viernes, 4 de marzo de 2022

¡ ¡ ¡ ¡ A P O Y O ! ! ! ! ¡ ¡ ¡ Y TAMBIÉN EXIJO ! ! ! !

¿Por qué tenemos que pagarle el morfi a este pelafustán? ¿Acaso no le pagamos el sueldo también?



9 comentarios:

  1. A mí ya no me da ni para indignarme ,es más creo que es resignación lo que tengo.Este país ya fue.
    Helena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido. Nada me sorprende.

      Eliminar
    2. creo lo mismo,hacía mucho q no entraba a la página de Julia para no amargarme, estoy de capa caída siento q esto no cambia mas

      Eliminar
  2. MORFA CON EL PERRO, no por amor a los animales, sino porque ESTÁ MÁS SOLO QUE PUTIN.
    Patética IMAGEN.
    Tanta POBREZA que lo mira y ÉL SE BURLA.
    Eva

    ResponderEliminar
  3. Creo que el problema es de cada ciudadano que No! se despierta y permite esto.
    Sangre de pato hay en muchos.

    ResponderEliminar
  4. Con razón tiene tanta panza y tanto culo

    ResponderEliminar
  5. Esta compra, no será para abastecer a un restaurante?. No encuentro la forma de justificar ese gasto para que lo consuman en Casa Rosada ni siquiera dándole de comer a todos sus empleados y abasteciéndolos en sus casas. Quizás Alberto tenga su propio emprendimiento y se lo bancamos entre todos.
    Clau

    ResponderEliminar
  6. Sólo el corralito unió a las personas y las levantó, es muy triste pero la pandemia mostró que pueden hacernos cualquier cosa y nos dejamos.... Mientras no les toquen los "verdes".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto!!! Pone un corralito y vas a ver cómo le queman la casa rosada.El argentino se banca que le maten un familiar,que no tengan una vacuna que le roben en la cara pero si le tocas el bolsillo salen y te linchan en la plaza,país de pelotudos y fíjate que votaron a estos delincuentes por no pagar un peso más de luz o de nafta ,la clase media también tiene la culpa ,no solo los zombies que los votan.
      Helena

      Eliminar

Si sos KAKA no entres a este espacio. No sos bienvenido.

Derecho de admisión... le dicen...

Ir abajo Ir arriba