domingo, 10 de octubre de 2021

Escándalo judicial en San Isidro. El fiscal Claudio Scapolan, acorralado: su jefe trata de apurar su desafuero. Si prospera irá preso

 



Durante catorce meses -desde aquel 24 de julio de 2020, en el que se allanó su despacho en los Tribunales de San Isidro- el fiscal Claudio Scapolan (50) logró que no le pasara lo que le está pasando ahora.

Cuatro veces esquivó su indagatoria ante la jueza federal Sandra Arroyo Salgado, que recién en marzo consiguió interrogarlo. Finalmente el pasado 1° de octubre lo procesó como cerebro de una banda dedicada al armado de causas, la extorsión a narcos y el robo de droga para comercializarla por canales propios. Ademas le trabó un embargo de dos mil millones de pesos.

A partir de entonces las cosas no hicieron más que empeorar para él. Y el lunes le llegó tal vez uno de los mazazos más duros.

Bajo el título "Remito documentación. Solicito urgente continuidad del trámite", el Procurador General de la Corte Bonaerense, Julio Conte Grand, solicitó formalmente que se destrabe el jury de enjuiciamiento sobre Scapolan con el fin de quitarle los fueros, única barrera que lo separa de la "prisión preventiva" pedida por el fiscal Fernando Domínguez y dictada luego por la jueza.

"La gravedad institucional de las conductas atribuidas al agente fiscal Claudio Scapolan se muestra, a todas luces, evidente. Resulta manifiesto entonces que no puede ni debe permitirse que se paralice el trámite de estos obrados en los que se encuentra acusado un fiscal de la Provincia de Buenos Aires por la presunta comisión de delitos de extrema gravedad y mucho menos por tan elongado período", dice Conte Grand en su escrito de cuatro páginas, dirigido  al Señor Presidente del Jury de enjuiciamiento.

El fiscal de San Isidro Claudio Scapolan, acusado de liderar una asociación ilícita que armaba causas vinculadas al narcotráfico.

El fiscal de San Isidro Claudio Scapolan, acusado de liderar una asociación ilícita que armaba causas vinculadas al narcotráfico.

Para que quede clara su postura, Conte Grand recordó que él ya acusó formalmente a Scapolan con fecha octubre de 2020. Por eso ahora pidió "premura a los fines de proseguir con el trámite del proceso de enjuiciamiento con el objeto de admitir la acusación interpuesta por la Procuración General y finalmente arribar a la destitución del magistrado acusado conforme lo solicitado oportunamente".

Fiscal con banca

Acusado por primera vez en 2016 por "Lilita" Carrió, Claudio Scapolan siempre pudo mantenerse a flote gracias a sus contactos. Como uno de los preferidos del ex poderoso fiscal general de San Isidro Julio Novo, Scapolan compartía con él la buena relación con el Frente Renovador de Sergio Massa.

A cargo de  de la UFI de Investigaciones Complejas de San Isidro, a Scapolan le tocó parte de la investigación de un sospechoso robo a la casa de Massa ocurrido en el año 2013. Fue en este caso que se enfrentó a su colega Carlos Washington Palacios, quien estaba a cargo del caso y habia denunciado irregularidades en el allanamiento a la casa del principal sospechoso. Scapolan fue tras Palacios y lo denunció por proteger a ese imputado.

Por ese entonces Carrió salió a apoyar a Palacios, denunció a su vez a Scapolan y apuntó a Massa. Pero el que fue desaforado fue Palacios.

Hoy los vientos parecen haber cambiado.

Scapolan está a un paso de ir preso por una acusación gravísima y su mentor, Julio Novo, espera que el Tribunal Oral Federal N° 3 de San Martín le ponga fecha al debate en el que se lo juzgará bajo la acusación de proteger a la banda de narcos detrás del doble crimen de Unicenter, ocurrido en julio del año 2008.

Tanto en ese juicio, como en la causa original, el querellante contra Novo es su antiguo subordinado, el fiscal Luis Angelini, encargado del caso Unicenter y primer denunciante del fiscal general, cuando éste aún era su jefe .

En cuanto al jury de Scapolan, más allá de las demoras propias de quien tiene "conexiones", hoy el proceso está trabado por una cuestión formal: la Corte Bonaerense aún no resolvió la excusación planteada por el Juez del Supremo Tribunal, Luis Genoud, que a su vez es el presidente del jury abierto contra el fiscal de San Isidro.

Según pudo reconstruir Clarin, el intríngulis judicial surge de una presentación de Scapolan ante el jurado de enjuiciamiento en septiembre de 2020. Por entonces dijo que las acusaciones en su contra eran una venganza derivada de su antiguo enfrentamiento con su colega Washington Palacios por el caso del robo a la casa de Massa.

Allanamientos en San Isidro por una causa que involucra al fiscal Scapolan y a varios policías bonaerenses.

Allanamientos en San Isidro por una causa que involucra al fiscal Scapolan y a varios policías bonaerenses.

Genoud asumió como presidente de la Corte Bonaerense el 19 de abril y el jury de Claudio Scapolan quedó en sus manos. Entonces el 6 de mayo decidió excusarse alegando ser amigo de Washington Palacios.

Y la cosa quedo allí. Esa excusación no se resolvió aún.

Aquella acusación de Carrió de 2016 logró llevar el expediente Scapolan hasta la etapa en la que el jurado de enjuiciamiento debe reunirse para decidir si admite la acusación contra el funcionario y abre el jury.

No es una etapa más.

Si el jurado admite la acusación, Scapolan -que sigue cobrando su sueldo al 100% y goza de una licencia que se le renueva cada 90 días- no tendrá la opción de renunciar voluntariamente a su cargo.

La ventaja de esta alternativa es que si renuncia, y luego en la causa penal lo absuelven, la ley lo habilita a concursar por otro cargo. Si lo echan, no.

Pero si decide renunciar y evitar este proceso -que arranca con una quita del 40% de sus ingresos- su destino inmediato es la cárcel, por la preventiva que le dictó la jueza Arroyo Salgado y que el durante 14 meses pudo esquivar pero no evitar. (Clarín)


1 comentario:

  1. Cada vez que un fiscal omite detener o investigar, uno piensa qué manejos oscuros habrá atrás...y esto es un indicio...

    ResponderEliminar

Si sos KAKA no entres a este espacio. No sos bienvenido.

Derecho de admisión... le dicen...

Ir abajo Ir arriba