miércoles, 27 de enero de 2021

Si realmente existe la vergüenza ajena, créanme, YO LA SIENTO

Creo que ni buscando por el resto de los siglos hasta por debajo de las piedras nos toparíamos con un engendro como este.

¿Con qué cara se puede mirar al presidente de otro país, al encontrarse (¡y como visitante!), del que se ha hablado en estos términos? ¿Qué discurso de colaboración y hermandad, (a lo que el kirchnerismo desde su falsedad es tan afecto), se puede pronunciar después de esto?

Image from Gyazo Image from Gyazo

1 comentario:

  1. Aflojen con la envidia al gato porque alguno va a reventar ,la diseminación de odio que hace esta gente no tiene nombre

    ResponderEliminar

Si sos KAKA no entres a este espacio. No sos bienvenido.

Derecho de admisión... le dicen...

Ir abajo Ir arriba