lunes, 3 de julio de 2017

El día que Trimarco habló con su hija desaparecida

Cuando se analiza el expediente que investiga la evaporación de Marita Verón lo que abundan son contradicciones y testimonios carentes de lógica.

Tercer anticipo del revelador libro
Eso queda remarcado en el fallo que emitió la Justicia en el año 2012, donde se puntualiza sobre aquellos que aseguran haber visto a la hija de Susana Trimarco en diferentes prostíbulos, especialmente de La Rioja.

No solo se contradicen las descripciones de esas mujeres —mientras una jura que la vio en La Rioja otra asegura haberla observado en el mismo momento en Tucumán—, sino que además todos los allanamientos que se hicieron a esos lugares dieron totalmente negativos. Nunca pudo determinarse —y esto lo aclara el mismo fallo— que Marita hubiera estado en ninguno de esos sitios.


Luego, sorprenden las declaraciones hechas por la propia Trimarco en el expediente de marras, conteniendo severas contradicciones respecto a sus declaraciones públicas. A diferencia de la locuacidad y seguridad que muestra en TV al hablar de la desaparición de su hija, en el expediente judicial la mujer abunda con una única respuesta ante la pregunta de los investigadores judiciales: “No recuerdo”. Más de la mitad de sus contestaciones, hay que decirlo, carecen de precisiones.


Incluso cuando los investigadores le preguntan si puede identificar a alguna persona que hubiera visto a Marita en La Rioja, Trimarco dice: “Muchas personas, concretamente”. Sin embargo, cuando le piden que puntualice, la mujer advierte: “No recuerdo”. No hace falta mencionar que por televisión la mujer ha señalado todo lo contrario.


Como se dijo, el expediente abunda en contradicciones entre el discurso público y privado de la madre de Verón y aparecen revelaciones incómodas de todo tipo. A saber:


Nunca Trimarco pidió que citaran a Tomás Rojas, el médico que atendió a Marita el 2 de abril de 2002, siendo la última persona que la vio antes de desaparecer. La mujer admitió en el expediente que no lo conocía.


No consta en toda la causa que Verón tuviera que regresar el día 3 de abril para obtener turno para hacerse estudio alguno, como asegura su madre. “Esto lo se por comentarios que me hizo mi hija”, asegura Trimarco.


(…) A fojas 68, reconoció haber recibido al menos una llamada telefónica por parte de su hija Marita desde Río Gallegos luego de desaparecida. “Recibí la llamada, pasó un tiempo y me llamó mi hijo”, reconoció.


Según los investigadores —sobre la base de un informe de la compañía telefónica—, las comunicaciones fueron tres, se dieron en septiembre de 2002, y provinieron del teléfono de la novia de su hermano Horacio Verón. Así lo relató la propia Trimarco en el expediente a fojas 249:


“Que el día 11 de septiembre del corriente año (2002), que es la fecha en que recibió la llamada de su hija, también recibió llamados de su hijo Daniel. Él me dijo que llamó dos veces al mediodía y que no se pudo comunicar (...) Que ese día mi hijo me dijo qué pasaba que no podía comunicarse y yo le expliqué que había recibido una llamada de Marita y le comenté cómo había sido (...) Ella me llamó como hacía siempre en el saludo, nada más que con la voz apagada y dijo ‘hola mamá’”.

Trimarco reconoce que el llamado fue efectuado al celular de su marido: “Preguntada dice que el celular 15 589 4169 lo tiene su esposo desde diciembre de 2001, siempre su hija se comunicaba a ese celular ‘ya que no tenemos línea de teléfono fija’”.

Por si quedan dudas, a fojas 99 María del Valle Tapia, empleada doméstica de Trimarco admitió haberla escuchado hablar con su hija luego de haberse evaporado.

También lo confirmó David Catalán, pareja de Marita: “Tenía entendido que había habido una llamada, que era Marita que había hablado, en el entorno familiar me dijeron”.

El policía Roberto Oscar Villacorta también lo confirmó en mayo 2012: “¿Recibió alguna información de que en alguna oportunidad Marita se comunicó telefónicamente con Trimarco?”, le preguntaron. Y respondió: “Cuando me hice cargo figuraba una llamada de Río Gallegos”.

