sábado, 28 de mayo de 2016

Si sos KaKa tu azotea termina así...

Margarita Barrientos: "Antonia es divina, cuando viene al comedor se come todo el guiso junto a los chicos"

La dirigente social habló de su vínculo con Macri y dijo que se lleva "muy bien" con Juliana Awada

La directora del comedor "Los Piletones", Margarita Barrientos, habló sobre su relación con la familia presidencial, durante una entrevista con la revista Noticias, en la que reveló detalles como las visitas de la hija de Mauricio Macri y Juliana Awada, Antonia, a la ONG.

Barrientos dijo que Macri sigue visitando el comedor, una costumbre que comenzó en sus días de presidente de Boca, y sigue donando la mitad de su sueldo a la organización (unos 60 mil pesos, actualmente).

Además, la dirigente social dijo que se lleva "muy bien" con "la señora Juliana", en referencia a la primera dama Juliana Awada, y agregó que Antonia Macri es "divina".

"Antes cuando era jefe de Gobierno venía más a menudo, y además no usaba custodia (risas). «Quiero escaparme de ellos y no puedo», me dice. Pero siempre seguimos en contacto", señaló Barrientos sobre las visitas de Macri.

"Me dona la mitad del sueldo desde que era diputado, luego hizo lo mismo cuando fue jefe de Gobierno y ahora Presidente. Es muy importante este ingreso para nosotros, nos sirve para muchas cosas. Gracias a Dios también tenemos muchos apoyos más", agregó.

Barrientos dijo a su vez que se lleva "muy bien con la señora Juliana". "Ella va a ser la madrina del refugio que vamos a inaugurar en junio. Es una mujer espléndida, ideal para Mauricio. Los dos son buenas personas, pero la señora Juliana tiene un carisma muy especial. Es comprometida y cumple con lo que dice", dijo.

Sobre la hija de Macri y Awada, Barrientos dijo: "Antonia también es divina. Cuando viene acá, la señora Juliana la deja en la guardería y se come todo el guiso, junto con los chicos de acá. Es muy bonita y siempre está con hambre".

Por otro lado, Barrientos dijo que el país "está medio difícil" por el "paquete complicado" que dejó el kirchnerismo. "Pero tengo esperanza, siempre le digo a él [a Macri] que no tiene que aflojar a nada ni ante nadie", dijo.


Fuente: La Nación

¡Hola Francisco! Se viene la Ley de Aborto


¡¡No hay derecho!! ¡¡Que venga pronto un KAKA a defenderlo porque lo están estigmatizando!! (Video)

¿¿Dónde está Zafaroniiiiii??


La infamia del Panchoto y Hebe... Fernández Díaz contra el Papa: "Le hace terrible daño a la Argentina". Con audio

Enojo por radio.
El periodista lo acusó de hacer política a través de la Iglesia católica. "Es increíble la cantidad de mentiras que Bonafini dijo gracias a que Bergoglio le armó un escenario internacional para que dijera infamias", señaló. 

El periodista y escritor Jorge Fernández Díaz opinó sobre la visita que la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, le hizo ayer al papa Francisco en el Vaticano, a quien acusó de hacer política a través de su máximo cargo en la Iglesia católica. “Es de locos y me produce un dolor terrible lo que hace el Papa. El daño que le hace a la Argentina es terrible. No al gobierno de Macri sino al país”, disparó Fernández Díaz en su habitual editorial del programa “Pensándolo bien”, por Radio Mitre.


El columnista político reaccionó así ante las declaraciones de Bonafini tras la reunión en Santa Marta, en el sentido de que ninguno de los planes de Cristina Kirchner sigue adelante, que no hay ayuda a las embarazadas y que cerraron los comedores para pobres. “Es increíble la cantidad de mentiras que la señora Hebe de Bonafini dijo gracias a que el papa Francisco le armó un escenario, un tinglado internacional para que hablara y dijera todas estas infamias. Yo nunca vi una cosa así, me parece indignante”, señaló el periodista.

