lunes, 28 de septiembre de 2020

DE MILITAR A MINISTRO / Berni: La oscura historia de un excarapintada (con video)

La desaparición de Facundo Castro ha puesto en la mira al ministro de "seguridad" de la Provincia de Buenos Aires. Su historia.

Image from Gyazo

Hay muchas cosas para decir acerca de Sergio Berni. Lo primero que se suele señalar de él es su carácter polifacético: médico cirujano, teniente, karateka, abogado, político. Podríamos decir que es un “hombre de acción”, uno de esos personajes que ponen las manos en el barro, que tiene un historial de llegar a operativos en su moto, en helicóptero, con fusil en mano, llamativo. Que se ha infiltrado en conflictos, ha negociado algunas veces, ha reprimido muchas tantas. Definitivamente un personaje de la política argentina del que hay mucho que contar.

Empecemos señalando su formación como médico cirujano y su posterior residencia en el Ejército Argentino, donde alcanzó el grado de teniente coronel. En el ejército comenzó su carrera como médico militar en el sur argentino, en el regimiento Rospentek. Ese regimiento fue parte de los levantamientos carapintadas que pedían el “cese de la persecución” a los milicos genocidas de la dictadura militar, y que impulsaron la sanción de las Leyes de Punto Final y Obediencia Debida. Hay evidencia filmográfica de Berni en uno de esos levantamientos de 1987.

Así las cosas, en 1989 comenzó su acercamiento al kirchnerismo, en ese entonces Néstor era intendente de Río Gallegos, y ya para 1991 Berni fue asignado director del Hospital Veintiocho de Noviembre en la Provincia de Santa Cruz. Es así que, utilizando como justificativo su profesión como médico, se infiltró en la huelga de 1994 de los mineros de Río Turbio.

Reclamando por sueldos adeudados, aumento salarial y condiciones de trabajo entre su pliego de reivindicaciones, los mineros de Río Turbio iniciaron una huelga a pocos meses de haber sido entregado el yacimiento al empresario Sergio Taselli. En una huelga que duró 15 días y que conmovió toda la provincia, los mineros se adentraron a 500 metros de profundidad en el socavón. Se ganaron un enorme apoyo de la población y la huelga forzó a que los mismos que habían entregado el yacimiento a Taselli (caso de Néstor Kirchner), en un intento de contenerla, se metieran al socavón y se pusieran el casco minero.

Berni fue uno de los que entraron al socavón, pero su tarea era distinta. Bien es sabido que el Estado encuentra una y mil maneras en sus intentos de desmantelar las protestas que surgen desde los trabajadores. La represión más abierta y cruda es lo que se nos viene primero a la cabeza, y Berni mostrará su aptitud en ese terreno años más tarde, pero para 1994 su tarea fue otra: la de servicio de inteligencia en el conflicto de los mineros.


Video

Se había ofrecido como voluntario a médico en la mina, les hacía chequeos y les indicaba distintos regímenes para cuidar su salud. Sin embargo, conforme pasaban los días, en la mina se empezaba a notar un comportamiento extraño por parte del doctor Berni: se iba de a ratos, hablaba mucho por teléfono (hasta en otros idiomas) y hacía preguntas que extrañaban a los trabajadores. Fue entonces que consultando con organizaciones de derechos humanos, particularmente con las Madres de Plaza de Mayo, los trabajadores descubrieron su papel como servicio de inteligencia. Pasaba información sobre los planes que tenían los mineros o sus ideologías políticas al gobierno provincial, el mismo que tan solidario se mostraba con la causa minera. Los trabajadores le pidieron a Berni que se fuera de la mina y ahí terminó su intervención como buchón en el conflicto minero.

Pero su carrera política recién estaba empezando.

Vayamos al año 2003. Néstor ganó la presidencia y una gran parte de las personas cercanas a su gobierno se trasladaron a Buenos Aires, Sergio Berni fue uno de ellos. En el Ministerio de Desarrollo Social (bajo Alicia Kirchner en ese entonces), Berni se desempeñaría como Director de Asistencia Crítica y Abordaje Territorial y más adelante haría de Viceministro y Secretario de Gestión y Articulación en la misma cartera. Es en ese trayecto que comenzaría a desarrollar un perfil de negociador entre el gobierno y los movimientos piqueteros. Durante esos años fue parte de la llamada “Armada Brancaleone”, que era un rejunte de varios funcionarios cuya tarea consistía en servir de intermediarios con los movimientos de desocupados con el objetivo de frenar los piquetes. Es decir, desarticular el movimiento a partir de la cooptación de los sectores más dialoguistas y el aislamiento de los que caracterizaban como núcleos más duros.

Con los años, protagonizó muchos operativos y se fue haciendo fama. Para mencionar algunos conocidos, en diciembre del 2010 hizo de “interlocutor” por parte del gobierno nacional en el conflicto por la ocupación del Parque Indoamericano, donde más de mil familias ocuparon el predio en reclamo de vivienda digna. Además, dirigió el plan de acción de la gendarmería en el conflicto. Pasó 3 días y 3 noches en Villa Lugano, asegurando el desalojo de cada uno de los manifestantes, un hombre de acción que está en el terreno. La represión brutal se cobró la vida de 3 personas a manos de las fuerzas represivas.


Image from Gyazo
Cuando asumió como Secretario de Seguridad de la Nación en 2012, una de las primeras iniciativas que llevó adelante fue el Operativo Centinela, que significó un despliegue de 6.000 efectivos de la Gendarmería Nacional junto a una inversión de 150 millones de pesos a la fuerza. Ese mismo año fue responsable de las detenciones en Campo de Mayo, donde detuvieron a manifestantes que habían estado cortando la Panamericana. Se los llevaron y detuvieron ilegalmente en el predio que durante la dictadura militar había funcionado como centro clandestino de detención. Era 30 de agosto, Día Internacional del Detenido Desaparecido.

