sábado, 12 de diciembre de 2020

Los lectores de La Ventana dicen...

  1. No vi a ninguna de esos mamarrachos y esperpentos pedir con algún cartel por la nenita Abigail que lloraba porque tenía dolores insoportables por el cáncer ni las vi solidarizarse con la valiente Solange que siendo piel y huesos no pudo despedirse de su padre con lucidez y sentido común. Tampoco las vi marchar por la sobrina que fue pernada por el mono feudal Alperovich. Tampoco las vimos pedir por las jóvenes muertas en comisarías en el interior ni por las mujeres varadas en los pasos fronterizos de los feudos del medioevo peronista. Muchas de estas taradas, que son violentas y desagradables, tienen la cabeza limada y defienden sin ruborizarse a mujeres retrógradas como la comanche Milagro Sala que cagaba a palos a mujeres pobres que eran violadas por sus hijos o a Cristina que no se avergüenza de poseer y exhibir los peores defectos masculinos, siendo una oportunista que accedió al poder por ser esposa del mayor ladrón de la historia argentina, una tipa forrada en guita, que vive entre lujos asiáticos y que es una millonaria insensible con miles de pares de zapatos y con una fortuna mayor a la de la corrupta Imelda Marcos en Filipinas. Son las mismas minas que condenan a otras que llegan por mérito propio o en lo suyo son brillantes y sencillas como Merkel o como Pilar Rahola o no defienden a las de su género cuando son atacadas por el patriarcado K que es violento, misógino y miserable. Ellas solas ocultan los casos de las chicas de La Cámpora abusadas por sus kapangas, ni les importan las otras que son atacadas por pensar distinto como la científica Sandra Pitta y nunca se solidarizan con las periodistas mujeres defenestradas por sus medios adictos, y no condenan los métodos extorsivos de Rial para acostarse con actrices de cuarta, conductoras y vedetongas para obtener un revuelque o sacarles guita. Nunca las vi defender a las que critican a su reina con inteligencia y argumentos sólidos, desde Laura Di Marco a Viviana Canosa que son perseguidas por sus amos y sus mercenarios a sueldo. Pregunto ¿estás representan a las mujeres argentinas? ¿ese día ninguna laburó? ¿de qué viven? ¿hay obreras? ¿y la distancia social? ¿y la cuarentena? ¿así también son en el interior? ¿porque se arrogan representar al resto? ¿alguien las eligió?; mi mujer fue a trabajar y atendió a los chicos, la ayudó a la madre y volvió para estudiar porque está terminando una segunda carrera universitaria. También vino la chica que ayuda en casa que me comentó que sentía vergüenza de lo veía en el Congreso. Está claro que los K ganaron la batalla cultural, el populismo es peor que el eje del mal, y la usina de sus intelectuales le comieron la cabeza a gran parte de la clase media y la burguesía argentina. Ninguna de esas chicas es pobre, muchas son gente acomodada, que vive del Estado y milita por un cargo para vivir a costa de los que laburamos en la actividad privada. Son las mismas que tienen de aliado al celeste Grabois y el Papa rodeado de pedófilos, que está en contra de usar profilácticos o un DIU, o tomar pastillas anticonceptivas, o la del día después, o de dar educación sexual, y a su vez tienen en sus filas a la vieja Sarlo que abortaba como una perra que llevan a al veterinario, como si el aborto fuese un método anticonceptivo o su amada Cristina que cerró un pacto de impunidad con Irán que lapida a sus mujeres. Uno puede entender alguno de sus argumentos e incluso compartirlo, pero está claro que son unas boludas útiles, son las millennials imberbes -bueno no! ... ya que muchas tienen bigotes ni se depilan- no de Perón, sino de Cristina, las no imberbes que coparan la plaza para largar otra cortina de humo para el proyecto de la mafia. No era el momento para este tema. Es mentira que mueren miles de mujeres por abortos clandestinos.

