martes, 22 de marzo de 2022

CAUSA CORREO: NUEVO TRASPIÉ PARA EL PLAN DE PERSECUCIÓN CONTRA MACRI Y SU FAMILIA


Un fiscal penal pidió el archivo de una denuncia en la que se acusaba a Sociedades Macri (SOCMA) de presentar avales truchos para evitar la quiebra de Correo Argentino SA.

El plan de persecución K contra Mauricio Macri y su familia, a través de la causa «Correo», sufrió un nuevo traspié luego de que el fiscal Daniel Togni pidiera el archivo de una denuncia, en la que se acusaba a Sociedades Macri (SOCMA) de presentar avales truchos para evitar la quiebra de la empresa Correo Argentino SA.

Todo comenzó en abril del año pasado, cuando el abogado Martín Mac Cormack se presentó en el Juzgado Nacional en lo Comercial N.º 6, donde tramita el concurso de Correo Argentino SA, para denunciar que se había enterado por una nota publicada en Página/12 que figuraba en el expediente como apoderado de 23 acreedores y que eso era falso.

En ese sentido, Mac Cormack aseguró ante la justicia comercial que él no había participado del proceso concursal «ni en carácter de apoderado ni de ninguna otra forma» y por lo tanto pidió que se investigue “quién o quiénes suscribieron el o los supuestos documentos a fin de establecer las responsabilidades del caso”.

Ante esa situación, la fiscal general Gabriela Boquín, quien viene pidiendo en forma sistemática la quiebra de Correo, presentó una denuncia «a los fines de investigar la posible comisión de un delito».

El caso quedó en manos del fiscal Togni, quien le tomó declaración a Mac Cormack. El abogado ratificó su denuncia, pero al ser consultado sobre si había actuado como apoderado de supuestos acreedores respondió: “yo trabajaba en un estudio jurídico (…) capaz me dijeron que tenía que ir a firmar y, en mi carácter de dependiente, ya que no tenía ningún tipo de autonomía, lo hice, pero no lo recuerdo”.

En aquel acto también se le exhibieron los originales de todas las conformidades en las cuales aparece su nombre y se le preguntó si reconocía las firmas allí insertas como de su propiedad. “Hoy no firmo así, no tengo ninguna firma de esa época para cotejar, entiendo que no es mi firma y no recuerdo cómo firmaba,
tiene cierta similitud pero creo que no es mía”, dijo el letrado.

Así las cosas, la fiscalía solicitó al Cuerpo de Peritos Calígrafos Oficiales de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que realizara un peritaje para determinar si las firmas eran o no de Mac Cormack.

El resultado de esa pericia arrojó que «las firmas obrantes en los originales de las conformidades que se acompañan, pertenecen al puño y letra de Miguel Martín Mac Cormack».

Por lo tanto, el fiscal Togni dictaminó que «no existe hecho ilícito que investigar» y solicitó a la jueza que «proceda al archivo por inexistencia de delito». (PyP)


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si sos KAKA no entres a este espacio. No sos bienvenido.

Derecho de admisión... le dicen...

Ir abajo Ir arriba