Mirá también: Según Hebe, el Papa “está triste y esto le hace acordar al 55”

Más adelante, Fernández Díaz fue categórico: “Acuso a Bergoglio directamente. Esto es la responsabilidad política e institucional directamente de él. Hebe es una pieza menor en esta historia, esa es la verdad. Esto lo permitió y lo armó Bergoglio. Que salga ahora y diga que lo que dijo la señora Hebe de Bonafini es mentira. Hasta que no haga eso, voy a tomar que ella dijo la verdad. El que calla otorga; ahí tenemos la operación de Bergoglio ”.

En ese contexto, el columnista se preguntó en voz alta: “Por qué no le entregamos el Gobierno a Bergoglio, a la Iglesia católica o a Víctor Fernández, el rector de la UCA. Qué manejen ellos a la Argentina. Después hagan lo que quieran, díganme lo que quieran desde la Iglesia, me importa un pomo”.

Para cerrar, Fernández Díaz también criticó al Papa por sus dichos en la entrevista que hace un par de semanas tuvo con las principales autoridades del Consejo Episcopal Latinoamericano. “Decirle al Celam que Argentina está en una situación parecida a Venezuela daña terriblemente al país, no al gobierno de Cambiemos. Me dijeron que esas declaraciones las sacaron de contexto. Si fue así, que salga y lo aclare”.

Fuente: Clarín

La columna de Lanata: "Lo que somos y lo que queremos ser"

