jueves, 14 de mayo de 2020

¡¡IMPECABLE!! Un medio extranjero, en este caso chileno, es el que mejor describe las características de Albertítere

Alberto Fernández, el gobernante más gobernado de Argentina


Alberto Fernández, el gobernante más gobernado de Argentina. El presidente del país vecino está demostrando que el emblemático sillón de Rivadavia en la Casa Rosada también se alquila o se permuta, tanto como cualquier empresa de las que suele fustigar.

Alberto Fernández Argentina

Editor General News of the World
Alberto Fernández nunca ha sido lo que se considera un político de las profundidades. Más bien, todo lo contrario: ha sido meterete del establishment conciliador, lobista, con bastante fortuna por su muy cuidado perfil de negociador, ahora devenido maestrito de escuela de frontera.
No ha sido un producto emergente de las multitudes ni de la partidocracia. Su militancia en el justicialismo de la Capital Federal hasta lo emparenta más con una secta, que a un espacio político con vocación de poder o respaldo popular.
Alberto Fernández no cuenta con militantes, sino con aliados profesionales del mundo de la política, es decir, lo que se considera «pares». Muchos fuera incluso de su propio partido, como es el caso del triste heredero de Raúl Alfonsín, el actual embajador del país en España.
Fernández no tiene noción sobre lo que supone liderar un espacio político y más bien su supervivencia en el espectro de la vida pública se explica por sus dotes como relacionista público, intermediador.
En la gran politica, el presidente tiene todo por aprender, partiendo de la categoría Don Nadie, en términos de representante electoral. No tiene votos, para decirlo en mejor castellano. Y es un cachiche, aún cuando pudiera creerse que se trata de un político de raza. Pero si es por eso, Fernández, apenas posee cierto linaje.
Alberto Fernández es a la escena política argentina lo que podría decirse de un reciente nuevo rico. Advenedizo, sospechoso, el desconfiado más reciente del inexplicable club de los amparados bajo misterio.
Es el presidente argentino quien mejor sabe de esta historia y de su recorrido. Y en esas arenas le surge el personaje sobreactuado de estadista, con actitud académica y de narrativa dudosa. Entre las peores acciones como presidente de Argentina destaca su ambigüedad, su sobreadaptación y la carencia de un proyecto de país, para no decir un plan programático.
De alguna manera, Fernández oculta sus carencias envalentonado por su escasa visión, su torpeza discursiva y una narrativa que día a día convence por su falsedad. Quizá que él ocupe la máxima posición de gobierno descubra lo que sucede en la Argentina profunda: la lógica inequívoca del oficio del bombero.
Alberto Fernández no gobierna, sino que más bien simula la operación ejecutiva. Es un accesorio de un proyecto que lo supera y que lo ha necesitado y ya no más para discutir seriamente lo que en las sombras surge como propuesta solapada, tan poco seria que nadie se anima a revelarla en su totalidad. La cobardía y la hipocresía cotizan bastante en alto en la sociedad argentina.
En esa paradoja, de ser la figurita y querer encarnar a una figura, el presidente navega haciendo más agua que vislumbrando tierra firme.

Maquiavelo en las pampas

En política, aquí o en la China y hasta en la propia Argentina, nadie regala un centímetro de poder. Hacerlo no solamente es antinatural, sino imposible. Y Alberto Fernández, al término de su presidencia, tal vez pueda dar un gran testimonio sobre esto, ayudándose de Maquiavelo, el florentino que resumió el arte del ejercicio del poder como pocos.
Entre las miles de paradojas que enfrenta Argentina, una de ellas es la del gobernante que no gobierna, el presidente que nada preside, aquel que apenas fue escogido como mejor opción para un plan del cual ni siquiera está del todo enterado. Ni participa de ese debate. Está ajeno a lo importante vinculado con el destino.
Es difícil ser presidente de un país tan caótico como Argentina. Pero mucho peor debe ser hacer de cuenta que se preside cuando nada importante depende de aquel que lo preside.
En términos artísticos, Alberto Fernández sería el náufrago de un trance que bien podría ser parte de Los Abuelos de la Nada. Y a su suerte camina el país, envidiando la naturaleza del cangrejo (se la reclama 3 semanas sin retroceder, en cualquier aspecto).
El presidente no convoca al futuro.
El pasado está bastante ensañado con él y los suyos, que tampoco son tan propios. (La voz de Chile)

ACLARACIÓN:
El autor es un periodista y escritor argentino que trabaja para diversos medios internacionales. AQUÍ se puede ver su curriculum  (https://ar.linkedin.com/in/mauriciorunno)





22 comentarios:

  1. Excelente y precisa descripción de quien es Alberto Ángel Fernández !!!
    by BETO

    ResponderEliminar
  2. Maravilloso ,ojalá lo lea !!

