domingo, 23 de febrero de 2020

Un brillante e imperdible Osvaldo Bazán en "La de Almodóvar

Millones de argentinos se sienten hoy como Gloria, la protagonista de aquella película de 1984 que consagró al director español. Porque todo lo que podía salir mal, salió mal. Pero también todo lo que podía salir bien, salió mal.

Al final, después del desastre, cuando ya todas las desgracias le estallaron, Gloria deja escapar su último autobús. Parece que quedará perdida en su tremenda soledad sin saber cómo fue que su vida llegó hasta ahí. Todo lo que podía salir mal, salió mal. Gloria tomó algunas decisiones equivocadas pero también se vio envuelta en decenas de trampas que le tendió la existencia y de las que no fue responsable. Esto cuenta la cuarta película de Pedro Almodóvar, la que consagró al chico rebelde de la movida madrileña como un artista sensible, profundo y comprometido.
La película tiene casi tantos años como nuestra democracia. Es de 1984.
Hoy, millones de argentinos se sienten como Gloria, aquella Carmen Maura en plan neorrealismo español. Todo lo que podía salir mal, salió mal. Pero también todo lo que podía salir bien, salió mal.
Gloria podría darse una vuelta por esta Argentina 2020.
De los 28 asesinados que hubo en Rosario en enero de 2015, la cifra bajó a 13 en 2019. No era para celebrar pero bajar el número a menos de la mitad en cuatro años parece auspicioso. Sin embargo, en enero del 2020 la cifra volvió a subir a 22 y son 40 ya en lo que va del año, sin contar los 16 que llevan en la capital provincial. Triste conclusión, la heladera llena prometida no fue la de las casas de los argentinos sino la de la morgue de Rosario.
La directora del Instituto Médico Legal Alicia Caderno dice que nunca vio una situación similar y que no dan abasto. El inefable ministro de seguridad de la provincia Marcelo Sain dijo que el número es “estacional”. Todavía no sabemos si cerró la temporada de nenes wichís muertos y ya tenemos la de Rosario. Las modas vienen cada vez más fugaces. Es cierto que en verano históricamente han subido las muertes violentas en la ciudad. Sin embargo, la desangelada frase ocultó que este enero hubo casi el doble de muertos que el año pasado. Y por supuesto, evitó cualquier tipo de empatía, algo entendible en alguien que se disfraza de Capitán América en sus redes sociales. Tan empática como Sain, la Ministra Nacional de Coso dijo que no hace falta más gendarmes en Rosario, que ya controlan un tercio de la ciudad y que han llevado cierta calma. “Cierta calma” son 60 muertos.
Se abren los ojos de Gloria cuando ve al segundo de Sain, el secretario de seguridad Germán Montenegro presentar las pruebas del nuevo adminículo que la policía santafesina está evaluando en su lucha contra el hampa: las bolas wrap. “Es una especie de boleadora moderna que ata mecánicamente a las personas y las inmoviliza”. Para la mayor eficacia del sistema se le pedirá al malhechor con ametralladora y pistolas 9 mm con cargadores de 30 proyectiles, que se quede quietito esperando ser boleado. Desechado el uso de las pistolas taser que en países con muchos menos problemas de violencia que el nuestro son de práctica cotidiana, se intentará frenar el abastecimiento de la morgue con Patoruzitos del tercer milenio. Es probable que el nuevo grito de guerra que deberán rugir los cadetes para envalentonarse sea “¡Ahijuna, Canejo!” y una vez aprehendidos los nacrotraficantes, el policía de turno chille, cual comisario de Trulalá: “Marche preso desacatao, lo voy a mandar a repimporotear en el calabozo”. Tiro, lío y cosha golda.
Para agregar perversión al absurdo Saín dijo también que se debía “preparar al personal policial en el uso de su propio cuerpo para detener a personas que se resistan”. Es de imaginar tanto la baja de cantidad de aspirantes a ingresar a la fuerza como la alegría de los delincuentes. Cuarenta agujeros en el cuerpo presentó uno de los últimos baleados, el hijo de la jefa del peronismo de Villa Gobernador Gálvez. Quizás habría que pensar de nuevo lo de las boleadoras.
“Tienen todo el pasado por delante” decía Jorge Luis Borges refiriéndose a los peronistas. No imaginaba cuánto. Gloria, la ama de casa del conurbano madrileño imaginada por Almodóvar se asombraría también al ver el beneplácito que causó en lo más “progresista” del oficialismo argentino la idea del padre de todos los éxitos condenados al fracaso, Eduardo Duhalde, quien propuso volver a la venta al peso. Yerba, azúcar, harina sacados de un tacho húmedo cuya trazabilidad es imposible de verificar, sin número de lote, sin cuidados bromatológicos, sin fecha de vencimiento ni ninguna garantía. Eso no impidió al diputado Lipovetzky emocionarse recordando la época en que compraba “galles” (sic) a granel porque cada tanto venía “una Boca de Dama”.
Sí, claro, los defensores de la vida de 1.940 responden con notas publicadas en Europa sobre los beneficios del sistema. Como si los controles de la Unión Europea fueran los de esta Zambia cotidiana donde los propios turistas llegados de China aseguran entrar por Ezeiza sin ningún tipo de inspección, vigilancia o revisión. El ministro de Salud González García desestimó el tema diciendo que hay un bombardeo mediático con el coronavirus y desde el ministerio aconsejaron a los propios viajeros “autocontrol” y buenas prácticas tales como “toser en el pliegue del codo y la higiene de manos frecuente”. Lavarse las manos, algo de lo que parecen saber bastante. Eso sí, los consejos no lo dieron desde una secretaría, sino desde un Ministerio, faltaba más.
