viernes, 24 de julio de 2020

DANILO FERRAZ: "NO LE ENCUENTRO SENTIDO... FUI DESPLAZADO"

No me queda claro... ¿Pagó todo pero igual lo "EXPROPIARON"?
Image from Gyazo
Luego de una confusa situación que se dio en el emblemático restaurante “1893” donde sus empleados tomaron el local que luego de más de 25 años perteneció al reconocido Chef Danilo Ferraz, el maestro pizzero pidió la palabra y explica cada punto sorprendido por la actitud de parte de su personal que dentro del espacio abrió una cooperativa en medio de la pandemia.
“Hola soy Danilo Ferraz, cocinero.
Hace 26 años empecé mi carrera gastronómica en la esquina de Canning y Loyola registrando la marca “1893 pizza y pasta” al que siguieron varios emprendimientos gastronómicos, consultorías, caterings, ferias, etc.
En la crisis del 2001 me fui a vivir a Europa, pero la firma que explotaba esa marca, continuó haciéndolo con mi aval, manteniendo la misma excelencia de siempre y construyendo el prestigio que -hasta hoy- sostiene.
Algunos años después volví al país y volví a ser la “cara” y, en alguna medida, el chef de 1893.
Con la llegada de la actual crisis del COVID19, naturalmente, el local comercial permaneció cerrado algunos días -tal como marcaba la normativa-.
Con la habilitación de realizar “delivery”, 1893 volvió a “abrir sus puertas al público”, bajo esa modalidad.
El día 13 de mayo del 2020, esto es, menos de 60 días después de decretada la Cuarentena Obligatoria por la Pandemia Global y menos de 1 mes después de habilitados los “deliverys”, los empleados del comercio decidieron aprovecharse del caos, para su provecho, exaltando esos enunciados que tan bien resuenan en abstracto.
Pues bien, ejerciendo mi derecho a réplica, me veo en la obligación (siendo que ellos se encargaron de difundir “su versión” en cuanto medio y portal tuvieron al alcance), de precisar algunas consideraciones.
Así, y en defensa de quien explotó por todos estos años mi marca y del prestigio que con ella construí, debo resaltar:
a) Que ningún empleado dejó de percibir su sueldo.
b) Que ningún empleado realizó reclamo alguno a su empleador.
c) Que todos los empleados recibieron su salario, a la vez que los ATP otorgados por el Gobierno Nacional.
d) Que todos los empleados reconocieron frente a escribano las condiciones de sus relaciones laborales, las que coincidían con las registradas en los Organismos correspondientes.
e) Que los empleados tomaron por la fuerza tanto el local comercial, como mi vivienda personal, en clara violación de los derechos de los damnificados.
f) Que aquello que los empleados dieron en llamar la “recuperación” del local, en realidad nunca existió, por cuanto nunca tuvieron nada que “recuperar”, por nunca haber perdido nada.
g) Que por motivos a los que aún no le encuentro sentido, fui “desplazado” , y sin previo aviso, de la capacidad de control sobre los procesos de elaboración, comercialización y explotación de la que fuera MI MARCA REGISTGRADA.
h) Que simultáneamente a la toma del local comercial, aquellos empleados agrupados en cooperativa, tomaron posesión por la fuerza de mi domicilio particular, haciéndose no sólo con el inmueble, sino con la totalidad de mis pertenencias personales, situación que también debió ser abordada judicialmente.
i) Que desde la fecha en la que se realizó “la toma” del local referido, fueron los empleados -constituidos en asamblea cooperativa- quienes permanecieron atrincherados dentro del local, explotando sin autorización (y en franca violación de cuanta medida de higiene y seguridad pudieron) lo que pasara allí dentro.
Puesto el asunto en manos de la justicia (Expte. MPF00465160, Fiscalía PCyF nº5), finalmente se arribó a un acuerdo a partir del cual el local emplazado en la esquina de la Avenida Scalabrini Ortiz y Loyola de esta ciudad, con el nombre “1893 pizza y pasta”, será explotado exclusivamente bajo la dirección y responsabilidad de “LA COOPERATIVA DE TRABAJO 1893, cooperativa en formación”.
Dicho eso, y sin realizar ningún juicio de valor sobre las actitudes asumidas por las partes, reconociendo incluso las dificultades que la situación de aislamiento significaron para todos los intervinientes, sólo me resta dejar expresamente aclarado que ya NO soy responsable de su producto, ni de la marca, ni de cualquier otra circunstancia que tenga relación con la explotación gastronómica en cuestión. (3 Copas)
Danilo Ferraz”


5 comentarios:

  1. Que locura es esto, pobre hombre, le usurpan su propiedad y nadie lo defiende.

    ResponderEliminar
  2. En el negocio van a durar poco. Calculo que un mes o dos. En tu casa, la cosa se complica. Suerte.

    ResponderEliminar
  3. https://www.infobae.com/politica/2020/07/25/mario-ishii-yo-los-tengo-que-cubrir-cuando-estan-vendiendo-falopa-con-las-ambulancias/


    JULIA!!!!! Leé éso, por favor.
    Kaya.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Kaya!!

      Lo vi ayer pero en el fárrago de la información me quedó colgado.

      En un rato lo subo.

      Besote!

      Eliminar
  4. esto es lo que se proponen un dia te vas a ir a trabajar y al volver a tu casa por que cuando te fuiste no quedó nadie la vas encontrar ocupada por un planero
    puesto por algún puntero como lo que dijo gravois el amigo del sotanudo el que tenga 2 casa o terrenos le debe dar uno al que no tenga es decir a un vago.-

    ResponderEliminar

Si sos KAKA no entres a este espacio. No sos bienvenido.

Derecho de admisión... le dicen...

...

Ir abajo Ir arriba