domingo, 29 de noviembre de 2020

Antes de morir, Maradona donó un hotel 5 estrellas en Cuba. Aún no se sabe a quién

 

Image from Gyazo

Antes de morir, el astro futbolístico Diego Armando Maradona decidió donar parte de su legado que asciende a u$s 100 millones. Entre su patrimonio figura un lujoso hotel de cinco estrellas en La Habana (Cuba) además de otras propiedades en Venezuela, Italia y China.

Aún no ha trascendido a quién será donado este hotel, pero las leyes argentinas estipulan que sus hijos tendrían igualmente derecho a una "porción legítima", de hasta dos tercios de su fortuna.

Entre sus herederos figuran sus dos hijas mayores fruto de la relación con su primera mujer, Claudia Villafañe, un tercer hijo de siete años de su relación con Verónica Ojeda, y dos primogénitos no reconocidos (* sí fueron reconocidos), uno de madre napolitana, y el otro de una relación fugaz en Buenos Aires. Su última pareja fue Rocío Oliva, 31 años menor que él.

Además del hotel en Cuba y otras propiedades en distintos países, Maradona atesoró un variado patrimonio que incluye varios coches de lujo como un Rolls Royce valorado en 300.000 euros o un a anillo de brillantes de 300.000 euros que recibió durante su estancia en 2018 en Bielorrusia.

La fortuna de Maradona: en bienes y billetes, mucho para repartir

A escasas horas de su fallecimiento, la situación económica del mejor jugador de fútbol de la historia comienza a ganar visibilidad dado el inminente escenario de sucesiones y herencias a repartir. La parte que corresponde a los hijos de Diego Maradona está fijada en las dos terceras partes de los bienes, pero esa división puede entrar en suspenso si el astro dejó donaciones establecidas.

Gianinna, Dalma, Diego Armando Maradona Sinagra, Jana y Diego Fernando Maradona Ojeda son, hasta el momento, los hijos legítimos que recibirían una parte del legado monetario de Diego. Pero aún resta esclarecer el status legal de Santiago Lara, en Argentina, y Joana, Lu y Javielito, en Cuba, que también podrían adquirir derechos sobre la herencia.

Ahora bien ¿cuánto dejó el astro? La fortuna del D10s del fútbol es difícil de estimar en tanto comprende bienes y propiedades dispersos tanto en Argentina como en distintos puntos del mundo. Por supuesto que, a tono con el estilo de Diego a lo largo de su vida como celebridad, no faltan las excentricidades.

Una muestra está en el vehículo militar anfibio Overcomer Hunta que recibió durante su experiencia en Bielorrusia. En 2018, el crack argentino fue nombrado presidente del FC Dínamo Brest y entre los regalos que se le entregaron se ubicó esa unidad de más de dos toneladas dotada con una hélice en la parte trasera para facilitar la navegación.

El precio del
Maradona desfila en el vehículo anfibio que recibió en Bielorrusia.

El precio del "tanque" en cuestión parte de los 70.000 dólares. También en ese país se le hizo entrega de un anillo de brillantes valuado en algo más de 300.000 euros. La joya en cuestión fue largamente exhibida por los medios locales toda vez que Maradona saltaba a la cancha como entrenador de Gimnasia y Esgrima de La Plata.

El vínculo de Diego con el FC Dínamo Brest incluía un contrato a tres años por el cual el Pelusa percibiría 20 millones de dólares.

A los bienes antes mencionados hay que añadirle dos autos de lujo que dejó en Dubai. El primero, un Rolls Royce Ghost de 300.000 euros, el segundo, un BMWi8 de 145.000, siempre en moneda europea. En Emiratos Árabes, por entrenar al Al Wasl, Maradona recibió 5 millones de dólares.

Por el lado inmobiliario, Diego era dueño del edificio de Segurola y La Habana, en Villa Devoto, citado en el recordado desafío del Diez a Julio César Toresani en 1995. Además se mantuvo como propietario de un departamento en el mismo barrio, una casa en Nordelta, otro inmueble en Puerto Madero y hasta de la casa en la que hoy viven Rocío Oliva -ex pareja- y su familia.

Fuera de la Argentina, y a través de terceros, mantenía bajo control un hotel en Cuba y percibía regalías por ponerle su nombre a escuelas de fútbol en China.

