domingo, 11 de abril de 2021

Había una vez un país listo para ser potencia, pero un día...

 




8 comentarios:

  1. Que asco y que tristeza!

    ResponderEliminar
  2. La culpa la tuvo Roberto Galán que le presentó a Evita a Perón. Ya era casamentero

    ResponderEliminar
  3. Yo NO me olvido que MM promovió la creación de la 1° estatua de Perón, querría congraciarse con los peronchos el ingenuo? Por eso y por muchas cosas más, Pato Bullrich PRESIDENTE

    ResponderEliminar
  4. 20,15, Galán le presento a Isabelita no a Eva

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad, también le había presentado a Eva. Es mentira que se conocieron en una reunión creo que para recaudar fondos por el terremoto de San Juan. Al lado de ellos estaba sentada una actriz llamada Amparo Argentina que vió todo. Con los años dijo que era obvio que se conocían de antes. Y parece que los conectó Galán. Años después le presentaría a Isabel. Todo es historia. Galán debió haber publicado un libro, con todo lo que sabía y habia visto. Pero no lo hizo. Una pena. Saludos.

      Eliminar
  5. Suerte que vino la Revolución Libertadora del 55 y lo sacaron a este viejo, fuera a la cañonera.

    ResponderEliminar
  6. Como no dejaron que el almirante Rojas hunda la cañonera....cuanto nos hubiéramos evitado...muerto el perro se acabó la rabia..

    ResponderEliminar
  7. Que gran verdad. Todos los números de país muestran que ahí empezó la decadencia. Pero parece que somos pocos los que lo ven. Cuando Perón llegó al poder, en 1946, se encontró con un país acreedor de medio mundo, y con el Banco Central lleno de oro. Esto dicho por el mismo. En 1951 ya había gastado todo. Y fueron a pedirle plata al Eximbank, una especie de Fondo Monetario de la época.
    Todo es historia. Como ejemplo, los ingleses pagaron lo que debían con los ferrocarriles, que ya eran obsoletos. Un gran negocio. Para ellos. Saludos.

    ResponderEliminar

Si sos KAKA no entres a este espacio. No sos bienvenido.

Derecho de admisión... le dicen...

Ir abajo Ir arriba