Incluso el testigo Julio Rubén Díaz reveló el 10 de julio 2012 algo sorprendente: “El Sr. Verón (esposo de Trimarco) en abril o mayo del 2002 me dijo que necesitaba se le recibiera la declaración a su hermano (de Marita), que estaba en la provincia de Santa Cruz, para que aportara datos que pudiera tener sobre la posible presencia de su hija en aquel lugar”.

Una digresión: una de las testigos, Patricia Soria, luego acusada por Trimarco, aseguró en marzo de 2012, en ese expediente judicial, que Verón le había confiado “que quería irse a Río Gallegos, dos meses antes de la desaparición”.

A su vez, a fojas 102, Alicia del Valle Trimarco, prima de Susana contó que Marita llamó por teléfono a su madre después de haber desaparecido.

“Posterior al llamado, ella sabe dónde está su hija, porque figura en el acta que redacta el comisario Tobar”, admitió ante este periodista el secretario de la fiscalía Ernesto Baaclini.

Y agrega un dato revelador: “En enero de 2003, Trimarco se va todo el mes a Río Gallegos, obviamente se fue a ver a la hija”.
Con incomodidad debió admitirlo Trimarco en sede judicial: “¿En enero de 2003 usted fue a visitar a su hijo a Río Gallegos?”, le preguntaron. Y reconoció: “Si fui, sola. Varias veces fui a Río Gallegos”.

Para Baaclini, luego de ese hecho el expediente iba directo al archivo, pero “al mes se murió la fiscal, Joaquina Vermal, quien me había dicho que ya no le creía a Trimarco y que no ameritaba seguir adelante con la farsa”.

(…) Lo arriba puntualizado es solo una muestra mínima de las contradicciones y curiosidades que expone el expediente ad hoc, donde aparecen como relevantes testimonios de personas que luego se demostraron como “parte interesada”. Algunos de ellos pertenecen a trabajadores de la fundación “María de los Ángeles”... ¿Qué tan confiable puede ser la declaración de alguien que cobra dinero por parte de la propia Trimarco?

Dice textual el fallo a la hora de hablar de las contradicciones: “(Es emblemático) el caso de Fátima Mansilla y Lorena Tisera, que al mismo tiempo estaban en mayo del 2002, con la misma persona que era María de los Ángeles; la primera en Tucumán, la segunda en La Rioja en El Desafío. Otro caso es el de testigos que estando al mismo tiempo juntos, como Verónica Vanesa Bustos y Juana Patricia Costilla o Andrea Romero y Miriam Elizabeth Zelaya, percibiendo las mismas circunstancias: llegaron juntas, dormían juntas, trabajaban juntas en el mismo prostíbulo, y sin embargo sus declaraciones eran diferentes: una afirmaba haber visto la joven de la fotografía que se le exhibía, la otra no daba ninguna seguridad, o bien a una la persona que indica como María de los Ángeles dice que le dio el nombre completo María de los Ángeles Verón —caso Andrea Romero—, y eso no le fue contado a su amiga y compañera Miriam Zelaya, que a su vez manifiesta no haber visto ni conocido nada de lo que relata Andrea”.

Lo antedicho no es “moco de pavo”, ya que se trata de algunos de los testimonios que suele mencionar Trimarco para sustentar la fábula de que su hija fue secuestrada.

El más relevante es el de Fátima Mansilla, eje central de la trama y cuyos detalles son más que endebles. Tal es así, que en el propio expediente, a fojas 2.446, se explica respecto de su testimonio: “No coincidían las oportunidades en que vio a Marita Verón y la oportunidad de la fiesta y la denuncia en la dependencia policial”.

Otros pasajes donde aparecen contradicciones en el testimonio de Mansilla pueden verse a fojas 1.714, 1.715, 1.522, 1.830, 1.522, 1.532, 1.533 y 3.733.

Una salvedad no menor a la hora de entender su funcionalidad a la trama de marras: en el mismo expediente, la joven admitió que fue acompañada a declarar por Susana Trimarco. También reconoció ver con asiduidad a la madre de Marita Verón —“Una o dos veces por semana”, sostuvo textualmente— e incluso recibir beneficios de su parte.

