lunes, 12 de abril de 2021

El naufragio del Capitán Conchita

 

Image from Gyazo
El tema del que no se puede dejar de hablar es el coronavirus, la llegada de la segunda ola, el ingreso de nuevas variantes, la compra de vacunas y el estrés del sistema sanitario, un combo que, sumado a la crisis económica, no encuentra salida elocuente.

Los expertos aseguran que hay que volver a fase 1, por lo menos por tres semanas. Resulta ser algo totalmente descabellado teniendo en cuenta la dificultad económica que atraviesa la Argentina y, cómo no, la mayor parte de la población.

Como ya se ha dicho, 42% de pobreza alcanzó el país a fines de 2020, 6 de cada 10 menores de 14 años no pueden cubrir las necesidades básicas y el 70% de los que piden una asistencia alimentaria tiene menos de 30 años.

Con estos números, ¿Qué le espera a la Argentina en 10 o 20 años? ¿Cuánto más será la población que salga a pedir comida? ¿Cómo se le pasó de largo a los oficialismos de turno de las últimas décadas?

La decadencia continúa in crescendo y, mientras tanto, la política se ocupa de cuestiones coyunturales sin dar con la tecla a la hora de “encender la economía”, tal como le gustaba mencionar al presidente Alberto Fernández en plena campaña electoral.

Es que, realmente, ¿el Gobierno sabe lo que está haciendo? ¿Es consciente de los problemas que realmente ocupan a la población? Parece que no, que todo es negocio y avanzada contra la Justicia y los medios de comunicación disidentes o independientes.

1 comentario:

Si sos KAKA no entres a este espacio. No sos bienvenido.

Derecho de admisión... le dicen...

Ir abajo Ir arriba