sábado, 9 de julio de 2022

Vean a este engendro retuiteando a Porota. Un ex C5N, ahora en La Nación +, que cortaba los testimonios de la marcha cuando no le gustaban

 




2 comentarios:

  1. Les comento algo que comenzó como una experiencia subjetiva relativa al pasado y me hizo esclarecer o intuír una atinente al presente: después del banderazo me fui a tomar un café -porque por el momento hay- y recorrí las calles del centro. Pensé "cómo cambió la tarde-noche de Buenos Aires" y me acordé del tema "Un sábado más", porque tengo muchos años vividos, no sé si en cantidad, pero sí en intensidad. Ya en casa, y con la muerte de Fontana, se me ocurrió ver por youtube las viejas rivalidades de parejas en el pasado, Fontana-Tiraboschi; Süller -Soldán y el algoritsmo me trajo a Esmeralda Mitre. Resulta que está dando clases en un teatro cedido por el último de los Cafiero, recuperó acciones por la IGJ de Nissen, y digo así porque los k se apropiaron de las instituciones, se inició un juicio ejecutivo contra ella que zafó y Lopérfido, novel padre que quedó engrampado con la deuda entonces ganancial. Cuánto resentimiento y cuánto agradecimiento hacia el actual gobierno. Qué feo la gente que se vende al mejor postor, no? Yo saqué mis conclusiones, tal vez erradas, pero nadie me contó nada, lo inferí uniendo reportajes.

    ResponderEliminar
  2. La democracia es hija de la guillotina. Acá hay que fusilar y colgar a varios para algo cambie. Hay que salir a cazarlos, incendiarles las mansiones, ultrajar a sus mujeres y sus hijas. De paso salir y quemar las iglesias que apoyan este pobrismo y populismo indigno. Vivimos en un estado de salvajismo absoluto. Si nuestras vidas no valen nada, entonces la de ellos tampoco. La censura está a la orden del día. La ley en este país no existe. La justicia es de cartón. Los jueces tienen miedo y el resto son títeres venales del poder. Estamos desprotegidos como ciudadanos. El pacto social está quebrado hace décadas. No hay valores. Tratan a los argentinos como bestias de carga. Sumieron a este pueblo en la pobreza y la ignorancia absoluta. Instalaron una agenda para lavarle la cabeza a los jóvenes con el aborto, el lenguaje inclusivo y las movidas LGTB. Todo está podrido además por la droga y la cultura del reviente. Da todo lo mismo. El entramado social está deshilachado. Harto de estos impresentables que se ofenden y repudian cuando la gente de bien, que está harta y a la que se le va la vida esperando, se expresa con bronca culpa de la situación que generaron estos verdugos que todavía soportamos mansamente. El periodismo argentino es socio y cómplice de las mafias, porque salvo honrosas excepciones vive de las migajas que le tiran los gobernantes con la pauta y los negocios que les dejan hacer. Tiene que venir una guerra civil, no importa que mueran miles, hay que sacarse a estas mierdas de encima o morir en el intento.

    ResponderEliminar

Si sos KAKA no entres a este espacio. No sos bienvenido.

Derecho de admisión... le dicen...

Ir abajo Ir arriba