jueves, 7 de noviembre de 2019

Albertítere apoya a una asesina (entre otras tantas cualidades) ¿Se viene el indulto presidencial en diciembre?

Image from Gyazo

Fragmento de la nota (que se puede leer completa aquí)

En el ministerio todos sabían que si Lucas se encontraba con Milagro algo grave iba a pasar. El ingeniero Abdala recibió a Arias y a su amigo Juan Maidana, y los invitó a pasar a su oficina. Dijo que esperasen, que en unos minutos Cosentini los atendería allí. Era un despacho chico, con un sillón, un escritorio de madera y una ventana grande que dejaba ver una vieja y frondosa tipa que daba sombra al patio de afuera. Cosentini llegó al poco tiempo; intentaba disimular su nerviosismo sin conseguirlo. Lo delataba la mirada, que insistentemente se le desviaba hacía la puerta, todavía cerrada.

Después de haber buscado en varias oficinas, Sala, escoltada por sus matones, subió una escalera angosta de cerámica colorada. Pateando la puerta entró al despacho y se abalanzó sobre Arias. Con la culata de un revolver le dio varios golpes en la cabeza. Cuando se cansó, siguieron sus hombres.

Arias quedó tirado sobre un sillón desvencijado por la golpiza. Uno de los miembros de “La Vagancia” (así llamaban al grupo de choque más cercano a la Flaca), lo levantó del pelo y comenzó a golpearlo contra la pared hasta casi noquearlo. Sala los detuvo y Lucas cayó nuevamente sobre el sillón, con una hemorragia nasal. Milagro se le acercó, apoyó su mano en la rodilla de Lucas y, mirándolo a los ojos, le dijo: —Hermano, mirá donde tuvimos que llegar ¿por qué me obligas a esto? mirate como estás, dejá de meterte con mi hijo, vos lo querés matar. Dejemos de pelearnos, si necesitas algo me lo pedís a mí, que yo te voy a ayudar.

Sala hizo seña a sus matones para que la siguieran y salieron de la oficina. Cuando bajaba las escaleras, se cruzó con la madre de Arias, que lo buscaba desesperada, Rosalía imaginaba que algo malo había pasado.

—Andá a buscar a ese hijo de puta. Lo vas a tener que recoger con cucharita — le dijo Sala mientras se retiraba de la escena rodeada de varios integrantes de “la Vagancia”.

La madre de Arias entró corriendo a la oficina. Después de ayudar a Maidana que se atragantaba con un coagulo de sangre, abrió la ventana para que entre aire, cortó un pedazo de tela de la cortina y cubrió la nariz de su hijo, para parar la hemorragia. Con ayuda de otros militantes de la CCC los sacaron de ahí. Seis meses después, Arias se murió.

9 comentarios:

  1. Quién puede tener en cuenta lo que dice alguien que hace cinco minutos decía lo contrario? Se puede dar lugar a una persona que dijo hace diez minutos algo totalmente contrario a lo que expresa en este momento?. Este individuo no puede calificar ni siquiera como testigo de oídas... No sé sé puede creer ni un rumor!. Ningún juez o fiscal puede tomarlo en serio, y si lo hace que explique primero sus argumentos. Los que tenía hace un mes y los que tiene ahora

    ResponderEliminar
  2. Pero nosotros no tenemos que permitir esto, salgamos a la calle, somos muchos , la rebelión de los mansos!!!

    ResponderEliminar
  3. Mis amigas de toda la vida de Jujuy estan re cagadas en las patas por la posible liberacion. Ya la padecieron

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una compañera oriunda de Jujuy me cuenta lo mismo. Todo pasaba por esta sinvergüenza, tenía más poder que el gobernador

      Eliminar
  4. Roberto Carrara Burlikowski7 de noviembre de 2019, 21:58

    Sabra esta mala india no el pais que fueron los sacrificios sobre su tribu pareciera que no aprendio de los demas pueblos originarios cuando perdian la batalla (guerra) para los blancos de piel los sacrificaban o morian ajusticiados hasta el agotamiento.

    ResponderEliminar
  5. c
    onocí a gente que la sufrió, india inmunda! ojalá que la maten!!!!y no jode más

    ResponderEliminar
  6. Vamos a salir a la calle. Esto recién empieza.

    ResponderEliminar
  7. Yo también tengo un amigo de Jujuy q me contó q a los q les daba casas si no iban a las marchas o hacían lo que ella quería los hacía desalojar,una delincuente

    ResponderEliminar
  8. Una delincuente que manejaba fondos del estado ni que fuera ministra de desarrollo y hacia que las personas fueran a marchas y demás manejos sino te quitaba todo lo que te daba como si fuera la dueña.Delincuente es poco y todo contado por gente de Jujuy que lo vivieron

    ResponderEliminar

...

Ir abajo Ir arriba