En su breve mensaje de la Quinta de Olivos el 25 de mayo, el presidente Mauricio Macri le pidió a los argentinos “cerrar la brecha entre lo que somos y lo que podemos ser”. Esa idea, que pasó desapercibida para los medios y mucho más para el público, encierra uno de los problemas argentinos fundamentales. Desde su origen, este país confunde lo que verdaderamente es con sus deseos: vivimos pensando que nuestros deseos son reales y presentes y –quizás por eso– no hacemos nada por conseguirlos. Nuestro “juego nacional” de naipes, el truco, lo sintetiza bien: en el ser permite el argentino ser en su mundo como el quiere ser. “En cualquier juego sucede más o menos lo mismo –anota con precisión el sociólogo Julio Mafud– pero en el truco la victoria o la derrota dependen más del hombre, del jugador frente al jugador, que del valor inamovible de los naipes (…) no está basado en la inteligencia del contrincante sino en su capacidad para “hacer entrar” al adversario, para engañarlo. La palabra “truco” tiene origen portugués y significa “trampa”. Para el filósofo español Ortega y Gasset “la pampa se mira comenzando por su fin, por su órgano de promesas”, y por eso observa que “lo esencial de la vida argentina es ser promesa”. “Todo aquí vive de lejanías, casi nadie está donde está sino por delante de sí mismo, y desde allí gobierna y ejecuta su vida de aquí, la real, la presente y efectiva”. De allí aquel famoso “Argentinos, a las cosas”. Leamos con detenimiento a Ortega: “El argentino vive atento, no a lo que efectivamente constituye su vida, no a lo que de hecho es su persona, sino a una figura ideal que de sí mismo posee. El argentino se gusta a sí mismo, le gusta la imagen que de sí mismo tiene. El argentino típico no tiene más vocación que la de ser ya el que imagina ser, vive, pues, entregado pero no a una realidad, sino a una imagen”. Nuestra historia ha sido testigo de esta vida en la cuerda floja: la decisión del rey de España de cerrar el puerto de Buenos Aires en 1602 transformó a la ciudad en el paraíso del contrabando, y lo hizo a punto tal que el propio rey debió autorizar seis contrabandos al año “para que se sacaran por su cuenta los frutos de sus cosechas”, sumadas al llamado “arribo forzoso” de barcos extranjeros que, debido a “tormentas” (que a veces existían pero la mayor parte de las veces no) buscaban refugio en el puerto de la ciudad y “remataban” sus mercaderías. El deseo: un puerto monopólico y rico, activo en el intercambio; la realidad: uno de los enclaves del contrabando en el Virreynato. ¿Pero no éramos argentinos “respetuosos de la ley”? ¿Qué hacer entonces con el contrabando? Comprar los cargos que lo controlarán: la venta de cargos de gobernadores, grados militares o municipales se hacía por remate o como “donativo gracioso” al Rey. Esta costumbre comenzó bajo el reinado de Felipe II: Manuel de Velazco y Tezada, por ejemplo, adquirió su empleo de gobernador y capitán general de Buenos Aires por tres mil doblones, el 9 de febrero de 1707. El primer garito de la ciudad comenzó a funcionar en el Cabildo, y era propiedad del Tesorero de la Real Hacienda, Capitán Simón de Valdez. También entonces una era la imagen de nuestra economía cotidiana y otra la forma que nos devolvía la real: el acta de acuerdo del Cabildo del 27 de febrero de 1589 lamenta que “jamás se haya logrado controlar el precio de los productos en venta al público. Hemos visto lo que pasó con el trigo y el maíz. Precios fijos, libertad de precios y así, según la época, se esconde, se retiene”. Nueve años después de la fundación de la ciudad se decidió que “habiendo visto los precios excesivos” se decidía fijarlos en productos básicos.