Por contratos, Diego obtuvo más de 1,5 millones de dólares entre 2018 y 2019 de parte de Konami, firma que incluyó su imagen en el videojuego PES 2017. En México, donde Maradona alcanzó dos subcampeonatos en la Liga de Ascenso MX (entre 2018 y 2019), el astro percibió algo más de 1,6 millones de dólares sólo en concepto de salario.

También en Bielorrusia, Diego recibió un anillo valuado en 300.000 euros.
También en Bielorrusia, Diego recibió un anillo valuado en 300.000 euros.

Dólares y contratos

Dado su rol como estrella del fútbol, además recibía de la FIFA cerca de 15.000 euros sólo por asistir a determinados partidos oficiales. Según constató iProfesional, sendas plataformas que miden la fortuna de las celebridades aseguran que la fortuna de Maradona al momento de su fallecimiento merodeaba los 75 millones de dólares.

Hay sitios más conservadores: es el caso de Celebrity Net Worth, que reducen el cálculo de patrimonio a sólo 500.000 dólares. Tan sólo los últimos contratos abrochados por el Diez tiran abajo el estimado anterior.

Hasta el último momento de su vida, y para beneplácito de su entorno, Diego funcionó como una auténtica máquina de facturar. Lo que sigue, ahora, es la segura batalla por repartir el resultado económico de un hombre que, perfecto dentro del campo de juego, lo ganó todo. (iProfesional)

17 comentarios:

  1. Qué raro, algún hijo cubano o lo garcó el abogado me imagino

    ResponderEliminar
  2. que come mierda que son los que escribieron el artículo xq siempre tienen que poner hijos de primera y de segunda ... son reconocidos y aunque no lo fueran si el los procreó son hijos

    ResponderEliminar
  3. Si vamos al caso el hijo mayor de Maradona es el Italiano,después vienen l0s otros hijos,la Claudia,fue la esposa y actualmente tiene marido y bien oculto,porque lo esconde? clarísimo por plata, todos quieren la fortuna de Maradona,una persona que nació con una estrella inexplicable e increíble.

    ResponderEliminar
  4. Yo no entiendo una cosa, si Claudia se separó hace 20 años y tiene marido desde la misma época, porqué en el velorio se hizo mostrar cómo la viuda a la que todos le tenían que rendir homenaje???
    O es que las hijas son muy pelotudas y no quisieron ponerse en el lugar que les corresponde y ser ellas las primeras a quien se debía saludar???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las hijas estaban muy mal, quebradas, se pusieron atras de las camaras y pidieron a los medios que no las filmara. Una contenia la otra y Claudia a las tres, incluida a Jana.

      Eliminar
  5. El periodismo carancho ,celoso y envidioso del dr Leopoldo Luque en marcha para destruirlo hdp!,es increíble como trabajan para sacar tajada hasta del último pedazo de carne muerta de Diego!

    ResponderEliminar
  6. Debería haber donado todo
    Así la mierda de la familia se moría de rabia