    ResponderEliminar
  3. Hola Julia,
    El que lo escribio es un periodista Argentino.
    Saludos
    https://ar.linkedin.com/in/mauriciorunno

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, 19:19!!

      Por lo que ahí dice escribe para algunos medios de otros países. En este caso lo hizo para uno chileno.

      No entendí la risa de 21:19, pero como la risa es salud me alegro que carcajee.

      Eliminar
    2. Que un tipo aproveche el espacio para dar opiniones q no tienen ningún valor siendo chileno, no deja nada más q molestia. Podría dedicar parte de su espacio para opinar sobre los años de inequidades q sufre el pueblo chileno donde el 80% trabaja para enriquecer al 20 restante, sin q su gobierno atienda salud, educación, viviendas dignas, sin jubilaciones, haciéndoles creer q vivían en un oasis y resultó ser solo un espejismo

      Eliminar
    3. No es chileno. Es un periodista argentino que trabaja para varios medios extranjeros.

      Lo descubrimos luego de publicado el post.

      Voy a aclararlo en la publicación para que no haya más confusiones.

      Eliminar
  4. Aqui si un poco de humor para estos tiempos dificiles

    https://twitter.com/Bendernautaok/status/1261071132213608449

    ResponderEliminar
  5. En la Argentina el problema son todos los politicos de cualquier signo Pero el problema mas grande es que es un pais 99 % Son todos Corderitos No hay mas Cordobaso , Rosarias hay cagonazos etc ,etc, y si alguien se ofende e digo la verdad no ofende a nadie gracias por poder expresarme Saludos Cordiales

    ResponderEliminar
  6. Es conocido como el Tío Alberso, por su capacidad de hablar sin decir nada, o lo que el el oyente prefiere escuchar o mentir descaradamente. También es Albertitere, triste marioneta de Tía Kris, también conocida como La Porota o, con mayor precisión, Malefika

    ResponderEliminar
  7. Que buena descripcion y cuanta lastima me da el daber lo que le dejamos a hijos y nietos. Nadie tiene un ñoco de amor propio y dar un grito de ! Basta !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido totalmente que los dejamos ir muy lejos...y nos va a costar el retorno...

      Eliminar
  8. Excelente análisis !! Felicitaciones !!!

    ResponderEliminar
  9. Ojalá mucha gente joven lean este artículo porque lamentablemente,la falta de dicernimiento de los actuales votantes han puesto en ese cargo a semejante alcahuete,porque si no reacionan (informandose y analizando a los que actualmente nos goviernan se van a econtrar con nada ó sea algo como Venezuela.

    ResponderEliminar
  10. El presidente es perrito faldero de la Kristina, que lo único que saben hacer es robarle al laburante para darle a la lacra vividora de este amado pais

    ResponderEliminar
  11. Trato de comunicarme al centro de discapacidad y nadie me atiende. Necesito q me recuerden fecha de turno para renovar el mismo

    ResponderEliminar
  12. No olvidarse que no es procedente que un ex hermano chileno..y como él muchos..traicionaron a los argentinos en diversas situaciones como el conflicto de malvinas..ayudando a matar a cientos de soldados..no tiene ninguna autoridad moral..y que hable de la gente chilena de buena voluntad que lucha por un futuro mejor..

    ResponderEliminar
  13. Tampoco es momento para tratar estos temas...hay que sugerir que se puede hacer para salir de todo esto...y después juzgar..

    ResponderEliminar
  14. No soy politico soy argentino..solamente..

    ResponderEliminar
  15. Totalmente de acuerdo, a los que dicen mal de los chilenos, les digo, el propio Albertitere el último domingo dio estadísticas porcentuales mentirosas sobre la cantidad de muertes en Chile . Cada vez que habla de enfrenta a un país por sus mentiras capsiosas

    ResponderEliminar
  16. Que tristeza y que dolor lo que tenemos hay que terminar con estas lacras si al cordobaso si al rosariaso si al país de pie y poner el fin cueste lo que cueste la democracia y las libertades por encima de esta política agobiante con personajes tenebrosos. Vamos argentinos que podemos.

    ResponderEliminar

Si sos KAKA no entres a este espacio. No sos bienvenido.

Derecho de admisión... le dicen...

...

Ir abajo Ir arriba