martes, 3 de agosto de 2021

Morena Rial habló acerca de la violencia que Silvia D’Auro ejerció sobre ella: “Una mamá no es lo que ella fue conmigo” (con videos)

La hija de Jorge Rial recordó sin filtros y con duros detalles cómo fue su infancia y la de su hermana Rocío cuando estaban al cuidado de su madre adoptiva

Video con la nota completa

Este martes, Morena Rial volvió a dar detalles acerca del maltrato físico y psicológico que sufrió por parte de Silvia D’Auro, su madre adoptiva durante su niñez y adolescencia, cuando estaba casada con Jorge Rial.

Está todo mal con ella”, disparó Morena y dio un ejemplo de cómo están las cosas con su madre adoptiva. “Cuando nació Fran (su hijo) yo le escribí y nunca hubo una respuesta. Más allá de que me haya bardeado cuando quedé embarazada, después nunca me habló. Si nos adoptó fue para algo. La adulta debería ser ella y nunca lo fue”, arremetió en una entrevista con Los Ángeles de la Mañana (El Trece).

“Había puesto unas boludeces por Twitter cuando quedé embarazada. Dijo que no era abuela, una boludez así. Le habían puesto: ‘Te felicito, abuelita’”, agregó después. “Ahora que soy madre, la entiendo menos. Ella decidió borrarse en su momento y sabrá por qué. Nos dejó de muy chiquitas, de adolescentes. Pero ahora no me afecta”, agregó.Después, y a partir de una pregunta de Cinthia Fernández, panelista del ciclo, Morena se abrió a contar detalles de la violencia que D’Auro ejerció tanto hacia ella como a su hermana Rocío. “Hubo un momento de hechos de violencia con nosotras. Al final era con Rochi, le pegaba y le hacía sangrar la nariz. Una madre le puede pegar un chirlo a un hijo, pero no al nivel de hacerlo sangrar. No me parece nada normal. Ella hizo un montón de cosas. Lo de la bañadera fue verdad. Nos ponía cera para lastimarnos, para quemarnos. Para mí, porque no está bien de la cabeza”, dijo.

“Mi papá se iba a la mañana temprano y volvía a las 8 de la noche, no estaba casi nunca. Ella nos decía que si le decíamos a él lo que ella nos hacía, nos lo iba a volver a hacer. Teníamos miedo”, relató y describió cómo, de alguna manera, tanto ella como a su hermana les impedían pasar tiempo con su padre. “Teníamos una rutina. Nos levantábamos, íbamos al colegio temprano y volvíamos. Y tipo 8 ya nos hacía dormir. A veces ni siquiera veíamos a nuestro papá. Ella nos mandaba con la empleada a dormir”, aseguró Morena.

Si bien la joven admitió no recordar cuándo fue la primera vez que D’Auro le pegó, recordó un episodio violento ocurrido a sus 6 años: “Yo no quería tomar la leche y ella me cortó el pelo”, contó. Y agregó: “Desde que tengo uso de razón, ella fue así con nosotras. Por algo se sobresaltaba y nos pegaba, desde muy chicas”.Luego, ilustró con otro hecho de violencia psicológica. “Me acuerdo de cuando estaba Cuestión de Peso, a las 5 de la tarde, me sentaba frente a la tele y me decía: ‘Si seguís comiendo, vas a quedar así’”, contó Morena.

“Hoy, que soy madre, entiendo que esas cosas no hay que hacerlas y me da más bronca. Una mamá no es lo que ella fue conmigo. Podría hoy hablar con ella, pero perdonarla me parece imposible”, sentenció.

“Ella se había vuelto loca, le había robado todas las cuentas a mi papá. Un día, cuando le pegó a mi hermana la última vez, yo grabé todo, llevé todo a la defensoría de menores y nos dejaron con mi papá”, cerró. (Infobae)

Video programa completo...

12 comentarios:

  1. yo no puedo creer que una madre de un niño pequeño use ese largo de uñas!!!!
    esta piba no me cierra para nada!

    ResponderEliminar
  2. pero por favor!!! esta mina hace cualquier cosa para que le den una nota!!!
    Tiene cero credibilidad

    ResponderEliminar
  3. Es Mentirosa!! es basura igual que el Padre!!! hicieron de Silvia un trapo cualquiera!! y esta cachufleta se las da de gran madre y no cuida su hijo tiene personal para que lo haga. Aqui en Julia, vivimos en ese entonces cuando el padre hablaba mal de Silvia. cerra la jeta ahora.