  2. Culpa de la inseguridad ya murieron más de 59 mil personas en Argentina y muchas de ellas eran mujeres, como la enfermera de ayer. Pero a la casta política y a los tibios no les importa. La legalización del aborto es un negocio fenomenal para algunos y hay una utilización política indignante que les sirve para anotarse al menos un porotito para la militancia rentada tras cartón lleno gracias a las cagadas en ese bingo organizado por el Tío Cuarentena y su monstruoso Ginés que en este año no pegó una. Ves el funeral de Maradona o esta Vayaina Fest y está claro que no evolucionamos sino que involucionamos como sociedad y estos adefesios afectados de misandria no están orgullosas de ser mujeres porque en su frustración o envidia odian a las chicas lindas, no protegen a las que pelean solas o persiguen a las que no forman parte de su manada, el "vatayón" del tampón usado, el aluvión menstruante un corso a contramano que no conoce el jabón, fanáticas y fundamentalistas que escupen, defecan en un altar y mean en la calle, te tiran una toallita usada, y usan su fanatismo como excusa para desagradar, y son rebeldes way, nenitas de mamá, idiotas útiles y pobres marionetas del gobierno real, de ese poder en las sombras y oculto, que impone un nuevo orden mundial. No luchan por las madres abnegadas, ni las mujeres pobres, que no abortan y nunca lo harán, porque las honestas saben que sus hijos son su única riqueza y si son vagas se aprovechan que una prole numerosa es necesaria para vivir de planes, y ni siquiera en su chiquitaje mental, son libres o antisistema, por más que te vendan que son sororas o contestarias que luchan contra un modelo patriarcal y en el fondo son fascistas porque no respetan las posturas de los otros que no piensan como ellas ni cuestionan nada de lo que les imponen. La irrupción y el advenimiento del kirchnerismo es la mayor tragedia que sufrió este país en sus más de 200 años de sufrida historia y estas locas de atar, una armada Brancaleone en tetas, con olor a chivo y marihuana, son uno de los tantos ejércitos de avanzada que tienen estos inmorales para jodernos la vida.

  3. En la entrada: "¿Dónde está Dios? ¿Se escondió?

12 comentarios:

  1. Excelentes comentarios!!!Muy acertados...

    ResponderEliminar
  2. Lo más importante que perdió nuestra Argentina es la batalla cultural. Vergüenza total el espectáculo en el calle. Muy lejos de representar a la mujer argentina trabajadora, que la pelea diariamente por sostener a su fila como la enfermera asesinada cuando se dirigía a su trabajo hace pocos días. La Argentina perdió valores y eso no tiene vuelta atrás.

    ResponderEliminar
  3. De pie lo aplaudo. Este señor me representa a mí que soy mujer y mucho mas que esas "cosos" con pañuelo verde salidas de las mazmorras de Mordor.

    ResponderEliminar
  4. Bravo!!!!.... me encanto, excelentes palabras.

    ResponderEliminar
  5. Gracias gente y gracias Julia! solo puse lo que siento y sobre Solange realidad me faltó poner que no pudo despedirse de su papá pero con lucidez y sentido común demolió con su sentida carta la hipocresía de estas bestias inhumanas que nos gobiernan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a vos, Carlos.

      Tus escritos son siempre muy valiosos.

      Eliminar
  6. Impecable el post porque describe en detalle lo que pensamos todos al ver ese espectáculo dantesco de las pañuelos verdes. La verdad que es muy acertado aunque la radiografía no deja de ser muy triste.

    ResponderEliminar
  7. Alucinante! y gracias por compartir lo que pensamos también muchísimas mujeres que no vemos a los hombres como a unos enemigos como bien dijo esa diputada española de VOX, ni tampoco estamos de acuerdo con esa delirante metodología de lucha ni con esas consignas para imponernos la legalización del aborto aunque las que defendamos las dos vidas seamos siendo invisibles a los ojos de los medios. Somos millones las que pensamos así!

    ResponderEliminar

Si sos KAKA no entres a este espacio. No sos bienvenido.

Derecho de admisión... le dicen...

Ir abajo Ir arriba