    ResponderEliminar
  7. Al endiosamiento de la figura de Maradona lo veo como la excusa perfecta para justificar nuestros defectos y virtudes como argentinos. Creamos un D10S a nuestra semejanza para culparlo y no asumir nuestros pecados. Por eso el tipo fue elevado al Olimpo que solo un argentino puede entender y venerar y como una divinidad o un Dios griego, se le perdonaba todo. Como los dioses griegos Maradona fue como esas divinidades que fueron creados por el hombre para explicar el mundo a su alrededor, en nuestro caso para entender la Argentina y actuaba como un instrumento de exploración, para proporcionar legitimidad y autoridad para los que lo usaron, y proporcionar entretenimiento a las masas. Podía tomar forma humana cuando largaba la pelota y frecuentemente intervenía escandalosamente en la historia argentina de los mortales que lo veneraban u odiaban. Tenían virtudes y defectos muy marcados. Estaba dotado de gran poder y de belleza en su juventud cuando gambeteaba rivales con sus piernas talladas y sus rulos rebeldes. Era considerado como un inmortal. Nadie pese a sus excesos pensó que se iba a ir tan prono. Tuvo descendencia, fue un héroe y monstruo mitológico al mismo tiempo. Un Prometeo argentino. Pero después de que cayó no lo pudimos encerrar en la isla de Creta para liberarnos de él. Diego era nuestro propio Minotauro. Fue un reflejo del ser argentino. En su laberinto existencial nos terminó devorando la cabeza. En esta religión posmoderna que es el fútbol, que es negocio para pocos y espectáculo de multitudes, un opio para las masas, él fue una especie de Cristo de la pelota y Fiorito fue una especie de Belén. Esa miseria que puede ser vista como un pesebre precario dentro del conurbano profundo, es una fotocopia de cualquier lugar pobre de Latinoamérica (favelas, villas miserias) o Italia (chabolas de Feos, Sucios y Malos), donde un niño que nace en las orillas y en la periferia de una gran ciudad, que oculta siempre a los olvidados, y viene a la tierra con todas las de perder, crece rodeado de pobreza, y de chiquito su único escape, es un sueño imposible, el de salir campeón del Mundo. Hasta los periodistas que le hacían notas en este entonces en blanco y negro, hoy en retrospectiva se parecen a los Reyes Magos, porque lo descubrieron en los 70 y lo filmaron haciendo jueguitos y lo anunciaron al mundo como un nuestro mesías.

    ResponderEliminar
  8. Maradona fue elegido espontáneamente por nuestro pueblo como nuestro único salvador, un pequeño rey de reyes, con unos padres venidos del interior, y fue un chico que derrotó solo a los que nos humillaron en Malvinas con su espíritu indómito de cambá correntino, llevó al triunfo a los napolitanos, vistos como unos bandidos, mojándole la oreja a la Europa rica, se enfrentó pero al final se doblegó ante la camorra, fue nuestro vengador contra Alemania, Brasil e Inglaterra, mostró que podíamos ser los mejores del mundo, por lo menos en algo, y siempre incomodó al statu-quo, desenmascaró a los vendidos como Pelé, fue amigo de Cantoná y Oliver Stone, un antisistema, un contra, un rebelde, no tenía pelos en la lengua, e hizo lo que muchos de su clase e incluso, muchos de nosotros no podemos hacer, jugar al fútbol como los dioses, ser el mejor en lo suyo, enamorar a un pueblo, conseguir su amor incondicional, tener legiones de fanáticos, vivir como una estrella de rock, codearse con famosos, acostarse con mujeres hermosas, que se le regalaban a su paso incluso cuando estaba gordo y feo, tratar de igual e igual a presidentes, papas y reyes, entretenernos. Y aunque sus apoyos ideológicos y su vida disipada, siempre pública y nunca privada, at the end, le pasaron factura, a lo último con sus opiniones políticas y sus gestos dejó mucho que desear, porque primero luchó contra el sistema y el orden establecido contra los romanos de nuestro tiempo, y hasta se peleó con periodistas, hasta les disparó, fue crucificado y traicionado por el Senedrín de la Fifa después de joderlos en Italia, porque nadie iba a tolerar que levantemos la copa en EEUU, después de que volvió en le 94 como Rocky, entrando solo para pelear contra Ivan Drago, y fue usado por todos los poderosos, menos Alfonsín, estuvo con todos, de Cavallo a Menem a Grondona, de Néstor a Lula, Maduro y Chávez, líderes de derecha e izquierda, religiosos y ateos, desde Fidel, Kadafi a los príncipes sauditas, se sacó fotos con Luismi o bandas como Queen u Oasis, y en estas dos décadas se volvió una caricatura de si mismo, y estos años daba lástima, gordo, deforme, sin poder casi hablar ni caminar, por más que te digan que Diego era difícil, se notaba que no tenía casi voluntad y lo manejaban más que al títere de Alberto. Dirigió en México para un cartel, a Mandiyú de Corrientes en el culo del mundo, a Racing que no ganaba nada, volvió a jugar en Newells y Boca, hizo que hordas de hinchas se asociaran de nuevo a Gimnasia. Inspiró cuentos, libros, miles de artículos, tapas de revistas, comics irreverentes y argentos como Cazador y el Dié, canciones, -la de Manu Chao la mejor- y documentales como el de Kusturica y hasta una porno con Ron Jeremy y la Cicciolina. Aclamado en Bielorrusia que es una dictadura, entró a Japón sin visa y en ojotas, volvió al Vaticano que una vez desprecio por sus techos de oro y gastó a su Papa arquero.