    ResponderEliminar
  4. Qué complejo que tiene con su cara/cachetes/papada, que siempre se tapa con los pelos o la mano...
    Kaya.-

    PD: Besos, Jules!

    ResponderEliminar
  5. Ya cansa.... Los roles de VISTIMA no me copan.

    ResponderEliminar
  6. Lo único q se puede aconsejar es q nunca le contesten. Quiere un ida y vuelta. Nadie la va a llevar a sus programas porque el día q se le termine un contrato y no se lo renueven se transforma en la q muerde la mano. Lo hizo con su madre, con su padre, con su ex, con sus madrastras, con los padres de su ex, con sus amigovios y seguirá la lista. Nadie se fia de una chica q fue amaestrada por Rial. Cada aparición bardeando gente es una palada de tierra sobre ella misma.

    ResponderEliminar
  7. Ahora que el padre ESTÁ SIN LABURO busca GUITA DE LA MADRE.
    Todos la lastiman?
    El CHOFER contra la heladera…
    Las COMPAÑERAS de colegio…
    La PAREJA que denunció…
    Ahora la MADRE…
    Una PERICIA PSICOLÓGICA para ELLA la va a encerrar en un neuropsiquiátrico.
    Eva

    ResponderEliminar
  8. la reina de la vagancia no quiere laburar, solo sacarle guita a quien pueda, al forro de rial lo dejó seco, con la bomba tucumana no pudo, ahora va contra la ex madre a ver si le saca un poco de guita y sigue arrascándose la concha 24/7.

    ResponderEliminar
  9. Por una le creo. Mi padre adoptivo siempre fué cruel y violento conmigo, tomaba mucho, fué un narcisista, autoritario, machista y vulgar como él solo. Mi mamá fué quien verdaderamente quiso adoptarme pero lamen a ella solo le gustaban los nenes chiquitos y cuando crecí empecé a notar su rechazo hacia mis cuestiones normales de adolescente, se aliaba con él y lo justificaba. Desde que iba al jardín de infantes mi padre adoptivo me maltrataba (gritos, amenazas, insultos, golpes, humillaciones) y cuando me volví adolescente tanto él como ella tuvieron la excusa perfecta para echarme la culpa de todo. Cuando una psicóloga le dijo que él era parte del problema sacó a relucir su verdadero yo, y se peleó con ella. Si me hacia una trenza según él era para "hacerme la sexy", porque una compañera de trabajo de peinaba así. Esa mentalidad tenía. Y se volvió furioso y violento cuando se enteró que me habia peinado con una trenza para ir a la escuela. Una vez siendo mas grande tenía puesto un short y él se me acercó con actitud de baboso mirándome de arriba a abajo para elogiarme las piernas, justo cuando mi mamá no estaba en casa. Por eso y muchas cosas mas (como haberme dicho que era mamá quien de verdad me quería) llevo un trauma muy grande por culpa de ese viejo de mierda. Mi hermano biológico también sufrió maltrato de los padres adoptivos después que ellos por fin tuvieron a su hijo biológico, lo dejaron en un segundo plano y lo rechazaban.
    Hace quince años que vivo en el exterior y formé mi propia familia, quise para no ser desagradecida mantener el contacto con mis padres adoptivos aunque me llenaron de traumas, pero mi "padre" aún así se dió el lujo de faltarme el respeto estando embarazada y lo hizo frente a mi esposo y una amiga que no veía hace años cuando los fuimos a visitar. Lo peor es que en su iglesia lo ven como a un santo porque hace obras de caridad, pero caridad es lo último que tiene para con quienes supuestamente éramos su familia. Es lo que se dice un hipócrita. Hasta mi mamá, su cómplice durante mi adolescencia, hacia el final de sus días se quejaba conmigo de lo mal que él la trataba. Lamentablemente no todas las adopciones son satisfactorias porque la gente no es perfecta, algunos tienen mas defectos que otros. Solo Morena y Silvia D'Auro saben lo que pasó. La D'Auro con las burradas que dijo sobre los adoptados deja en claro que es una mujer muy bruta. Morena es vulgar seguramente para llamar la atención que jamás tuvo, pero la madre no tiene excusa. Rial se las llevó de trofeo pero no porque las quiera, las chicas deben saber un montón sobre sus andanzas y no querrá que abran la boca.

    ResponderEliminar
  10. Basicamente..el problema era que las mandaba a la escuela...

    ResponderEliminar

Si sos KAKA no entres a este espacio. No sos bienvenido.

Derecho de admisión... le dicen...

Ir abajo Ir arriba