miércoles, 14 de junio de 2017

Murió Ernestina Herrera de Noble: marcó una época en la industria de los medios

Bajo su dirección desde 1969, Clarín se convirtió en uno de los diarios más importantes de habla hispana. Concretó una notable obra, además, en educación, cultura y desarrollo nacional.

Dirigió Clarín durante casi medio siglo. Lo hizo para continuar las ideas y los propósitos del fundador de este diario.

Bajo la conducción de Ernestina Herrera de Noble, que murió hoy a los 92 años, Clarín se transformó en el diario de mayor tirada de habla hispana y dio origen al surgimiento del Grupo Clarín, uno de los principales multimedios de América latina, con participación en radio, en televisión abierta y por cable, en la industria gráfica, en internet y en el amplio mundo de las telecomunicaciones.

La señora de Noble fue la primera mujer en hacerse cargo de la dirección de un diario de venta masiva en esta parte del continente.

Se puso al frente de Clarín el 21 de enero de 1969, apenas 9 días después de la muerte de su esposo y fundador del diario, Roberto Noble.

Alguna vez Ernestina recordó cómo fue aquel día iniciático: "Estaba angustiada, pero al mismo tiempo llegué con una tremenda determinación: debía continuar la obra de Noble. No imitándolo, porque las personas son insustituibles y cada uno tiene su estilo. Pero sí teniendo presentes sus principios. Recuerdo que ese día todo el personal del diario se reunió en la sala de redacción. Eran varios centenares de personas. Alrededor de las 7 de la tarde di un mensaje y luego invité a todos a continuar con la edición, como todos los días”.

El país no le iba a dar mucho respiro. A sólo 4 meses de aquella tarde de enero, el estallido conocido como el “Cordobazo” iba a cambiar para siempre el mapa de la protesta social en la Argentina, además de sentenciar al fracaso el gobierno del dictador Juan Carlos Onganía, cabeza de la llamada “Revolución Argentina”.

Al mes del "Cordobazo", el asesinato del dirigente metalúrgico Augusto Vandor iba a disparar una espiral de violencia, agigantada un año después por el secuestro y asesinato del general Pedro Eugenio Aramburu.
Esposo. Roberto Noble, fundador de Clarín. Se casaron en julio de 1967

El crimen de Aramburu fue la presentación formal de la guerrilla peronista Montoneros, a la que se sumaría la guerrilla trotskista del Ejército Revolucionario del Pueblo.

Esa violencia, a la que se agregó el terrorismo de Estado desatado el 24 de marzo de 1976, ensangrentó a la Argentina y duró casi 15 años en los que Clarín, con la viuda de Noble al frente, defendió el ejercicio pleno del estado de derecho, se opuso a toda forma de violencia, impulsó el respeto por las libertades individuales y por el sistema democrático y pugnó, como siempre, por el desarrollo del país que parecía estancarse.

El crecimiento de Clarín, la firmeza de su directora para mantener las ideas y postulados que identificaron con una línea clara e inquebrantable al diario y al Grupo, desató en los últimos 20 años una campaña de desprestigio contra la señora Noble y contra Clarín, con la única finalidad de menoscabar la figura de sus directivos, destruir el renombre y popularidad del diario y, durante los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández, adueñarse del Grupo Clarín para controlar la información, o borrarlo literalmente del mapa de las comunicaciones argentinas.

La señora de Noble no respondió a esos ataques, a menudo bárbaros, violentos, inhumanos, tal vez escudada en un lema que era de su esposo y que había asumido como propio: “Quienes hacen un diario no tienen que ser noticia”.

Hizo público, eso sí, su dolor de madre ante el ataque que entonces sufrían sus 2 hijos, de quienes alguna vez dijo que eran toda su esperanza y llenaban el espacio de su corazón.

Inicios

Ernestina Herrera nació en Buenos Aires el 7 de junio de 1925.

Su padre, Juan Herrera, cordobés, era profesor de Filosofía y Letras y su madre, María del Carmen Morales, una valenciana concertista de piano que nunca ejerció como tal.

Ernestina fue la menor, y la más mimada, de 6 hermanos, 4 de ellos mujeres.

Estudió la primaria en la escuela Guido Spano y la secundaria en un colegio de Flores, Ana María Janer.