    ResponderEliminar
  9. Pero claro, antes fue tentando por la droga, contra la que hizo campaña, siendo un adicto, pero no aguantó como Jesús en el desierto, sucumbió a sus pulsiones más oscuras y eso lo hace más humano y argentino, era gracioso y cabrón, grasa e inteligente, amiguero, generoso, gastador, no le robó a nadie y vivió como quiso, era contradictorio pero nunca traicionó a la celeste y blanca, amó a las hijas con locura pero abandonó a media docena de pibes, le fue infiel a la jabru, que lo bancó en las peores, e incluso tuvo sus María Magdalenas, a sus Judas, sus discípulos, padres sufridos y devotos, entornos para el olvido, que se aprovechaban de él porque no podía estar solo pese a que no podía salir a la calle porque no lo dejaban tranquilo, y hasta se le erigió una Iglesia y un culto en Rosario, y muchas veces alejado de sus años de gloria, fracasó y resurgió de las cenizas como un ave fénix, y resucitó de entre los muertos, como cuando se salvó en Punta del Este con un cuarto de corazón funcionando y una barriga del tamaño de una piñata. No fue un revolucionario. Solo hizo la revolución en una cancha; una y mil veces. No fue un ejemplo de vida solo una inspiración para los postergados y los anónimos. Fue nuestro pasaporte para que viajemos tranquilos por otros países que ni saben dónde mierda está la Argentina. Como la frase de Lemmy de Motörhead "nació para perder y vivió para triunfar". Y nos dejó un par de de ocurrencias célebres. Y está claro que al querer aprovecharse de su muerte y con un velorio desastroso, a este gobierno se le escapó la tortuga. Como dijo Macron fue un bailarín con botines. Fue un artista con una zurda mágica que le dio pinceladas y caricias a la pelota que otros maltratan, como dijo su hermanito, Diego era un marciano, tuvo un talento inigualable en la cancha y unos huevos enormes y siempre se puso a los equipos al hombro en las malas, como la jugada con el tobillo infiltrado que se la dio al Cani, pero también fue el bidón de Branco. Sus parábolas se multiplicaron, como el milagro de los panes y los peces, gracias a que sus jugadas fueron televisadas en todos los confines del planeta y ahora son eternas. Siento que su muerte nos va a servir para liberarnos de este ícono maldito, por más que se transforme en leyenda y sin importar que fu un mito viviente. Diego descendió a los infiernos y ahora no sé si lo dejaron entrar en el cielo. Y si Dios está muerto como dijo Nietzche, su muerte o su sacrificio -para mi se dejó morir- nos hace libres de convertirnos a nosotros mismos en dioses. Es hora de traspasar el mito. Es tiempo de matar a nuestro Dios. Hay que dejarlo ir a ese demonio. Hay que dejarlo descansar en paz. Y todo sabemos que eso nunca va a ocurrir porque es el mito del eterno retorno. El entorno somos nosotros. Los que lo aman y lo odian. Es nuestro Sísifo y la piedra que arrastra solo es argentina. Y si les interesa, para mi, siendo un antimaradoniano, el mejor artículo que escribieron en estos años sobre él, lo hizo el escritor ingles Martin Amis, porque habla de él pero nos interpela más a nosotros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me mataste Diego!dijiste todoooo tal cual!!!

      Eliminar
    2. Es una metáfora de la Argentina ese post.

      Eliminar
    3. 22:46 y? metáfora o no,esta buenísimo,es así ,no le quites mérito,Julia debería hacer un post.

      Eliminar
    4. la verdad que está buenísimo y muchos de los que no lo queríamos o lo dejamos de bancar podemos hacer las paces y perdonarlo. QEPD Diego.

      Eliminar
  10. Entonces Rocío tendrá que devolver la casa? Digo,porque si Maradona no la puso a nombre de ella,ahora los herederos le van a sacar hasta el picaporteñ

    ResponderEliminar

Si sos KAKA no entres a este espacio. No sos bienvenido.

Derecho de admisión... le dicen...

Ir abajo Ir arriba