Como sea, estas son solo algunas de las contradicciones de los testimonios en los que intenta basar su discurso Susana Trimarco; hay mucho más.

Fuente: Periódico Tribuna



23 comentarios:

  1. No me sorprende en absoluto siempre desconfíe de esta mujer soy madre y se que miente todo el tiempo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido,no se requiere ser madre para intuir una mentira👍

      Eliminar
  2. Susana Trimarco, Hebe Bonafini y Estela Carloto =¡Viejas reverendas HdRP e idiotas!
    KRIS las usó en su momento y ahora les echa un gallo por consejo de Vinicio Alvarado.
    Jaja! Las considera cero a la izquierda para su campaña (no las nombra porque no las conoce).

    ResponderEliminar
  3. No sé si esta vieja sigue viviendo en Tucumán.
    Igual vayan a Tucumán para corroborar lo que dice C. Sanz sobre esta siniestra.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Callate, mentirosa y oportunista!!

      Eliminar
    2. Ya salió una con el culo bien sucio a defender a la chorra de trimarco! Sinverguenza y delincuente!

      Eliminar
  5. Podemos discutir cuánto se utilizó políticamente por el gobierno de turno o cuánto rédito sacó ella misma de la desaparición de su hija pero me parece un delirio pensar que es un invento. no da nombres porque tiene miedo, se metió en lugares muy pesados, con gente muy mafiosa.
    Por mirar con recelo a las víctimas nos va como nos va.

    ResponderEliminar
  6. Es lógico tirar el lastre cuando un avión pierde altura.Aparte el relato de Trimarco nunca cerró. Es más fácil armar toda la historieta que admitir los hechos. Y si te podés beneficiar ayudando a una desquiciada a instalar El Gran Relato, cagándote en tu país, sin remordimientos, bien por ti.Cuando Néstor Kirchner creó "Las Casitas" en Río Gallegos, muchas mujeres acudieron por su voluntad.No siempre la prostitución es obligada.Por supuesto que existe La Trata y es algo aberrante. Pero no siempre es Trata de lo que se habla.

    ResponderEliminar
  7. ¡¿ Qué pruebas reales tenemos que se metió en "Esos lugares terribles" y salió para contarlo en sus viajes por el mundo?!.Según ella "salvó" a muchas mujeres de la esclavitud sexual. ¿ Alguien las vio? Si las Abuelas trucharon nietos, no pudo Trimarco truchar "salvadas" para fortalecer su Santa Cruzada, devenida en exitosa ONG ??. Si Las Madres inventaron 20.000 desaparecidos, por las que cobraron otras tantas indemnizaciones y nadie se les reclama, por que Trimarco no pudo inventar algunas arrepentidas a sueldo y hacer crecer su emprendimiento en forma meteórica ??.Somos muy crédulos y el llanto de una madre nos sensibiliza, pero recuerden a la Madre de Candela... Y vean dónde está ahora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se metió en esos lugares porque ella misma ejercía la prostitución, eso es requetesabido. Y todo el rollo de Marita lo inventó para perjudicar a una whiskería rival, lo agarró CFK y se fue convirtiendo en la bola de mentiras que vemos ahora.

      Eliminar
  8. QUE BUENO EL REFRAN QUE ME DECIA MI MADRE. DIME CON QUIEN ANDAS Y TE DIRE QUIEN ERES.NADA MAS ,ASI DE SIMPLE.

    ResponderEliminar
  9. QUE CARA DE NEGRA HDP.TIENE,MUCHO ODIO Y FALSEDAD EN LA MIRADA.Y LABIOS FINOS Y APRETADOS, A DESCONFIAR CON GENTE DE ESAS CARACTERISTICAS.

