sábado, 29 de julio de 2017

Salvataje a De Vido: la Casa Rosada apunta contra los gobernadores del PJ

Los acusan de "no dar la batalla contra la corrupción" y prometen exponerlos en la campaña; el Gobierno hizo un informe sobre los mandatarios provinciales que estuvieron detrás de los votos a favor del ex ministro kirchnerista

El gobierno de Mauricio Macri identificó ayer a los gobernadores, en su mayoría del PJ, que les pidieron a sus diputados respaldar al diputado Julio De Vido y que rechazaron su remoción de la Cámara baja. El objetivo es exponerlos en la campaña electoral y acusarlos de no dar la batalla contra la corrupción y la impunidad.

En el balance, muchos de esos gobernadores están enfrentados con la Casa Rosada, pero otros tienen una relación política cordial con Macri. Sin embargo, mandaron a votar en forma "corporativa", según interpretaron altos funcionarios de la Casa Rosada.

Según pudo saber LA NACION, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, hicieron un rápido balance luego de la sesión de anteayer. En la campaña, Cambiemos marcará el contraste blanco sobre negro sobre el caso De Vido con miras a las PASO del 13 de agosto próximo.

Los bloques de Cambiemos y del Frente Renovador promovieron la expulsión del ex ministro por indignidad moral por estar imputado en 135 causas penales, pero no alcanzaron los dos tercios necesarios para removerlo.

Según el balance del Gobierno, el lote de gobernadores enfrentados con la Casa Rosada que respaldaron a De Vido son Juan Manzur (Tucumán), Carlos Verna (La Pampa), Alberto Rodríguez Saá (San Luis), Gildo Insfrán (Formosa) y Alicia Kirchner (Santa Cruz). Se trata de los más vinculados históricamente al kirchnerismo, excepto Rodríguez Saá, aliado reciente de Cristina Kirchner, y Verna, que nunca apoyó a Kirchner pero tiene una relación tensa con Macri.

Otro conjunto de mandatarios, que cultivan una relación política más cordial con la Casa Rosada, también hicieron valer su historia peronista y avalaron al ex ministro. El Gobierno esperaba un gesto de ellos, pero no llegó. Son Sergio Casas (La Rioja), Lucía Corpacci (Catamarca), Sergio Uñac (San Juan), Claudia Ledesma (Santiago del Estero) y Gustavo Bordet (Entre Ríos). La explicación que daban en la Casa Rosada es que recibieron muchas obras de De Vido durante la década kirchnerista.

Claudia Ledesma no es peronista, sino del Frente Cívico y Social. Pero su marido y ex gobernador Gerardo Zamora, ex radical, fue un kirchnerista duro, beneficiado por los recursos de De Vido.

Por otra parte, los gobernadores Rosana Bertone (Tierra del Fuego) y Alberto Weretilneck (Río Negro) no intervinieron porque no tienen diputados propios, según consignó la Casa Rosada.

En cambio, Juan Manuel Urtubey (Salta), Juan Schiaretti (Córdoba), Hugo Passalacqua (Misiones) y Mario Das Neves (Chubut), de origen peronista, mandaron a votar en favor de la remoción de De Vido. También lo hicieron Miguel Lifschitz (socialismo, Santa Fe) y Omar Gutiérrez (MPN, Neuquén). Por su parte, Domingo Peppo (Chaco) hizo faltar a un diputado propio, pero el resto de los legisladores chaqueños responden al ex gobernador y actual intendente de Resistencia Jorge Capitanich y respaldaron a De Vido.

"No nos sentimos traicionados, sabíamos que iba ser una elección difícil", dijo anoche el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, a LA NACION.

Como era obvio, los gobernadores de Cambiemos apoyaron la remoción de De Vido: María Eugenia Vidal (Buenos Aires), Horacio Rodríguez Larreta (ciudad de Buenos Aires), Gerardo Morales (Jujuy), Alfredo Cornejo (Mendoza) y Ricardo Colombi (Corrientes).

"Éste era un tema que no afectaba la gobernabilidad. Estamos en campaña y era un debate de índole moral y ética. Queda claro quién dará batalla contra la corrupción y quiénes no", dijeron a LA NACION cerca de Macri. El Gobierno aseguró que, más allá de la tensión, se continuarán las obras en las provincias y se seguirán discutiendo las reformas tributaria, fiscal y de coparticipación federal. De todas formas, los candidatos de Cambiemos expondrán el contraste sobre De Vido. Ayer lo hicieron los postulanes Luis Naidenoff en Formosa y José Cano en Tucumán. Esa línea se replicará en otras provincias.

En la Casa Rosada se preguntan de qué sirvió aumentar los recursos a las provincias si la respuesta en el Congreso es tan negativa. Entre enero y junio de 2015 (kirchnerismo) e igual lapso de 2017, San Juan recibió 79% más de recursos, San Luis 82%, Santa Cruz 60%, Catamarca 71%, Chaco 55%, Entre Ríos 68%, Formosa 70%, La Pampa 86%, La Rioja 68%, Santiago del Estero 68% y Tucumán 60%.

En tanto, Buenos Aires creció en 67%, Córdoba 92%, Corrientes 69%, Jujuy 63%, Mendoza 74%, Misiones 65%, Neuquén 86%, Río Negro 66%, Salta 75%, Santa Fe 88% y Tierra del Fuego 64%.




2 comentarios:

  1. Me mató Hector Recalde con su "Vamos a estar todos juntos para defender la impunidad"...Tan soberbios que se ca...en el pueblo y todavía se jactan.

    ResponderEliminar

AVISO: Perdí la paciencia...

Ir abajo Ir arriba