viernes, 2 de julio de 2021

Los cuentos de Serguey, nuestro querido ventanero

Serguey2 de julio de 2021, 18:24

A Manes que tanto le gustan los cuentitos le quiero dedicar este. Y a los Jueces y fiscales que tenemos, también.....

Un hombre, pobre y hambriento, peregrinaba por las calles con un pedazo de pan en la mano. Al pasar frente a una casa de comidas sintió el apetitoso aroma de un guiso. El manjar se estaba cocinando en una cacerola cercana a la ventana abierta. De inmediato el olor movió su voluntad. Con el deseo de obtener algo de ese banquete extendió su brazo y colocó la rodaja, durante unos segundos, encima de la olla. Luego comió deprisa. Con gran satisfacción comprobó que el pan estaba sabroso por lo que se había impregnado. El dueño del restaurante, que había seguido de lejos la operación, pudo agarrarlo por el cuello y lo condujo ante el juez. El magistrado escuchó con atención la demanda. Luego de meditar unos segundos, extrajo dos monedas de su bolsillo y las colocó en su mano: 

—Por favor, acérquese frente a mí en silencio —le indicó al dueño. 

El hombre obedeció. Entonces el juez hizo sonar las monedas en los oídos del quejoso. 

—¿Para qué hace esto? —preguntó con asombro el dueño del restaurante. 

—Acabo de pagar por el olor de tu guiso. Considero que el sonido de este dinero ha sido un justo pago por el aroma de tu comida. Es sentencia firme. Vete a cuidar tus cacerolas; estamos todos en paz.....

Ah! Y a Juan Carr...


En la entrada: "¡¡Toda una joyita el escudero de Manes!!"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si sos KAKA no entres a este espacio. No sos bienvenido.

Derecho de admisión... le dicen...

Ir abajo Ir arriba