lunes, 2 de mayo de 2022

Lorenzetti a Porota: no te hagas los rulos (en la peluca), la ampliación de la Corte no va a salir

 


El doctor Ricardo Lorenzetti rompió el silencio en declaraciones radiales y advirtió que el máximo tribunal de justicia del país “no puede hacer populismo judicial”.



Columna de opinión publicada originalmente en Tn.com.ar

Dos malas noticias para la vice en menos de 48 horas. El miércoles la Corte Suprema de Justicia apoyó al Tribunal Oral Federal 7, que lleva adelante la mega causa cuadernos y que había pedido hace un año y medio más recursos económicos para acelerar el proceso, uno de los más sensibles para Cristina y muchos de sus más importantes funcionarios de aquella segunda presidencia. “Hasta ahora no se movía ni una hoja”, decían los abogados de algunos de los acusados. Alerta meteorológica: empezó a soplar el viento fuerte y Cristina, preocupada, ve que la justicia la empieza a despeinar.

¿Pero cuál es la novedad? Siempre se dice que los jueces hablan a través de sus fallos. Esta vez un juez muy importante habló a través de un micrófono. Ricardo Lorenzetti, uno de los jueces más influyentes de la Corte Suprema, rompió el silencio y dijo -en radio Mitre, para irritación del oficialismo- que “La Corte no puede hacer populismo judicial”. Y con ese latigazo fustigó el proyecto de Cristina de ampliar el tribunal supremo.

Lorenzetti lo argumentó así: “En el 2006 hubo una ley para reducir los miembros de la Corte que fue votada por un sector de la política que son los que están hoy. Los mismos que hoy están discutiendo la ampliación fueron los que dictaron esa ley”. Traducción: Lorenzetti habla dos o tres veces por año. Esta vez bajó de la montaña para decirle a Cristina: “no te hagas los rulos, tu ampliación no va a salir”.

El juez de la Corte recordó que fue Cristina junto a Néstor los “achicadores” del tribunal en aquel entonces (de 9 a 5) con el argumento de desarmar la “mayoría automática” de Menem. Ahora el kirchnerismo sueña con licuar a los 4 integrantes llevando el número a 9 o incluso más. ¿Qué hay en el fondo de la cuestión? Las causas de corrupción de la vice. Todas aterrizarán más temprano que tarde en Rosatti, Lorenzetti, Rosenkrantz y Maqueda. Cristina no cree que, eventualmente, ellos quieran salvarla si es condenada.

El juez Ricardo Lorenzetti le bajó el pulgar a la reforma K del 

Consejo de la Magistratura

En la entrevista, Lorenzetti dio un paso más: le bajó el pulgar a los proyectos de reforma del Consejo de la Magistratura del kirchnerismo, comparándolos con el intento de “democratización de la Justicia” que impulsó el kirchnerismo en 2013: “Si uno compara la decisión respecto del Consejo (de la Magistratura) de ahora, en sus argumentos es más o menos el conflicto que hubo en 2013 con la democratización de la Justicia. Lo que sucede es que en aquel momento fue mucho más fuerte, tenso y difícil, porque el Gobierno era uno con un poder muy importante que intentó hacer una transformación más o menos con las mismas ideas”. Seguimos traduciendo: en este momento el gobierno no tiene tanto poder. Dormimos sin Rivotril.

Más Lorenzetti: “En los últimos 16 años el Consejo de la Magistratura funcionó realmente muy mal con una influencia política predominante, con el bloqueo de un sector sobre otro. Yo reflejé la opinión de muchas asociaciones de abogados y de jueces que cuestionaban que en los concursos hay un amplio margen de discrecionalidad en las entrevistas. Queremos que el Poder Judicial sea absolutamente independiente”. Traducción: en las entrevistas no evaluaban, acomodaban a su gente. Ahora el Consejo lo vamos a controlar nosotros, la Corte.

La moraleja final: la Corte Suprema está aglutinada y compacta, como no ocurría hace tiempo. ¿Cómo ocurrió, si sus integrantes se desconfiaban al máximo hasta hace unos meses? Como suele suceder, los aglutinó el ataque externo. Fue Cristina la facilitadora del repliegue corporativo. El kirchnerismo perdió una característica que ostentó durante años: su capacidad de dividir espacios, organismos, entidades. Hasta Alberto Fernández aglutinó a su círculo, con Guzmán y sus funcionarios más cercanos, y resiste los embates diarios contra el ministro de economía e incluso contra su investidura.

La vicepresidenta amaga con un “Cristiexit”

Como dice el politólogo Pablo Touzon, la vice amaga con un “Cristiexit”, una salida del gobierno. Pero el presidente parece haberle tomado el tiempo o bien perdido el miedo. Sabe que ella no tiene con quien reemplazar a los que critica. Y que es más fácil mandar al Cuervo Larroque a desgastar al presidente pidiendo más justicia social que asumir ella misma la presidencia y HACER justicia social en este contexto. Dicho de otro modo: hoy Cristina ejerce un poder más testimonial que real. Y no puede imponer sino, a lo sumo, bloquear.

La consecuencia es terrible: una Argentina postrada. Estamos en un ni. Ni ella ni él. En una adaptación libre de aquella frase de Gatica a Perón, “dos impotencias se saludan”. (Nexofin)


2 comentarios:

  1. Solo habrá Cristiexit si le garantizan inmunidad. Esta cchchchorrrra no se va sin fueros a ningún lado.

    JuliaP

    ResponderEliminar

Si sos KAKA no entres a este espacio. No sos bienvenido.

Derecho de admisión... le dicen...

Ir abajo Ir arriba