    ResponderEliminar
  10. Mientras todos los acusados de la causa quedaban absueltos, la groncha de Tolosa bailaba el carnavalito en Plaza de Mayo con MOria Casan(10/12/13)y la tilinga esta de Trimarco le agradecia (?)... ahí fue cuando entendí que era todo un entongue K.
    Tito

    ResponderEliminar
  11. Julia, no compres pescado podrido. He vivido en Tucumán, llegué al poco tiempo de este caso y estaban todos consternados. Hay muchas chicas de bajos recursos que caen en estas redes de trata típicas de lugares limítrofes que se las intercambian con otros países, lo que pasa es que no se conoce porque nadie las busca. Marita Verón fue raptada saliendo del Hptal, su madre no tendría por qué haber conocido al médico, una amiga obstetra que trabaja ahí decía que se comentó la veracidad de esto. Lo que pasa es que esta gente es muy pero muy pesada. La familia Ale tiene mucho poder en la provincia y hasta los Alperovich temen, manejan mafias, barrabravas. Esta mujer puso en riesgo todo, perdieron casi todo su dinero buscánodla y exponiéndose haciendose pasar desde madama hasta consumidora, al ppio su marido la acompañaba y luego desistió porque además tenían a su cargo a la hija de MArita que por entonces tenía 3 añitos. El papá no aguantó, al igual que el de María Cash y falleció. Pero gracias a la labor de esta mujer valiente se pudieron rescatar muchas chicas, aunque algunas en estado muy deplorable de salud física y mental por los tormentos por los que pasan...Ella comentó en muchas entrevistas los datos que le iban llegando, un cartel escrito con la letra de su hija diciendole a la hijita que la amaba, etc etc Es más, la última noticia que tenía era que estaba en España y que el secuestrador le había hecho un hijo para retenerla. Que tenía una cicatriz muy grande en la espalda hecha con una tijera o elemento similar...
    No la justifico (o sí) pero creo que se alió a Cristina buscando refugio por su nieta, no tiene a nadie más en el mundo y desde que falleció su marido cambió la estrategia, supongo que por ella. Buscando protección paradojicamente entre los aliados de los propios captores de su hija. No soy quien para juzgarla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. parece que no leiste el relato que hace sanz.
      no esta sola, tiene un macho que la acompaña, un tal david catalan.
      pescado podrido compraste vos, ademas, confias en lo que se dice en los pueblos donde todo se exagera????
      tampoco viste el coche de 3 metros con el que se paseaba por EEUU??
      No es creible. Lamento tu inocencia tan grande.

      Eliminar
    2. Boludo 13.15
      El "macho" Catalán es el padre de la hija de Marita. Yerno de trimarco. Comprensión lectora cero!

      Eliminar
    3. Che 12:08 sos un cibertroll kuka? Lo único que hacés es repetir la historieta con que nos saturaron todos estos años, y que poco a poco se va desenmascarando. La gente ya no come vidrio, te aviso.

      Eliminar
  12. Otra yegua , ladrona, oportunista y aprovechadora como la Bostafini que dice que los hijos estàn muertos y estàn bien vivos, esta Veròn, tambièn.

    ResponderEliminar
  13. tiene el mismo rictus de odio que Bonafini

    ResponderEliminar
  14. Yo un domingo hará como 2 semanas fuí al Supermercado Dino en la calle Rodríguez del Busto donde también esta el Orfeo superdomo en Córdoba Capital y como había muchos autos, no pude estacionar, bajé del auto a comprar en el Kiosko dentro del complejo donde están los negocios, una revista y justo cuando estoy por entrar la veo a la Trimarco acompañada por una joven y no pude quedarme callada y le dije vieja caradura. Cuando salíamos con el auto justo ellas iban en otro auto delante del nuestro. O sea que esta anda por Córdoba. Acá cuando gobernaba De La Sota con plata del gobierno le daba sumas bastante importantes para la causa de Marita.

    ResponderEliminar
  15. Julia

    Aqui en Tucumán hay mucha desconfianza con respecto a esta mujer. Aparte de lo que se menciona en el expediente hay que notar la forma en que se expresa, de una forma muy altanera. Con respecto a la fundación, el abogado es un patotero, salio una vez en el diario La Gaceta. Ademas hubo problemas con por lo menos una empleada de la fundación. Todo muy turbio alrededor de esta mujer, no inspira confianza su discurso.

    ResponderEliminar

AVISO: Perdí la paciencia...

Ir abajo Ir arriba