martes, 5 de abril de 2022

"El cartonero del Papa", acusado de violación EN TRES OPORTUNIDADES, según "el inventario"

 




Pero, ¿quién era el que estaba a escasos cinco pasos del Papa Francisco? La incógnita pronto quedó satisfecha. Se trataba del cartonero argentino Sergio Alejandro Sánchez (49), amigo del hasta entonces cardenal Jorge Bergoglio, arzobispo de Buenos Aires. Como referente del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), viajó a Roma por expreso pedido de “quien siempre apoyó nuestra causa por un trabajo digno. Fue la única persona que encontramos a nuestro lado cuando era más dura nuestra lucha y que también bregaba en contra de las diferentes formas de esclavitud a las que estábamos sometidos los trabajadores”, expresó a los periodistas acreditados cuando le preguntaron por su presencia. “De él aprendimos a mejorar nuestro modo de vida”, agregó con emoción. Hasta L’Osservatore Romano, el diario oficial del Vaticano, se hizo eco al destacar “una presencia deseada por el Papa; la de los pobres junto a los poderosos”. A su lado, tan sorprendido como él y luciendo guardapolvo blanco, estaba el maestro porteño José del Corral. “Quise testimoniar mi gratitud por el aporte de Bergoglio a la educación en Buenos Aires”, comentó.

A tres meses de aquel acontecimiento y en una apacible tarde otoñal, a metros del Riachuelo y del puente Pueyrredón, un cronista y un fotógrafo de DEF se acercaron hasta el lugar desde donde Sánchez despliega su actividad social para conocerlo. Campechano, con voz ronca y el infaltable cigarrillo entre los dedos, se acodó para la entrevista en uno de los camiones de la Planta de Reciclado Centro Verde, Herrera 2124, en el barrio de Barracas, de la CABA. Este fue el testimonio que recogieron.

Seguir leyendo aquí



2 comentarios:

  1. Entre siniestros se entienden

    ResponderEliminar
  2. Este Papa siempre rodeado de buena gente. Qué decepcionadas deben sentirse tantas personas que se alegraron cuando el cardenal Bergoglio llegó al poder!!!. Yo no soy católica practicante, creo mucho en Dios pero este hombre me hace sentir mucha vergüenza y mucha indignación por el lugar que ocupa en una institución que tiene miles de fieles creyentes y al cual él mancilla con sus acciones.
    Clau

    ResponderEliminar

Si sos KAKA no entres a este espacio. No sos bienvenido.

Derecho de admisión... le dicen...

Ir abajo Ir arriba