A Gloria todo le salía mal en la película de Almodóvar. Soportaba a su suegra, entregaba a su hijo a un dentista pedófilo para pagar la cuenta, era víctima de un marido pegador.
Por un decreto –como casi todo lo que está ocurriendo en estos días- el presidente Fernández (sea quien sea el Fernández que sea presidente/a) decidió que aquellas personas que se inscribieron en el plan de testigos protegidos pasen a estar bajo la órbita del Poder Ejecutivo. En este plan están el ex contador de los Kirchner, Víctor Manzanares; Claudio Uberti –quien dijo “una vez entré al dormitorio de los Kirchner y estaba repleto de bolsos y valijas con dinero”- y ya se fueron Leonardo Fariña y Alejandro Vanderbroele.
El kirchnerismo se hará cargo de cuidar la vida de quienes contaron los robos del kirchnerismo. Las filtraciones sobre Vanderbroele que aparecieron en medios cercanos al oficialismo, los datos sobre su dirección y su vida actual pusieron directamente en riesgo de muerte al testigo que debía ser cuidado. No hay que ser Vito Corleone para ver ahí un claro mensaje mafioso. Acá no se declara más.
Como única arma para defenderse Vanderbroele dio una serie de entrevistas en donde fue claro ante la presunción de que había sido pagado por el gobierno anterior para que declarase: “Si alguien me pagó, fue Boudou, Jorge Brito y Gildo Insfran”. Ahora el gobierno lo ataca por haber dado esas entrevistas. Son del partido que en la navidad del ’74 rodeó al Obelisco porteño con un gran cartel que decía “El silencio es salud”. Hace casi medio siglo que amenaza con lo mismo.
Gloria, no te asustes, con lo grave que fue esto, no fue lo más grave de una semana grave.
Alberto Fernández subió a sus redes una declaración en donde afirma cosas como que “Argentina sufrió graves violaciones a los derechos humanos” entre 2015 y 2019 y que “el estado de derecho fue vulnerado sistemáticamente”. No se sabe si lo hizo como parte de su cruzada por superar la grieta o para que su socia y enemiga vicepresidenta lo deje en paz con otros temas.
No Gloria, no fue de esto que habló el país esta semana. Hubo un trágico tema en un balneario con unos muchachones crecidos al amparo de la anomia que se llevó todo el tiempo posible. Tampoco fue el gran tema de la semana el exabrupto de cinco senadoras kirchneristas que propusieron una ley para limitar el trabajo periodístico sobre las investigaciones que involucren casos de corrupción. Por supuesto las asociaciones de periodistas no se quejaron del asunto: en las elecciones que se hacen en las redacciones de gran parte de los medios nacionales, entre sus periodistas, ganó el Frente de Todos. Se llama “síndrome de Estocolmo” y está batiendo records en el país. De todas maneras por ahora el gobierno parece estar muy ocupado festejando que el Fondo Monetario Internacional reconoce que somos insolventes y que el plan de pago es insostenible, cosa que no pensaba el día previo a las elecciones PASO.
Quienes no festejan son los veteranos de Malvinas, cuyos haberes fueron ajustados en un 40%. Eso sí, al mismo tiempo el secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, el exitoso Daniel Filmus afirmó “después de cuatro años de abandono, le vamos a dar a Malvinas un lugar central”. Ese lugar central parece no será compartido por quienes fueron a la guerra pero sí por el equipo de bádminton de las islas que se presentó en la copa panamericana de Bádminton en Brasil. Filmus pataleó para que el equipo no se presentara como “Falkland Teams” sino como Equipo de Malvinas. Otro exitoso, el ex vicepresidente Cobos lo acompañó en el reclamo. Spoiler: Perdieron. No tanto como los veteranos que quizás deban ahora volver a las islas, aprender bádminton, infiltrarse en el equipo y cambiarle el nombre, a ver si así los tienen en cuenta.
Quizás la antigua defensora de los derechos de los jubilados, Mirta Tundis podría ayudarlos. Lo hará cuando la encuentren, ya que la diputada está desaparecida desde que se anunció el recorte con disforia de género de los haberes de los jubilados.
A Tundis no la encuentran, a Sala la quieren encontrar. Por eso el senador jujeño del peronismo, Guillermo Snopek, hermano de Tulia con la que no se habla hace diez años, esposa del gobernador Gerardo Morales, presentó un proyecto de ley para que se avance con la intervención de la justicia jujeña. Negará veinte veces más que su objetivo es liberar a Milagro Sala pero será poco creíble.
Las especulaciones más claras dicen que es una forma que tiene el gobierno central para presionar al gobernador Morales en lo que pronto será una batalla total en el Senado por la aprobación del pliego del juez Rafecas como Procurador General de la Nación. Para eso, el oficialismo necesita que el bloque de senadores de Cambiemos no vote en conjunto, como ya anunció que haría. Presionar a Morales es presionar a los dos senadores de Cambiemos que tiene Jujuy: Silvia del Rosario Giacoppo y Mario Raymundo Fiad. La jugada parece demasiado obvia incluso para el gobierno más obvio desde el regreso a la democracia.
Al final, después del desastre, cuando ya todo lo malo que podía pasarle, le había pasado, Gloria deja escapar su último autobús. Parece que quedará perdida en su tremenda soledad sin saber cómo fue que su vida llegó hasta ahí. Todo lo que podía salir mal, salió mal. Pero Almodóvar no es cruel con ella. En los últimos minutos, Gloria se encuentra con su hijo menor. Se funden en un abrazo que es a su vez reconocimiento de los errores, punto final y punto de partida. Ya aprendieron mucho. Ya están listos para emprender lo que sigue.
Ah, sí, la película se llamó “¿Qué he hecho yo para merecer esto?” (El Sol)



