domingo, 30 de mayo de 2021

ABSOLUTAMENTE REAL

 

https://gyazo.com/87bbce7ac48be4532a9734f2357d7982

3 comentarios:

  1. <Era un cuadro muy triste. Alguien con sensibilidad se solidarizó con el reclamo del prisionero y abrió la puerta de la jaula.

    »Al día siguiente, este hombre compasivo fue a observar los beneficios de

    su obra y se encontró con el loro en el mismo lugar que seguia exigiendo las

    condiciones de su felicidad: ¡libertad, libertad, libertad...!»

    Un ciervo majestuoso estuvo encerrado en el zoológico durante diez años. Constantemente daba vueltas alrededor de los barrotes. Un visitante se apiadó de él y abrió el cerrojo. El soberbio animal salió

    despacio y comenzó a repetir el giro exacto que había ejercitado en cautiverio.

    La jaula ya era interna.

    De la misma manera los peces de acuario dan vueltas circulares en el lago si los sacan de la pecera. La magia de la felicidad opera, en cambio, com vocación de mar. Es cielo despejado, elevación que abandona rutinas, trascendencia del pequeño ego recurrente.

    Las perlas abundan pero no flotan. Hay que internarse en las profundidades marinas para encontrarlas.

    ResponderEliminar
  2. Perdón, no salió completo, ahora sí.
    <Era un cuadro muy triste. Alguien con sensibilidad se solidarizó con el reclamo del prisionero y abrió la puerta de la jaula.

    »Al día siguiente, este hombre compasivo fue a observar los beneficios de

    su obra y se encontró con el loro en el mismo lugar que seguia exigiendo las

    condiciones de su felicidad: ¡libertad, libertad, libertad...!»

    Un ciervo majestuoso estuvo encerrado en el zoológico durante diez años. Constantemente daba vueltas alrededor de los barrotes. Un visitante se apiadó de él y abrió el cerrojo. El soberbio animal salió

    despacio y comenzó a repetir el giro exacto que había ejercitado en cautiverio.

    La jaula ya era interna.

    De la misma manera los peces de acuario dan vueltas circulares en el lago si los sacan de la pecera. La magia de la felicidad opera, en cambio, com vocación de mar. Es cielo despejado, elevación que abandona rutinas, trascendencia del pequeño ego recurrente.

    Las perlas abundan pero no flotan. Hay que internarse en las profundidades marinas para encontrarlas.

    ResponderEliminar
  3. Después de casada seguí siendo feminista, mucho prejuicio...

    ResponderEliminar

Si sos KAKA no entres a este espacio. No sos bienvenido.

Derecho de admisión... le dicen...

Ir abajo Ir arriba