domingo, 17 de mayo de 2020

Por "los riesgos institucionales" Macri se siente reivindicado

Recluido, el expresidente piensa que la avanzada kirchnerista le dio la razón 

"No habla porque no queremos que lo usen de punching ball . Vamos a esperar un poquito más, pero confíen, Mauricio está". Sin dudar, y con sonrisa incluida, Patricia Bullrich le respondía a Claudia, una atribulada voluntaria de Pro bonaerense que el jueves, en medio de una reunión virtual, pedía que Mauricio Macri "saliera a defendernos" de los ataques del kirchnerismo.

La presidenta de Pro sabía de lo que hablaba. Interlocutora diaria vía WhatsApp del expresidente, Bullrich es una de los dirigentes y exfuncionarios macristas que en la última semana percibieron a un Macri "liberado" y "mucho más cerca de lo que siempre pensó", atento a defender "las instituciones y la libertad". Pero decidido a no volver por un tiempo a hacer declaraciones ni apariciones, más allá de las críticas del Gobierno, que esta semana apuntaron no solo a él, sino también a otras figuras del espacio opositor, como Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal.

Las embestidas opositoras contra el DNU que otorgó "superpoderes" al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y la decisión de la Oficina Anticorrupción de retirarse de las querellas contra Cristina Kirchner tuvieron su sello, y "reivindicaron" su insistencia en "cuidar las instituciones" y "no pegarse" a decisiones y medidas del gobierno de Alberto Fernández en medio de la pandemia, estrategia que sí apoya el sector "dialoguista" de Pro.

"Esa es su agenda. Ya lo alertaba en la campaña, cuando hablaba sobre el peligro de volver al pasado, de no complicar la economía ni perder nuestras libertades", afirma uno de los integrantes del reducido grupo de colaboradores de Macri desde que dejó la Casa Rosada, y que a la distancia lo sigue asistiendo en la cuarentena, que cumple en la quinta familiar Los Abrojos.

En silencio, pero activo

Macri se mantuvo estos días en silencio, aunque dio algunas pistas de su pensamiento. En el primer aniversario de la violenta muerte del diputado radical riojano Héctor Olivares, le envió una carta de condolencias al senador Julio Martínez, que transparentaba su opinión sobre la coyuntura sanitaria, política y económica.

"En estos momentos de miedo e incertidumbre respecto de las consecuencias que traerá lo que estamos viviendo, más que nunca tenemos que honrar el ejemplo de Héctor y cuidar nuestras libertades. Hoy más que nunca tenemos que defender las instituciones y nuestras libertades tal como él lo hubiese hecho", escribió Macri en la carta, leída el martes en el homenaje virtual al diputado asesinado en plena calle, frente al Congreso.

Atento y "en contacto permanente" con dirigentes de su espacio, "como Patricia y [Miguel] Pichetto", gobernadores radicales, exfuncionarios que también prefieren el silencio, como Marcos Peña y otros miembros del conglomerado opositor, Macri dejó trascender que "comprende" y "acompaña" a Rodríguez Larreta, quien mientras pelea contra el coronavirus comenzó a recibir críticas del kirchnerismo. "Horacio hizo la del manual, pegarse a Fernández, que tenía 70% de imagen positiva. Y Mauricio hoy puede medir menos, pero cuando la economía empiece a fallar el haberse quedado en silencio lo va a hacer subir y bajar a otros", comentó un leal al expresidente. A Vidal le mandó un WhatsApp para expresarle su "solidaridad", luego de que el propio Alberto Fernández y varios ministros la atacaran por su política de salud.

El exjefe de Gabinete, en tanto, está tan cerca del expresidente como siempre, aseguran quienes los conocen, pero "en una etapa de revisión, de autocrítica", lejos del protagonismo diario que supo tener durante más de una década en la mesa chica del poder macrista.

Atento a los movimientos de Larreta, y a modo de respuesta a otros "dialoguistas" que, como Emilio Monzó, lo dan por retirado, Macri también se hace tiempo para contener a las segundas líneas. Al rabino y exministro de Ambiente Sergio Bergman lo felicitó vía WhatsApp por haber sido elegido presidente de la Unión Mundial del Judaísmo Progresista. Con otros dirigentes intercambia mensajes, los consulta y hasta les pide material sobre distintos temas. "Te acercás y te da una tarea", ironizó un exfuncionario.

Mientras prepara "nuevos proyectos" que mantiene en secreto y espera a que se levante la "cuarentena política" para mostrarse en reuniones o, al menos, en fotos, Macri avala la gestión de Bullrich al frente de Pro, con miras a las próximas citas electorales. "El objetivo es ganarle al perokirchnerismo en 2021, y avanzar hacia 2023", dijo Bullrich en el zoom con voluntarios, dejando en claro que la "línea dura", que tiene a Macri como referente, se prepara para dar batallas simultáneas, dentro y fuera del espacio opositor.


Por: Jaime Rosemberg

La Nación



3 comentarios:

  1. QUIERO SABER...NECESITAMOS SABER...Que conversación tuvo ck con MACRI...en la oportunidad que esta mujer lo visitó en Olivos apenas antes de que él asumiera.¿ Se acuerdan???Hubo muchos trascendidos ...
    '

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. 12:29 ¿Qué te pasa kakerto? ¿Se te desactivó la única neurona casi sana que te quedaba?

    ResponderEliminar

Si sos KAKA no entres a este espacio. No sos bienvenido.

Derecho de admisión... le dicen...

Ir abajo Ir arriba