América era rica pero no TAN rica: había que acomodar la realidad al sueño, el único modo de hacerse tan rico era forzando el margen de la ley, viviendo fuera de nuestra capacidad real. Escribe Emilio A Coni en “El gaucho”: “Ni bien desembarcaba un español en Indias, por más modesta que fuera su alcurnia, su primera preocupación era tener uno o varios sirvientes que le evitaran el menor esfuerzo físico, hasta el mínimo de ir a buscar un poco de agua para tomar”. ¿Cómo lograr, entonces, que la riqueza deseada se transformara en tal sino por medio del trabajo? En 1888 escribe el sociólogo Daireaux: “A la época actual precede una larga tradición de menosprecio al trabajo. La inmigración no ha modificado profundamente ese rasgo de carácter general. La agricultura y las industrias que de ella derivan se han expandido enormemente pero no puede decirse que el trabajo sea una obligación social absoluta”. Mansilla lo dice de otro modo: “Nacer becado, vivir empleado, morir jubilado, plaga argentina. El no hacer nada, sino vivir, es un programa. ¿Trabajar? Que trabajen otros. El mundo camina solo”. El desfase entre vivir como “deseamos” hacerlo” y como “podemos” signó la historia argentina posterior; dos opiniones lapidarias de visitantes nos muestran, con una diferencia de casi cien años, la permanencia de los mismos problemas: “En las clases elevadas se advierten la sensualidad, la irreligiosidad, la corrupción más cínica, llevadas al grado más alto, escribe Charles Darwin en 1833. A casi todos los funcionarios puede comprárselos.(…) Los habitantes respetables del país ayudan invariablemente al delincuente a escapar, parecería que el hombre hubiera pecado contra el gobierno y no contra el pueblo”. Y remata Georges Clemencau, el estadista francés, en 1910: “La economía argentina sólo crece porque de noche los políticos y los empresarios están durmiendo y no pueden robar. Mientras tanto el trigo crece y las vacas fornican con lujuria”.
En 1911 el español José María Salvatierra escribió sobre Buenos Aires: “No hay ciudad del mundo donde resalte de tal modo la fiebre del llegar, del conseguir. La lucha por el dinero tiene aquí mayor vivacidad que en los pueblos del Norte, proyectos concebidos, explicados y fracasados en una misma conversación, ir sin plan, volver sin nada definitivo, concertar sociedades y deshacerlas enseguida, detallar sobre la mesa de bar un proyecto enorme y abandonarlo por el nuevo proyecto que trae el amigo, exagerar las ganancias, engañar, sorprender, manipular cosas imaginarias”. Rodolfo Rivarola, editor de la Revista Argentina de Ciencias Políticas, escribió en 1913: “Producir por dos y gastar por cuatro tomando un préstamo por la diferencia parece ser el lema de los argentinos. Son responsables de esto el gobierno y los gobernantes (…) en lo primero porque han olvidado que el gobierno educa al pueblo. La imitación corre de arriba abajo, el gobernante impone con su lujo personal la regla del lujo que estimula y excita a los que pueden y a los que no pueden gastarlo”.
Los ejemplos son infinitos y esa diagonal, la del desencuentro entre lo que somos y lo que queremos ser, cruza nuestra historia. Todos estos ejemplos, sus fuentes y cientos de ejemplos más, figuran en “Argentinos, quinientos años entre el cielo y el infierno. Edición definitiva”, publicado por Sudamericana.
¿Somos un país inmensamente rico? ¿Qué estamos dispuestos a hacer para que esas riquezas se concreten? ¿Dejaremos de ser, alguna vez, los eternos niños promesa?
Tal vez ya sea hora de convertirse en acto.


