trasladando a Bruglia y Bertuzzi a la Cámara Federal porteña y a Castelli, al Tribunal Oral Federal 7. Pero las malas noticias para los jueces no terminaron ahí: mientras ellos esperaban la respuesta de la Corte, la Cámara Federal de Casación, máximo tribunal penal, dio por hecho que ellos volvieron a los tribunales de origen.

El Tribunal de Superintendencia de la Casación, formado por la presidenta de la Cámara, Angela Ledesma, y por los presidentes de las cuatro salas, decidió "hacer cesar las subrogancias" de los jueces que habían reemplazado a Bruglia, Bertuzzi y Castelli después de que Macri los trasladó. La decisión fue por tres votos contra dos. Ledesma, Mariano Borinsky y Ana María Figueroa votaron por poner fin a las suplencias. Guillermo Yacobucci y Eduardo Riggi votaron por limitarse a "elevar" la situación a la Corte.

La reunión, celebrada vía Zoom, fue muy tensa. Los camaristas tenían claro lo que implicaba su decisión. Si hicieron cesar las subrogancias es porque consideran que Bruglia, Bertuzzi y Castelli deben volver a sus cargos anteriores, tal como dispuso Alberto Fernández. Por eso, lo decidido implica un revés para los tres jueces, que sostienen que son ilegales los decretos de hoy del Presidente, así como todo el trámite para revertir sus traslados.

Para no comprometer los juicios orales que se están celebrando, la Casación advirtió, sin embargo, que los subrogantes deberán terminar con los debates en marcha.

Esta decisión de Casación -coincidían en los tribunales- le quita presión a la Corte, de quien los camaristas esperaban una respuesta que pusiera fin a lo que entendían como una situación de incertidumbre.

Image from Gyazo

El pedido a la Corte
Bruglia, Bertuzzi y Castelli cuestionaron, por ahora sin éxito, los trámites promovidos por el kirchnerismo para devolverlos a sus cargos anteriores. Hoy, regresaron a la Corte, que hasta ahora evitó pronunciarse, buscando una definición "de superintendencia", de gobierno, que, en paralelo con esas causas judiciales, les conteste qué deben hacer. Bruglia y Bertuzzi le solicitaron además al máximo tribunal una "licencia extraordinaria" hasta que esté la respuesta.

Estos dos camaristas presentaron un escrito en el que afirmaron que están frente a "un conflicto normativo" que no pueden "soslayar". Para ellos, el decreto de Macri sigue vigente porque solo una decisión judicial podría dejarlo sin efecto. Pero hoy Fernández dictó un nuevo decreto que los obliga a dejar los cargos que -dicen- ostentan "en forma legal y avalados por esta Corte".

"Les solicitamos tengan a bien establecer los lineamientos en cuanto a todo lo relacionado a la actividad jurisdiccional que debemos desempeñar a partir de la fecha -dijeron los camaristas-. Ello a fin de evitar graves consecuencias que pongan en riesgo la vulneración de garantías constitucionales que hacen a la seguridad jurídica que debe regir en todo Estado de Derecho y asimismo, la independencia y estabilidad en sus cargos de la que gozan todos los jueces".

La Cámara Federal, con dos jueces
Mientras tanto, no volvieron a la Cámara Federal. Ese tribunal, que debería estar conformado por seis jueces, sumaba cuatro con ellos dos. Ahora, funcionará con solo dos, Martín Irurzun y Mariano Llorens. Fuentes del tribunal dijeron a LA NACION que Bruglia y Bertuzzi, mientras dure esta situación, no firmarán nada y que la Cámara no recurrirá al nombramiento de subrogantes permanentes. En todo caso, si necesitan un juez que desempate, Irurzun y Llorens convocarán a un camarista del fuero penal económico, que es lo que prevé el régimen de subrogancias.

En cuanto a Castelli, él presentó "una consulta" a la Corte en tanto "cabeza del Poder Judicial". "Se encuentran en trámite numerosos expedientes del tribunal donde cumplo actualmente funciones, que requieren una solución urgente", afirmó. Y detalló que una causa, por un homicidio, mañana debería dar a conocer los fundamentos del veredicto.

Image from Gyazo

"Solicito se sirva establecer en qué lugar el suscripto debe prestar funciones jurisdiccionales en su carácter de juez federal", le pidió Castelli a la Corte.

La Casación ya le dio una respuesta. Según ese tribunal, debe dejar Comodoro Py y regresar al tribunal oral de San Martín, donde se desempeñaba antes del traslado firmado por Macri.

Castelli, no obstante, espera, como sus colegas, una respuesta del máximo tribunal. Previendo que la Corte podría ordenarle la cuestión con la Cámara de Casación, que tiene la "superintendencia" sobre los tribunales orales, Castelli afirmó en su presentación de esta mañana que la urgencia y gravedad del caso ameritan una intervención "directa" del máximo tribunal. (La Nación)


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si sos KAKA no entres a este espacio. No sos bienvenido.

Derecho de admisión... le dicen...

Ir abajo Ir arriba