lunes, 5 de agosto de 2019

Los lectores de La Ventana dicen...

En esta ocasión, nuestro muy querido Serguey...

"Te das cuenta que ya estás demasiado viejo para... para... bueno lo que sea cuando...
Te empieza a gustar la música de acordeón…
Vas a sentarte en un banco de la plaza y un Scout viene y te ayuda a cruzar las piernas.
Cuidar tu jardín se convierte en la parte más importante de tu vida.
Buscas en la radio la estación de música suave siempre.
Estás dormido, pero a tu familia le preocupa que puedas estar muerto.
Descubres que tus medidas corporales son chica, mediana y grande... En ese orden.
Prendes las velas de la torta de tu cumpleaños y unos indios forman un círculo alrededor y empiezan a cantar Kumbaya.
Tu compañía de seguros te manda su calendario de cortesía... de un mes por vez.
Te parece que la gelatina es muy dura.
Te cansas hasta caminado las escaleras hacia abajo.
Empiezas tus oraciones con "En esa época..."
Miras a los costados antes de cruzar un salón.
Tu número de afiliado tiene 2 dígitos.
La gente llama por teléfono a las 9:00 P.M. y preguntan ¿Te desperté?
Vas a una fiesta en un jardín y te interesa más el jardín.
Te das cuenta que tu boca promete cosas que tu cuerpo no puede cumplir.
El mozo te pregunta como quieres tu carne asada y tu contestas "En pedacitos".
Tus juguetes de la infancia están en un museo.
La mayoría de tus compañeros de trabajo nacieron el mismo año de tu último ascenso.
La ropa que guardaste hasta que volviera a estar de moda... está de moda!
Todas tus películas favoritas volvieron a salir en color.
Tienes más cabello en tu nariz y orejas que en la cabeza.
Tu auto que compraste nuevo, es ahora de colección.
Usas calcetines negros con pantuflas…
Y tu corazón… SIGUE SIENDO EL MISMO…
... lo había publicado hace tiempo... pero realmente me gusta... Muy Buenas noches..."


6 comentarios:

  1. Y te digo más,-: Creo que nunca hay que perder la niñez y la locura: el adulto que abandona la infancia abandona la creatividad. El enemigo de alguien creativo es la vanidad, enfermarse de pomposidad y solemnidad, convertirse en un tronco cristalizado. Es bárbaro fomentar eso, porque lo que le hace falta al mundo son creadores".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido, Serguey!

      La edad se lleva en el cuerpo (inevitablemente) no en la mente (me salió un versito, jejejejee).

      Tampoco hay que dejar de soñar. El día que se deja de hacerlo estás acabado!

      Eliminar
  2. Así es, es verdad el dicho que dice que todos llevamos al niño que fuimos en nuestros corazones.

    ResponderEliminar
  3. Wowwwwwwwwww, me llore todo. Se presentó papá a decirme que aún esta, aunque ya no esta. Lo extraño, lo amo. Lo amaré por siempre. Ufffffff, las emociones!!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Gran análisis sobre el paso del tiempo

    ResponderEliminar
  5. Gracias por compartirlo Serguey, no recordaba haberlo leído antes. Muy bueno e invita a la reflexión

    ResponderEliminar

Ir abajo Ir arriba