miércoles, 18 de septiembre de 2019

Julio López. TODA LA VERDAD

31/12/2008

Por Christian Sanz


LAS PRUEBAS DE LA FARSA KIRCHNERISTA


Como cada año, nuevamente se ha armado la opereta alrededor de la desaparición de Jorge Julio López. Esta vez se ha hecho una especie de reconstrucción del recorrido final hecho por el evaporado albañil la mañana del lunes 18 de septiembre de 2006, a pedido del kirchnerista juez Arnaldo Corazza. Hubo cuatro testigos que marcaron el camino hecho por López esa mañana, cuando salió de su casa en Los Hornos para asistir a la audiencia de alegatos en el juicio contra Miguel Etchecolatz.
Los resultados de la medida fueron reveladores, ya que se demostraron una serie de incongruencias:
1-Julio López debía ir a la audiencia con su sobrino, Hugo Savegnago, pero no lo esperó y se fue antes de su domicilio.
2-Perros de la policía demostraron que López hizo un camino en zigzag, al salir de su casa, como queriendo perder tiempo.
3-Según diario La Nación, el juez destacó que López vivía en un barrio de policías, "con los que tenía un trato de vecinos".
4-Cuatro testigos declararon en la causa que investiga su desaparición que vieron a López caminando por el barrio, en dirección contraria a los tribunales donde lo esperaban, y vestido con ropa diferente a la que usaba para ir a las audiencias.
Esto último demuestra que el albañil no tenía pensado ir a los Tribunales donde lo esperaban —tal cual ha publicado este periódico oportunamente—, sino escapar a Atalaya, en el marco de un plan pergeñado por el mismísimo kirchnerismo.
A continuación, la verdadera trama.


Los simuladores
Jorge Julio López era albañil, vivía en el barrio platense de Los Hornos y tenía 77 años al momento de desaparecer, justamente cuando debía presentarse a la audiencia de alegatos en la causa judicial contra Etchecolatz.
Si bien en un principio se especuló con que podría haberse perdido por un problema de salud, el transcurso del tiempo abonó la hipótesis de un posible secuestro por la importancia de su declaración en el juicio que se le instruyó al referido represor. Así se lo dio a entender a la sociedad y todos los esfuerzos oficiales se conjugaron en pos de reforzar esta hipótesis.
Recordemos que, en su testimonio ante el Tribunal Oral Federal 1 de La Plata, López aseguró que había sido secuestrado en octubre de 1976, agregando haber sido torturado por Etchecolatz mientras estuvo detenido en la comisaría 8 de La Plata. También contó que pudo ver cómo ejecutaban con disparos en la cabeza a otras dos víctimas: Patricia Dell Orto y su esposo Ambrosio De Marco en el centro clandestino de detención que funcionó en Arana. En ese marco, identificó a Etchecolatz como integrante de la "patota" que ilegalmente lo detuvo en su casa del barrio platense de Los Hornos.
Según allegados al gobierno nacional, la declaración de López fue "fundamental" para encarcelar a Etchecolatz y, por eso, era imprescindible que declarara nuevamente el 18 de septiembre de 2006, fecha en la que el albañil finalmente desapareció.
¿Es tan así? ¿Era fundamental ese testimonio?
Por lo que sostuvieron integrantes del Poder Judicial de La Plata, no lo era. Por caso, el fiscal del juicio, Carlos Dulau Dumm, aseguró que "el testimonio de López fue muy importante, pero tanto como otros". De hecho, se pudo condenar a Etchecolatz sin necesidad de que este brindara una nueva declaración.

"Una operación muy grande"
No son pocas las dudas que han rodeado la desaparición de López, algunas de ellas surgidas de la propia rutina del evaporado testigo. Veamos:
1-El albañil utilizaba todos los días un mismo modelo de zapatillas, del que tenía dos pares. El lunes en que desapareció, las zapatillas quedaron en la casa y el albañil se ausentó calzando un par de borceguíes que nunca usaba.
2-Cuando salía de su domicilio, López tenía la costumbre de cerrar la puerta con llave y después tirar la llave adentro por una ventana. Esta vez se llevó la llave con él.

3-En su casa falta un pequeño cuchillo que el testigo utilizaba, pero que nunca antes había sacado de su domicilio. Todo indica que se lo llevó en esta oportunidad.
Entrar aquí para leer completa la extensa y ESCALOFRIANTE nota de Christian Sanz




2 comentarios:

  1. es ESCALOFRIANTE Juli!
    Y gobernaba el tuerto en nacion, y Sola en provincia
    eso VUELVE! mi dios! cuanta impunidad!

    ResponderEliminar

...

Ir abajo Ir arriba