martes, 5 de mayo de 2020

Las promesas del guitarrero se las llevó el viento

 Muchos ya no lo recuerdan

7 comentarios:

  1. CARTA AL CONGRESO:Nos dirijimos a Uds. en nombre de un importantísimo número de jubilados aportantes, perjudicados por la suspensión del art. 32 de la Ley N° 24241, a partir del dictado de la ley de emergencia social y económica y habida cuenta que en nombre de dicha “emergencia” el Decreto P.E.N. 163/20 ya priorizó indebidamente a prestaciones sin aportes, perjudicando a los jubilados que hemos cumplido con todos los recaudos legales para acceder al beneficio.

    De 6,9 millones de jubilaciones y pensiones que paga la ANSeS; la gestión que hoy es oficialismo (en su anterior gobierno) otorgó 3,6 millones con "moratorias". Las jubilaciones mínimas equivalen al 65% del padrón: 7 de cada 10 jubilados que perciben la jubilación mínima la obtuvieron con moratorias.

    La inobservancia de lo resuelto por la Corte Suprema de Justicia de la Nación en la causa "Badaro, Adolfo Valentín" (2007), acarrea la trágica consecuencia de que los pobres (es decir, los jubilados que aportaron al sistema contributivo) financian a los pobres que no contribuyeron a su sostenimiento (los excluidos, los desempleados, los indigentes, las víctimas de la destrucción sistemática de la "cultura del trabajo"). Esta "injusticia social" contra los trabajadores aportantes es lo que pretendió evitar el artículo 187 de la ley 24.241, al imputar a rentas generales los pagos de las prestaciones "no contributivas".

    Se nos ha impuesto una mal entendida “solidaridad” para expoliar nuestros legítimos haberes, en favor de beneficios prebendarios, como método de política clientelista y con el único fin de mantener votantes cautivos.

    Disponer de los fondos aportados -y de los que en la actualidad aportan los trabajadores activos- a voluntad y sin ningún control, pudiendo haber sido utilizados para actualizar los haberes que por aportes genuinos nos corresponden, pone en evidencia una hipócrita sensibilidad, rayana en una sinrazón e injusticia manifiesta del gobierno, al repartir por vía de redistribución, discrecionales mejoras salariales.

    Ahora se viene un nuevo decretazo, para achatar la pirámide jubilatoria. El gobierno “tira en la misma bolsa” a los que aportaron con los que no aportaron, para elevar los beneficios de estos últimos, en línea con su idea abolicionista de la meritocracia.

    Lamentablemente la vida de nuestros Adultos Mayores se va terminando, NO TENEMOS TIEMPO, y el paso inexorable del mismo se lleva a muchos de los nuestros sin haber podido ser respetados en sus DERECHOS HUMANOS por las Autoridades de nuestro País.

    Nos sentimos abandonados, menospreciados y en zona de altísimo riesgo de supervivencia y es por ello que les solicitamos su intervención para recuperar un índice de movilidad que se corresponda con nuestras cotizaciones de actividad, de conformidad con un sistema de reparto contributivo, hoy desnaturalizado por una gestión empobrecedoramente populista. Por favor, traten este tema para que sea el Congreso quien ponga en agenda la elaboración de un nuevo índice de actualización para quienes APORTAMOS.

    Muchísimas gracias.

    AYER APORTAMOS - HOY RECLAMAMOS - MAÑANA VOTAMOS

    ResponderEliminar
  2. LA RESPONSABLE DE TODO ES LA YEGÜA DEL BURDEL, esta atorranta le dió jubilación a miles de personas que no habían aportado no culpemos a los humildes, les dieron a muchas vagas que jamás aportaron, y yo se que Macri quería que los aumentos a los que aportaron sean mayores, vagas de mierda jamás trabajaron !!!!!eso colapsó el sistema de Jubilación.
    ESA ES LA CULPABLE!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Si vemos la última entrevista que Alberto Fernández le dio a Fontevecchia todo queda claro.
    Dijo: los jubilados viven hasta los 85 años o más porqué los médicos les extienden la vida, causando un perjuicio muy grave a la economía. Textual

    Un periodista inteligente le hubiese recordado que el sistema Previsional está quebrado porqué ellos expropiaron las AFJP, quedándose con los ahorros de privados y jubilando a 3 millones de personas sin aportes.

    Duplicaron el número de jubilados, obligando a ANSES a hacer frente a erogaciones no previstas para mantener una política sin el debido equilibrio financiero.

    Se necesitan 4 trabajadores por cada jubilado, hoy tenemos 1.5 por cada uno de ellos. Obviamente que ningún sistema en el mundo puede ser eficiente, si a eso se le agrega que también se deben pagar planes y la AUH.

    Y si hablamos de gastos, nadie es más carga que los políticos, insostenible tener diputados, algunos semianalfabetos, con 35 asesores cada uno.

    Cristina se burlaba de Macri diciendo que no podría pagar jubilaciones, parece que la realidad demuestra que son ellos, los mismos que crearon un sistema ineficiente, los que no pueden pagar y llevan a la desesperación a millones de personas, que a pesar de aportar 40 años de su vida, el Estado los condena a la miseria.

    ResponderEliminar
  4. El payador Alberto, se convence frente al espejo

    ResponderEliminar
  5. Por supuesto, eya dio las jubilaciones si aportes para embromarlo a Macri, para que no las pudiera pagar. Dujovne las quiso eliminar. Ocurre que si bien también la obtuvieron señoras de ex-barrios bien (ex porque ahora vive eya), la mayor parte son vagas keynesianas, cientas de eya y que la votan. Dicho esto, piensen que en esta página entramos votantes no peronistas y nos da mucha impotencia y bronca lo que hace Alverso con los mayores. Habría que acosarlos a los KKS, que tomen nota del rechazo a sus políticas destinadas a los más necsitados que ellos crean para que los voten. Sería necesario un repudio explícito de la oposición a este ajuste.

    ResponderEliminar
  6. Peruanos,paraguayos,bolivianos,brasileros ect ect cobran pensiones por invalidez,por viejos,por putos por lo que sea asi viven del Argentino que trabaja honradamente,es una joda total nuestro amado pais!

    ResponderEliminar

Si sos KAKA no entres a este espacio. No sos bienvenido.

Derecho de admisión... le dicen...

Ir abajo Ir arriba