Como si fuera poco, su historial sigue. En el año 2014 suceden los conflictos de Gestamp y Lear. Los trabajadores de Gestamp llevaron adelante una valerosa acción en contra de la patronal, del SMATA que hizo de cómplice y el gobierno nacional que tenía una política de ajuste, se subieron al puente grúa y paralizaron gran parte de la industria automotriz del país. La respuesta represiva no se hizo esperar, hubo intentos de desalojo y militarización de la fábrica, rodeada de camiones hidrantes, policía montada y, no podían faltar, efectivos de Gendarmería enviados por Sergio Berni para asistir a la policía bonaerense. Para defender la propiedad privada los sabuesos siempre están.


Image from Gyazo

En el conflicto de Lear, la intervención por parte de la fuerza represiva fue escandalosa. Resulta que Sergio Berni de ser servicio en 1994 en el conflicto minero para 2014 pasó a ser el que designa los topos en los conflictos obreros. Así fue en el caso de Roberto Galeano, un militar retirado, que estaba de civil y trataba de integrarse a los manifestantes durante el conflicto. La polémica surgió cuando durante una caravana de autos que se estaba realizando en la Autopista Panamericana el “gendarme carancho” (Torales) se abalanzó sobre un auto que iba a 5km por hora y fingió ser atropellado para justificar la represión. Galeano, vestido de civil, dio las órdenes de que detuvieran al conductor del vehículo.


Image from Gyazo

Se armó revuelo, los manifestantes denunciaron a Galeano como infiltrado, que iba y venía entre los manifestantes y la gendarmería, marcando a algunos para el momento de las detenciones. Luego se descubriría que era un especialista en tareas de inteligencia y supervisor del operativo de seguridad. Respondía a Sergio Berni, que decidió desvincularlo del ministerio para tratar de aplacar la polémica que surgía tras un video altamente difundido donde a claras luces se veía el accionar policial, desde el teatro de Torales abalanzándose sobre el auto, hasta Galeano vociferando “bajalo a palazos”.

Actualmente, Sergio Berni es el Ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires. Antes del COVID-19 y a poco tiempo de haber asumido el cargo, Berni defendió el uso de las pistolas táser y declaró que “Chocobar no es un asesino”. No sorprende a nadie, ya vimos su historial. Unos meses después y cuando se empezaba a esparcir el virus en los zonas más carenciadas del conurbano, el cercamiento a Villa Azul, donde se llevó primero a la policía bonaerense y a la gendarmería, antes que al personal de salud, fue una muestra clara de cómo se pretende “cuidar” a la población. Hay que escuchar a Berni, él mismo lo dice “Me defino de derecha, otros políticos no se animan a decirlo”.

En los últimos días, ha trascendido el caso de Facundo Castro, un pibe de 22 años que camino a Bahía Blanca fue detenido por la policía bonaerense a cargo de Berni. Desde ese fatídico 30 de abril no se sabe nada de él. La familia exige aparición con vida de Facundo y han llevado adelante una campaña que ha hecho eco en gran parte de la sociedad que ya está harta del gatillo fácil y la violencia policial. Hace pocos días se ha separado a la bonaerense del caso. Los policías que detuvieron a Facundo tienen versiones contradictorias del hecho, han amenazado al abogado de la familia de Facundo y han entorpecido la investigación sembrando pistas falsas.

Aunque haya fotos de Facundo esposado junto a un patrullero, aunque todos los testimonios apunten hacia la policía bonaerense como responsable de desaparición forzada, para Sergio Berni “no hay ningún elemento de juicio objetivo que inculpe un accionar indebido de la policía”. Claro que para él no lo habría, si ya vimos el historial que carga encima. (Izquierda Web)






10 comentarios:

  1. Resumiendo, es un buchón peligroso de alto vuelo y voltaje, sabe mucho sobre la kriminal, por eso siempre está firme acomodado en algún puestito.
    https://pbs.twimg.com/media/Ei99FT9WsAkuwOK?format=jpg&name=small

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaaaaaaaaaaaaaaaa

      El aviso en LV es bien claro. KAKAS abstenerse de entrar a este espacio.

      Eliminar
  3. A mi no, 12:46. Asocio a Berni con el asesinato de Nisman, CFK lo mandó a ensuciar la escena del crimen, y hay registros de las decenas de llamadas entre ambos ese día

    ResponderEliminar
  4. LA FORMULA PROXIMA SERGIO BERNI PATRICIA BULLRICH .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿¿¿Berni????? ¿¿El esbirro de la jefa de la banda????
      Ya despertaron de la larga siesta del finde y de la resaca?????

      Eliminar
  5. Como todo ministro en nuestro pais, un inutil no idoneo para el cargo.

    ResponderEliminar
  6. Que custodia tiene Macri!parece que quisieron atentar en su contra! Ni se les ocurra!

    ResponderEliminar
  7. La Ley para el Personal Militar permite que un miembro de las FF.AA. en actividad pueda estar destinado a funciones encomendadas por el Poder Ejecutivo Nacional ajenas a lo militar por un máximo de dos años...¿Cuántos años estuvo cumpliendo este hombre cargos politicos y siguiendo en actividad? ¿15, 20? Y encima pretendía que lo ascendieran a Coronel el muy chanta...

    ResponderEliminar

Si sos KAKA no entres a este espacio. No sos bienvenido.

Derecho de admisión... le dicen...

Ir abajo Ir arriba