8 comentarios:

  1. Excelente, Bazán es para sacarse el sombrero. Gracias Julia por compartir. Ale

    ResponderEliminar
  2. Amo a Bazán, escribió una obra de teatro sobre su vida, musical que la dirigió Ricky Pasqus, muy inteligente. Es muy triste lo que nos pasa muy triste,en que pais, estamos viviendo! se dieron cuenta los chicos que se van?, cuanta gentey quiere irse más y más.

    ResponderEliminar
  3. Pobre Argentina... Los BUENOS son MUUUY BUENOS!!! Como este excelente periodista y analista tan actual, informado y culto de nuestra sociedad. ME PONGO DE PIE Y LO APLAUDO! (Pq no seremos POTENCIA en el mundo con GENTE así?)
    Y los malos son TAN MALÍSIMOS (los q nos gobiernan y los q los votan) q nos condenan a la mediocridad, al deterioro, a la penuria, a la miseria y a la ridiculez…

    ResponderEliminar
  4. Todos te estamos aplaudiendo de pie, Osvaldo Bazán.

    ResponderEliminar
  5. Brillante Bazan.
    Nunca olvidare su : "Seamos libres, lo demas se arregla" .
    Placer total leerlo y aplaudirlo.

    ResponderEliminar
  6. Aplauso para Bazán. Puso en palabras precisas lo que pensamos muchos argentinos. Comparto “ el mejor analista de la sociedad actual”

    ResponderEliminar

Si sos KAKA no entres a este espacio. No sos bienvenido.

Derecho de admisión... le dicen...

...

Ir abajo Ir arriba