Como recordó alguna vez en uno de los escasos reportajes que concedió, conoció a Noble durante un crucero por el río Paraná: “Fue en 1946. Yo iba en un barco con un grupo de amigos y de pronto pasa el Tenondé, el primer barco que tuvo mi marido. Alguien de mis amigos lo saludó y entonces Noble nos invitó a pasar al barco de él. Allí surgió una simpatía que se acrecentó con el tiempo, aunque no nos veíamos frecuentemente. Me impresionó de él su talento, no su belleza. Un hombre se transforma en hermoso cuando tiene algo importante que decir. Y mi esposo lo tenía”, reveló en 1970.

Se casaron el 27 de julio de 1967, en una ceremonia oficiada por el entonces cardenal primado de la Argentina, monseñor Antonio Caggiano.

Un año y medio después, ya viuda, Ernestina Herrera se hacía cargo de la dirección de Clarín.

Desde entonces el compromiso que asumió fue llevar adelante los ideales del fundador de Clarín y el de llevar al diario a ser uno de los medios de mayor venta, prestigio e influencia del continente, hasta convertirlo en el octavo de mayor tiraje en el mundo.
 Vaticano. Junto al Papa Juan Pablo II
 Artífice del mundo nuevo. Con Mijaíl Gorbachov, el líder de la ex URSS que condujo a profundas reformas
En democracia. Junto a Raúl Alfonsín, el primer presidente argentino luego de la restauración democrática

Algunos fragmentos de la nota:

El país estaba entonces conmovido por la violencia política y en el lapso de seis meses iba a estar sacudido por esa violencia que golpeó incluso a Clarín. En septiembre de 1973 un comando del ERP 22 de Agosto, una fracción escindida de la guerrilla trotskista, secuestró a un ejecutivo de Clarín para obligar al diario a publicar tres solicitadas. El mismo día en que fueron publicadas, una de ellas en la portada, un comando de la ultraderecha peronista, presumiblemente integrado en su mayoría por matones sindicales, armados con ametralladoras y fusiles, tomó por asalto la sede del diario, ametralló sus cristales, agredió a sus empleados, arrojó bombas molotov que desataron un principio de incendio. El objetivo era llegar a las rotativas y destruirlas con bombas, pero no pudieron acceder a las máquinas.


La ofensiva kirchnerista
La descripción que en 2003 hizo la directora de quienes atacaban a Clarín y de sus intenciones, fue un retrato anticipado del kirchnerismo. Fueron los gobiernos de Néstor Kirchner y de Cristina Fernández los que retomaron como bandera el caso de los hijos de la señora de Noble, en otra campaña desembozada destinada a hostigar primero, a acosar luego, a destruir en última instancia al Grupo Clarín.
En aras de sostener la denuncia de Abuelas, se violaron los derechos humanos de los dos hijos, entre ellos el esencial derecho a la intimidad, se impulsó la toma compulsiva de sus muestras genéticas, se allanaron los domicilios de Marcela y Felipe, ya mayores de edad, se ignoró la voluntad de los dos hermanos de ceder el material genético al Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema y hasta se modificaron leyes y la constitución del Banco Genético de Datos para dar con el resultado que pretendieron desde un principio ambos gobiernos y ambos gobernantes: amenazaron con recurrir a los tribunales internacionales si un fallo judicial no favorecía su postura.
Finalmente y no sin antes que Estela Carlotto pronunciara una frase desdichada pero que dejaba en claro sus designios: “Ojalá uno de ellos sea hijo de desaparecidos”, dijo, los peritajes que confrontaron el ADN de los hermanos Noble Herrera en el Banco Nacional de Datos Genéticos, dieron negativos. Ernestina Herrera de Noble fue sobreseída por la Justicia en enero de 2016 en todas las instancias.
Ruptura
En paralelo con la batalla judicial que tuvo a los hermanos Noble Herrera víctimas del escarnio y casi como botín de guerra para sus denunciantes, la viuda de Noble volvió a sufrir un nuevo ataque por parte del kirchnerismo, ya con Cristina Fernández como presidente, recostada en la figura del ex presidente Kirchner que ejercía total influencia en su gobierno, lo que se conocía entonces como “doble comando”.
El caso Papel Prensa
En 2009, tras la derrota del oficialismo en las elecciones legislativas, Kirchner obsesionado por el fluir del periodismo independiente y ya con la decisión de instaurar veinte años de gobiernos K en la Casa Rosada, culpó de la derrota a la posición editorial de los medios independientes, que no le eran afines, y desarrolló un plan para controlarlos, para apoderarse de ellos, si era posible, en su defecto, destruirlos. Clarín encabezaba esa lista de medios independientes.
El gobierno intentó entonces de apoderarse de Papel Prensa, la planta proveedora de papel para diarios, de la que era accionista el Grupo Clarín. El kirchnerismo acusó a la señora de Noble y a los directivos del Grupo de haber comprado la planta papelera a sus anteriores dueños, aprovechando su condición de secuestrados y torturados por la dictadura militar.
En agosto de 2010, dos meses antes de la muerte del ex presidente Kirchner, el gobierno de su esposa, prometió un informe final sobre la empresa que, supuestamente, revelaría la trama oculta del caso y daría certeza a sus denuncias contra Clarín. Lo bautizó: “Papel Prensa – La Verdad”. Resultó un conjunto de mentiras que fueron desmontadas luego por documentos públicos y hasta por el testimonio de algunos de los protagonistas de la historia .
La última palabra, seis años después, estuvo a cargo de la Justicia. En diciembre de 2016, el juez Julián Ercolini sobreseyó en forma definitiva a Ernestina Herrera de Noble y a Héctor Magnetto, entre otros imputados, en la causa que investigaba aquella supuesta venta de Papel Prensa hecha bajo tortura por los herederos del financista David Graiver, secuestrados por la dictadura. El fallo judicial dejó al descubierto más de cinco años de una campaña kirchnerista regada de falsedades, presiones y uso de organismos públicos destinados a sostener aquella infundada acusación.