Natalia Oreiro se cruzó con Pablo Echarri en los Premios Platino pero se evitaron. Ella se retiró antes y no compartió la foto grupal


viernes, 27 de mayo de 2016

Tapa de revista Noticias


Así le dejaron el auto a Majul en la puerta de la radio

Un hombre atacó y abolló el auto de Luis Majul en la radio




Radio Gorila, informa...

Obras, obras y más obras...
La inflación disminuye...
Unilever anuncia inversiones...
Axion anuncia inversiones por 1500 millones...

Es para ampliar su refinería en Campana para la producción de naftas y gasoil. En el pico de actividad de la obra de ampliación se incorporarán entre 1.500 y 2.000 personas. Prat Gay tomó como ejemplo a los inversores extranjeros.


Entrar aquí para leer completo


Y en Morón...





(¡Gx Nicolás!)

¡¡Se está poniendo leeeeeeeeendooooo!! Los hijos de Báez van contra Cristina Elisabet Kirchner: presentarán una carta firmada por ella y enviada a Lázaro

Los abogados Claudia Balbin y Santiago Viola tienen en su poder un escrito, de puño y letra, donde la ex presidente le pide al empresario kirchnerista que, como parte de la defensa, involucre al primo de Mauricio Macri

La ex presidente Cristina Elisabet Kirchner, Leandro Báez, hijo del empresario detenido,  y el juez Sebastián Casanello
La familia Báez cruzó la línea de espera y ahora va por todo. La amenaza que Lázaro ejecutó semanas antes de quedar preso empezó a tener color y sustancia: "Ahora somos peligrosamente enemigos", le mandó a decir a Máximo Kirchner vía un interlocutor. Ayer empezaron a caer los primeros misiles.
Leandro Báez prefiere el perfil bajo. Durante mucho tiempo se negó a instalarse en Buenos Aires, cuando los negocios familiares afloraban. Hoy se lamenta no haber estado al tanto de los detalles. Mientras su hermano, Martín, espera su destino judicial en la ciudad de Buenos Aires, Leandro contiene en Río Gallegos a su madre, hermanas y a su pequeño hijo. Ayer le puso a su nombre una firma contundente: pidió la recusación del juez federal Sebastián Casanello, acusándolo de direccionar la investigación de la ruta del dinero K para proteger a Cristina y Máximo Kirchner.
Esa fue la primera bomba que largó la misilera. Y se prepara la más contundente. Según la información a la que accedió Infobae, la defensa de Báez apelará ante la Cámara el rechazo de recusación planteado por Casanello y lo harán de forma tajante y precisa. Presentarán una carta escrita de puño y letra por la ex presidente, Cristina Kirchner, y firmada por ella, en la que le recomienda a Lázaro Báez "ensuciar" al empresario Ángelo Calcaterra, primo del Presidente, Mauricio Macri, y con quien Báez llegó a formar una unión transitoria de empresas (UTE) para presentarse en la licitación de la represas santacruceñas, que finalmente ganó otro consorcio. La carta fue escrita y enviada a Lázaro Báez hace poco más de 30 días.
Báez fue visitado esta mañana, en Ezeiza, por sus dos abogados, quienes le pidieron "paciencia" y le aseguraron que saldrá libre en no más de dos meses. En la familia del empresario no les creen, por eso se pusieron al frente de las decisiones centrales de la defensa. Además de la carta de Cristina Kirchner, se le pedirá a la Cámara el registro de llamados del juez Casanello, en el que, según afirman los abogados de los hijos, están registrados decenas de llamados entre el magistrado y Juan Martín Mena, hombre de Máximo Kirchner y ex número dos de la Agencia Federal de Inteligencia en el final del mandato kirchnerista.
Este viernes, Cristina Kirchner envió como emisario a su histórico secretario, Daniel Álvarez, para intentar comunicarse con Leandro Báez. El joven decidió no atenderlo, ni cuando éste le dijo que era la ex presidente la que quería hablar. Álvarez y los Báez se conocen bien: fueron ellos quienes, por pedido de Néstor Kirchner, financiaron en dos oportunidades su candidatura a intendente de Río Gallegos.
En la respuesta de Casanello a Leandro Báez, nada se dice sobre dos puntos clave de la denuncia de la familia del procesado: la existencia de reuniones en Olivos entre Lázaro Báez, el juez y la propia ex presidente, como tampoco sobre las comunicaciones telefónicas que el magistrado habría realizado con Santa Cruz el 5 de abril pasado, el día de la detención en el aeropuerto de San Fernando. La defensa sabe que tocaron el punto sensible del juez, que ya no sabe cómo explicar que no tiene relación con la familia Kirchner.
El fiscal Marijuan le ofreció al menor de los Báez las mismas condiciones bajo las cuales declaró Leonardo Fariña y que le permitieron entrar al programa de Protección de Testigos y recuperar su libertad tras estar dos años preso en otra causa por evasión de imputados, también relacionada al empresario santacruceño. (Infobae)
Hoy salen con manzanitas...

Todo lo que tenés que saber sobre el Proyecto de Ley para los Jubilados




Cecilia Bolocco lo dejó muy bien parado a Carlos Menem

La chilena sorprendió con una picante confesión sexual sobre Carlos Menem
La ex Miss Universo sorprendió a todos con una infidencia sexual sobre el ex Presidente, que al momento de casarse con ella tenía 71 años

La modelo chilena aseguró que el expresidente argentino, que al momento de casarse tenía 71 años, era “muy apasionado” en la cama.


Además de decir que era “muy enérgico”, la ex Miss Universo reveló un llamativo dato íntimo. “Me despertaba a las tres y a la cinco de la mañana [para tener sexo]”, indicó.


Las curiosas declaraciones se dieron en Kamaleón, el nuevo programa de Stefan Kramer para TVN, donde la exmodelo estuvo como invitada. (Nexofin)


Revés judicial para la ex Ella


Cortadas por la misma tijera: Usan sillas y batones


"El tiñoso"


El mundo al revés... La cagadora de altares y Panchoto, juntos



Jubilados


¡Socoooorroooo!!


La carta de Fariña al hijo de Báez que acusó a Cristina

LA RUTA DEL DINERO K
El valijero le envió un mensaje a Leandro Báez: “Sería el principio del fin de una mentira”, dijo sobre un eventual arrepentimiento del empresario K.
Leonardo Fariña reflexionó ayer sobre la denuncia de Leandro Báez contra el juez Casanello. También intentó en una carta contar lo que se siente cuando se está preso. Él estuvo detenido casi dos años y ahora goza de libertad bajo palabra. Dijo textualmente: “Lo que más se sufre no es la privación de la libertad en sí misma, sino la lejanía con la familia. Pero para aquellos que estuvimos detenidos sabemos que debemos desprendernos del egoísmo y aprender a considerar que los seres queridos quizás sufran más, estando en libertad, que los propios detenidos.
 
