martes, 9 de junio de 2020

Los lectores de La Ventana dicen...

No corresponde a este post... Pero Julia, la razón por la que fueron todos los ñatos estos que fueron al sur este finde es realmente estratégica: los nuevos oligarcas son los políticos, con desmesurados sueldos, coimas, platita en negro, contactos, tráfico de influencias, información, privilegios y otras yerbas (y yerbitas, sino preguntar al gnomo Kichi). Asimismo, ellos no abonan el impuesto al dólar turista y seguramente están exceptuados del tope de u$s200. Ergo, disponen de dólares, suculentos y crocantes dólares. Y todos sabemos que ahora el que tiene dólares es el que la tiene más larga. Entonces, abracadabra: los tipines se fugaron al sur a comprar tierras. Los dólares intensos, el momento de relax, el encierro atontador, los negocios espurios que gravitan por debajo y ya no tanto porque si algo hay que reconocerles a estos mafiosos, es que avisan... Y el que avisa no traiciona. Avisaron que venían por todo... Y eso incluye lo más destacable de mi Argentina, que es el suelo. Y no cualquier suelo, sino el del sur, rebosante de agua y verdor, con latifundios magníficos y más que deseados.
Los wífaros estos se fugaron al sur aprovechando el aturdimiento y sopor ciudadano y el hecho de que pronto Argentina queda sin nada más para rapiñar. Se escaparon como las ratas que son a comprar tierras sureñas. Ese era el comentario y el cuchicheo que ya no se ocultó por aquellos lares, ahora con nuevos dueños, los nuevos oligarcas. Se les facilitó todo.
Estoy realmente asqueado. Hasta escribir esto me provocó náuseas. Gracias LV.


(En la entrada: TODOS CHORROS: "Acá el abuelito de Santiago..."



1 comentario:

  1. No es de extrañar, amarían pertenecer a la sociedad rural. Todos, compran campos.

    ResponderEliminar

Si sos KAKA no entres a este espacio. No sos bienvenido.

Derecho de admisión... le dicen...

Ir abajo Ir arriba