viernes, 27 de noviembre de 2020

EL FANFA (con video)

 

Image from Gyazo

7 comentarios:

  1. Me partí en dos de risa al ver a este FORRO con la cabeza abierta después de haber estado media hora haciéndose el cocorito y provocando roña.
    Qué papel de sorete importante este pelotudo diplomado
    Ridículo es poco decir
    Flaco hiciste el papel del más pelotudo de todos los monos que fueron a la plaza

    ResponderEliminar
  2. Pero eran dos contra uno!!! Después de la indignación me dió un ataque de risa.Que se joda por BOLUDO!¡

    ResponderEliminar
  3. Jajajjajaja quería pelear ! Jajajaja me mueeeee !!!!

    ResponderEliminar
  4. La transmisión del velorio fue otra reafirmación del daño cultural que nos hicieron estos pasantes y malos aprendices de la cátedra de populismo que dictan desde Cuba y Venezuela con el manual que compraron los Kirchner durante la década ganada y la bendición del chanta del Vaticano, y es una muestra más de la crisis de valores y la subversión moral que impone todavía el amañado relato K por encima de cualquier aspecto de la sufrida realidad que nos toca sobrellevar. Al ver y escuchar a algunos dolientes culpar a Macri de la represión que ordenó Alberto en Plaza de Mayo y alrededores, o leer al tartamudo de Wado de Pedro instalando que Cambiemos que era responsable, es otro signo de atención que nos enseña que es imposible tratar o reinsertar en la sociedad a un gran sector de personas que ante las cámaras se presenta y está orgullosa de ser lumpen o marginal. Es la famosa batalla cultural que dieron y nos dejó una tierra arrasada para que nosotros habitemos con desforestados mentales que creen que tienen que ser bancados por el Estado y les enseñaron que tienen más derechos que uno que labura por su cuenta y estudió toda su vida. Y a esto hay que sumarle el papel lamentable de los medios de querer justificar todo achacándolo a una muestra de afecto espontáneo y desbordante hacia el ídolo muerto, circunstancia que muestra su patetismo y el oportunismo que los motiva en confundir al televidente con esa bajada de línea para que no piensen por ellos mismos. Pocos se fijaron en algo; y fue el miedo de nuestros gobernantes (el cocorita Alberto y la reina Cristina encerrados en un despacho custodiados por el ejército con armas largas) se desenmascaró que esa gavilla de malandras, si no es un acto rentado u organizado por los gordos de la CGT o los tontones de La Cámpora, con micros y choris gratis o con Fuerza Bruta y los actores de cuarta, le tiene mucho miedo a la plebe, a esa gentuza que dicen representar y defender y ver esas irrupciones violentas de la chusma entrando en la Casa Rosada, después de que le despejaran el camino a la bruja de Tolosa, fue presenciar una invasión bárbara, un malón descontrolado, algo parecido a cuando los vándalos saquearon Roma o los sansculotte tomaron la Bastilla, y ese hecho, nos da una idea de que los gobernantes viven en un universo paralelo, disociados de la realidad, están encerrados en una burbuja de irrealidad, y mientras se refugian en sus discursos vacíos, descafeinados, berretas, y los medios, sus alcahuetes y sus escribas nos inoculan su ideología, entendemos que el sistema es una frágil cáscara, porque ellos tienen que recurrir ante los que dicen odiar (polcía y ejército) porque le temen mucho a un alzamiento popular, y ayer se respiraba un olorcito a 2001, y el descontento no era solo no poder ver el cajón de Maradona, había en el aire algo más, hartazgo, resentimiento, cansancio, rabia contenida, signos de anarquía, y la casta política, sus ñoquis y sus crías lo saben, se viene un diciembre complicado y hay que largar toneladas de guita para contener a los pobres, y no por generosidad, porque en definitiva lo pagamos todos, sino para que no se pudra y los hambreados junto a la clase media prácticamente resignada y destruida los rajen del poder, porque el pueblo ya no les cree y los odia, incluso los que son delincuentes y los votan por el pacho y la coca, y fue lindo ver como los energúmenos lo puteaban a Alberto que quiso hacerse el líder con un megáfono ante el aluvión zoológico sabiéndose protegido desde las alturas, y quedó ante las cámaras como un triste tipo sin autoridad, que está ahí de prestado, y son los propios cabecitas negras los que saben que a esa masa desbordada nadie la puede manejar, aunque se vendan o los medios los instalen como los únicos intérpretes del sentimiento popular y a los demás como gorilas, ahora que no se pudieron apropiar del mito del Diego, su desnudez es mucho más visible.

    ResponderEliminar
  5. Seguro al pela ahora le salta que tiene 4 causas de violencia de género, es ñoqui K en alguna dependencia, no pasa cuota alimentaria, es sociólogo del Choricet y es un nene de mamá que banca al proyecto nacional y popular.

    ResponderEliminar
  6. Lo insólito del tipo es que incitaba a pelear a un camión hidrante.

    ResponderEliminar

Si sos KAKA no entres a este espacio. No sos bienvenido.

Derecho de admisión... le dicen...

Ir abajo Ir arriba