“Partiendo de esta base empieza una carrera para ver cuánto tiempo necesitamos para recapacitar sobre lo que sienten nuestros padres e hijos, y muchas veces, los que recapacitan primero son los que están afuera ...
“He escuchado de una supuesta estrategia de la familia Báez simulando una ruptura como ardid jurídico. A quienes conocemos a Leandro nos parecería forzada esa teoría. A mi parecer Leandro tomó la impronta al ver que quien siempre protegió y amparó los negocios de su familia hoy es quien prefiere que su padre quede de por vida recluido en una cárcel, para así salvaguardar sus intereses y mantener su falsa ética, devastada por la realidad pero lejos de una cárcel.
“A la vista está que Lázaro todavía no entendió que está preso y todo lo que se le viene, no vio que esta perdiendo a su familia y todavía prefiere mantener un falso orgullo de no decir: ME EQUIVOQUÉ. Pero mi pregunta es la siguiente: si cada día que pasa se comprueba un hecho nuevo de lavado, se encuentra un nuevo bien oculto y está detenido sin vistas de una inminente salida, ¿qué lo frena y qué presión tiene? La respuesta es simple: Lázaro debe estar presionado bajo amenazas a su familia. Pero esto no obsta que el sufrimiento que tiene Leandro por ver a su padre preso supere cualquier presión. Hoy Leandro tomó la posta y se enfrenta a una situación de riesgo muy grande por las represalias que puede sufrir de Cristina y sus exfuncionarios, pero que a su vez empuja a Lázaro, como padre, a amparar a su familia y tomar el aliviante camino de la verdad. Como ya lo he dicho, la mano mágica no va a llegar. Las épocas de negocios fáciles y encubrimientos diversos ya no existen, y lejos de eso, Lázaro se transformó en la más peligrosa amenaza que enfrenta el kirchnerismo.
“Lo que queda claro, es que Leandro Báez, presidente y accionista de Austral Agro S. A – empresa muy importante del grupo y que me consta que ha tenido conocimiento de todo en lo que yo he participado– ha reconocido implícitamente que los negocios de su familia responden al mando de el expresidente Néstor Kirchner y a la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner. Tampoco hay que dejar de lado la manifestación que hace, muy cierta y relevante, sobre una cuestión lógica: él cita en mi declaración el tema del sobreprecio de la obra pública y del adelanto financiero, y se pregunta cómo llegaron esas obras mediante la adjudicación a la empresa de su padre. La respuesta vuelve a ser simple: mediante la complicidad de la expresidente y sus funcionarios. Y como yo también lo he denunciado, Leandro hace hincapié en el actuar de Ricardo Etchegaray.
“Creo que hoy (por ayer) fue un día trascendental en la causa: hoy Leandro dio un gran paso hacia la verdad, y creo que hay que interpretarlo como un pedido de imparcialidad para con el debido proceso de su padre y hermano, pero que a su vez enmascara el gran miedo de que no se llegue a donde se tiene que llegar, a los mayores responsables de estos actos que fueron quienes denotaron el poder y la responsabilidad de manejar Santa Cruz y posteriormente el país en los últimos 12 años. Hoy el sufrimiento de Leandro puede transformarse en el principio del fin de una mentira, es decir, de Cristina y su gobierno. Lo único que falta es que su padre, preso, pueda pensar más allá de cuatro paredes y un techo de chapa, recapacite, se dé cuenta inclusive que su defensa está dirigida a, sutilmente, defender los intereses de Cristina y por sobre todo –dicho mal y pronto en lenguaje carcelario– que el valor de su hijo lo llevó también a ser una boleta caminando por Río Gallegos. (Clarín)

Ir abajo Ir arriba