14 comentarios:

  1. QEPD. Qué contentos que estarán los forros k!

    ResponderEliminar
  2. Con todo lo que se le pueda decir de esta mujer rescato que no le haya vendido ni una sola accion al usurero delincuente santacruceño de Nestor kirchner. El último medio que quiso prostituir a su antojo y no pudo.

    ResponderEliminar
  3. Coincido, pero sin olvidar la época en que fueron cómplices.

    ResponderEliminar
  4. Ernestina siempre te vamos a recordar como una gran mujer, como una amiga del poder. http://tapas.clarin.com/tapa.html#19780928

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buscate unas cuantas donde se la ve con los Kirchner y con Magnetto.

      Esas están mejores.

      Eliminar
    2. Acá tenés una picadita (apenas) para el vermouth

      http://www.taringa.net/posts/info/16761891/Cuando-los-Kirchner-y-Clarin-eran-amigos.html

      Eliminar
  5. Se muere justo el mismo día que muere el Kirchnerismo.
    Dios tiene sentido del humor.

    ResponderEliminar
  6. Yo estoy triste porque es Otra conchuda que se va sin ser empalmada. Y encima las repugnantes jovatas nonagenarias de de carlotto y heces de bostafini siguen rompiendo las pelotas! Menos mal que no trano con kirzner si no todavia habria que fumarselos. De hecho ya no habria Argentina

    ResponderEliminar
  7. Disculpame pero el texto de la nota que pusiste es demasiado chupamedias. Lo copiaste de Clarin? Describe a la vieja casi como si fuese una heroina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te fijás en el texto del post, al terminar, dice "Leer aquí la nota completa" linkeado a Clarín.

      El texto es del diario y aún es mucho más largo.

      Eliminar
  8. El mundo es un poco más bello! Chau cómplice de genocidas! Te vas al infierno a rendir cuentas! Chau chau chau!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien 19:14 que se vaya al infierno con el otro CÓMPLICE de la dictadura: Nestor kirchner. Buen dúo para abajo.

      Eliminar
    2. Coincido 20:25.

      Estaría bueno también recordar a la diabólica Porota muy bien acompañada por Magnetto.

      Hay muchas imágenes de ellos.

      Eliminar
  9. QEPD , marcò una època de grandes mujeres empresarias en la Argentina junto a Amalia Lacroze de Fortabat.

    ResponderEliminar

AVISO: Perdí la paciencia...

Ir abajo Ir arriba