martes, 5 de diciembre de 2017

El audio en el que Alejandro Vandenbroele reconoce que trabajaba para Amado Boudou

En 2010, Laura Muñoz grabó una conversación telefónica con su ex marido. Hablaron del ex vicepresidente preso, de José María Núñez Carmona y del negociado con la provincia de Formosa

Laura Muñoz: ¿Y por qué no hiciste? Si de lunes a viernes ibas a vivir allá. La condición de ir a Buenos Aires era esa. Arreglar un buen sueldo con Alfaro (NdA: un estudio jurídico) y hacer todas las cosas de Boudou y José María.
Alejandro Vandenbroele: Esperá, lo de Boudou y José María salió después.

Muñoz grabó una conversación telefónica con su marido, Vandenbroele. Fue entre marzo y abril de 2010. La pareja atravesaba una separación y la charla fue sobre los motivos del distanciamiento que iba a ser definitivo. Faltaban dos años para que el caso Ciccone fuera una causa judicial y siete para que Vandenbroele declarara como arrepentido e involucrara al ex vicepresidente detenido Amado Boudou en varios delitos. Pero en esa charla de pareja Vandenbroele ya reconocía que trabajaba para Boudou y para José María Núñez Carmona, socio y amigo del ex vicepresidente y ambos presos desde principio de noviembre. Esa relación la reconoció en la Justicia hace un mes cuando sintió la cárcel cerca tras la detención de sus socios.

La conversación dura una hora y 36 minutos y fueron dos llamados que Muñoz grabó desde su auto. La mujer se la aportó al fiscal federal Carlos Rívolo cuando se inició el caso Ciccone en febrero de 2012 y parte de la grabación se exhibió a pedido del fiscal Marcelo Colombo en el juicio oral –en el que Boudou, Vandenbroele y otros acusados están siendo juzgados- cuando Muñoz declaró como testigo hace un mes. Infobae la revela por primera vez.

En la charla, Muñoz y Vandenbroele hablan de Boudou, de Núñez Carmona al que siempre llaman "José María", y de "Formosa", por el caso en el que The Old Fund, la empresa de Vandenbroele, cobró 7.667.161 pesos para refinanciar la deuda pública de esa provincia y que el arrepentido dijo que ese trabajo nunca existió y que la plata fue repartida entre funcionarios provinciales y Boudou y Núñez Carmona. The Old Fund fue la empresa que compró parte de Ciccone. El gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, fue indagado el viernes en la causa.

Esos temas aparecen a lo largo de la charla y están siempre vinculados al foco de conflicto entre Muñoz y Vandenbroele: una "consultora fantasma". Vandenbroele le recrimina a Muñoz que en una oportunidad hizo referencia a que tenía una consultora fantasma por la que iba a terminar preso. La mujer niega que haya dicho eso.

"Cuando yo te dije que teníamos que pasar el teléfono a nombre de una sociedad que yo tenía para no pagar IVA y pagar menos vos me dijiste ´yo ni loca voy a pasar eso´, empezaste a contestar mal y me dijiste ´aparte con esa consultora fantasma que vas a ir a la cárcel´", le recriminó Vandenbroele a Muñoz en el comienzo de la charla.

Para los investigadores judiciales no hay dudas: esa "consultora fantasma" es The Old Fund. Se trata de la empresa que Vandenbroele compró en septiembre de 2009, que tenía un solo empleado y cuya tercera factura fue para cobrar los siete millones de pesos por los simulados servicios de asesoramiento a la provincia de Formosa. Las dos primeras facturas están anuladas. Vandenbroele es un abogado experto en creación de sociedades que estaba registrado como monotributista. Ayer se presentó en los tribunales de Comodoro Py para la indagatoria en la causa por presunto enriquecimiento ilícito.

El diálogo continúa y Muñoz le recrimina a su ex pareja –no están divorciados- por su trabajo con Boudou, Núñez Carmona y "todo el rancho este del gobierno" y Vandenbroele le responde que lo dejó. Ese trabajo es el contrato con Formosa.

La charla vuelve sobre la "consultora fantasma" y Muñoz le reprocha a Vandenbroele que dejó las vacaciones con su familia para su trabajo con Núñez Carmona: "Vos tenías que apurarte con lo del contrato de Formosa".

En otro tramo de la discusión, Vandenbroele le cuenta a Muñoz sobre la consultora y le recrimina que no supo guardar una confidencia: "Yo con José María tengo varias cosas. Yo te conté algo a vos en el entendimiento de que podíamos confiar que íbamos a ser una pared los dos. Lo tuve que dar de baja".
Finalmente, Vandenbroele reconoce que trabajó para Boudou y Núñez Carmona, cuya relación nunca negó y que viene de Mar del Plata. Infobae publicó que Vandenbroele declaró como arrepentido que vivió en un departamento que el ex vicepresidente tiene en Puerto Madero al que llegó por Núñez Carmona y que nunca pagó el alquiler.

Muñoz le dice a su ex que lo que habían arreglado era que Vandenbroele viviera en Buenos Aires durante la semana -ambos convivían en Mendoza- para trabajar para el estudio jurídico Alfaro y "hacer todas las cosas de Boudou y José María". "Esperá, lo de Boudou y José María salió después", fue el reconocimiento de Vandenbroele de que trabajaba para el ex vicepresidente.

Ese "después" pudo haber sido el contrato con Formosa o la compra de la empresa Ciccone, de la que Muñoz siempre dijo –también lo hizo en el juicio oral– que se enteró por los medios de comunicación.

En el último tramo de la charla Muñoz le recrimina a Vandenbroele que se perdió los 70 mil dólares que iba a ganar por su gestión en el caso de Formosa –"sos prácticamente un indigente"– y él reconoce que no los cobró: "70 mil dólares me perdí". Siempre por la frase en discusión de la "consultora fantasma" y que tiene a Boudou y Núñez Carmona presos en la cárcel de Ezeiza y juzgados, junto con Vandenbroele, por el caso Ciccone.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

AVISO: Perdí la paciencia...

Ir abajo Ir arriba