martes, 6 de agosto de 2019

El abogado que manejaba su lancha alcoholizado y mató a una joven en un choque frontal irá a juicio por homicidio

El 23 de marzo del año pasado Manuel Beccar Varela impactó de contramano contra la embarcación que tripulaba la víctima, Tamara Suetta. El acusado podría recibir más de cinco años de prisión


Manuel Beccar Varela tiene 48 años

Manuel Beccar Varela tiene 48 años

El futuro para Manuel Beccar Varela (48) se intuye sombrío. Un año y medio después del choque frontal que protagonizó en el delta del Tigre y que provocó la muerte de Tamara Suetta (25), quien viajaba en la embarcación que chocó junto a sus padres, el prestigioso abogado deberá sentarse -esta vez él- en el banquillo de los acusados. De acuerdo al expediente, Beccar Varela iba de contramano y alcoholizado.

El fiscal de Tigre Mariano Magat terminó la instrucción del caso. A partir de las pruebas que reunió la Justicia consideró que Beccar Varela, que está en libertad, tendrá que responder en un juicio por los delitos que se le imputan: homicidio culposo agravado por la conducción negligente, imprudente y antirreglamentaria de un vehículo con motor, en referencia a la muerte de la joven, y lesiones graves, por las heridas que ocasionó en Angel Suetta y Elena Fontini, los padres de la víctima y sobrevivientes del accidente que ocurrió la noche del 23 de marzo del año pasado en una curva del río Carapachay.

Beccar Varela podría recibir una pena de hasta cinco años, o quizá más, ya que ese es el máximo castigo que se impone sólo al delito de homicidio, pero también será juzgado por las lesiones graves, que contemplan una pena de tres años.

Si el castigo resulta mayor a tres años, la prisión será efectiva. Es decir, cumplirá al menos una parte importante de la condena tras las rejas de algún penal bonaerense.

Parece probable, puesto que quedó demostrado que el abogado conducía su lancha "Bicuña" alcoholizado. Las pericias demostraron que tenía 0,83 gramos de alcohol por cada litro en sangre, cuando el máximo permitido es de 0,50 gramos.
Tamara Suetta tenía 25 años
Tamara Suetta tenía 25 años

Magat consideró en su dictamen final de elevación a juicio del expediente que por el consumo de esta sustancia "sus reflejos y percepción pudieron haber estado disminuidos" y que eso pudo haber contribuido en la dificultad que tuvo para evitar el choque, que el fiscal consideró "a las claras" una omisión del deber de cuidado que debía mantener en su condición de timonel de una embarcación a motor en la que circulaban, además, seis personas más: sus amigos.

El choque ocurrió cerca de las 20 horas de aquel día. Beccar Varela timoneaba su lancha por el carril contrario al que debía en una curva. El impacto contra la embarcación "Correcamino", que manejaba Ángel Suetta (63 años en aquel momento), y en la que iban en la proa, pero mirando hacia popa, su esposa Elena Fontini y la hija de ambos, Tamara, fue frontal.

Beccar Varela volvía hacia el puerto de Tigre con sus amigos, debía conducir por la margen derecha y doblar a la izquierda bien abierto. Pero hizo todo lo contrario. El impacto fue inesperado y violento. La lancha del abogado le dio en la cabeza a Tamara, que murió en el acto.

Los tres tripulantes de "Correcamino" cayeron al agua. Fueron rescatados por un vecino que escuchó el estruendo del golpe y se lanzó al agua, y personas que venían en otra lancha. Todos ellos, más Beccar Varela y sus amigos, asistieron a las víctimas.
Tamara Suetta recibió un golpe mortal en la cabeza
Tamara Suetta recibió un golpe mortal en la cabeza

Suetta sufrió una fractura de su vértebra C7, una herida cortante en  el muslo derecho de ocho centímetros y un golpe alrededor de su ojo izquierdo. Fontini padeció la fractura de su clavícula derecha, fisuras en sus costillas y una herida cortante en su cabeza de cuatro centímetros.

Tamara, que recibió el impacto de espaldas, ya estaba muerta.

En su defensa, el abogado intentará disminuir la gravedad de lo que implica el alcohol en sangre con la predisposición que tuvo, justamente, durante los instantes posteriores al choque y luego a lo largo de toda la investigación.

Beccar Varela y sus amigos admitieron que él había consumido alcohol. Pero a la vez no huyeron, se quedaron al lado de la familia Suetta e incluso el abogado habría intentado aproximarse a ellos durante los meses siguientes a través de un hermano de Tamara.

El debate se centrará de todos modos en los hechos que motivaron el incidente y provocaron la muerte de Tamara y las lesiones de sus padres. El choque se dio en una curva muy cerrada, de noche, y un día que el caudal de agua era bajo. Aunque suele ser una curva en la que las lanchas tienen la costumbre de cortar el ángulo, el impacto se dio claramente en una zona que sería de "contramano" para la lancha de Beccar Varela.

La embarcación "Bicuña" quedó apenas a cuatro metros de distancia de la orilla contraria, en un sector que el cauce del río Carapachay tiene 34 metros de margen a margen.
Imágenes del 23 de marzo de 2018, momentos después del choque
Imágenes del 23 de marzo de 2018, momentos después del choque

La defensa de Beccar Varela intentará atenuar el castigo y le echará parte de la culpa a Angel Suetta, al sostener que el papá de Tamara circulaba sin las luces reglamentarias. Suetta, en tanto, lo niega: asegura que antes de salir del puerto de Tigre chequeó la iluminación de su lancha "Correcamino".

En el juicio se esperan que, para este punto, sea clave el aporte de los peritos de cada parte. Si se comprueba que el papá de Tamara venía sin luces, la pena podría ser menor a la máxima.

Pero ya en la investigación los peritos comprometieron al abogado. El informe elaborado por el asesor técnico en navegación y maniobras, el prefecto Alberto Adrián Penas, confirmó que instantes previos a la colisión "Bicuña" mantenía un régimen de entre 3.400 y 3.500 revoluciones por minuto, una velocidad considerada excesiva en función de la condición nocturna, las características del lugar, el ancho navegable y los muelles existentes en la zona.

En los registros de una cámara de la casa de un vecino, que captó el paso de las lanchas se observan las luces "tenues" de la lancha de Suetta, pero los investigadores admitieron a este diario que la calidad y el ángulo del plano en el que se tomaron las imágenes no son garantía de que efectivamente fuera sin luces.

Elena Fontini, la madre de  Tamara, también declaró que recuerda haber chequeado las luces antes de arrancar: "Porque en un momento cuando navegábamos recuerdo que me iluminaba el brazo cuando lo apoyaba, se nota el reflejo, nosotros controlamos de noche las luces antes de salir a navegar, es una cosa que siempre se tiene en mente, fijarse las luces antes de salir".

Continuar leyendo aquí (con video)

1 comentario:

  1. Acá en NarcoRosario pasó lo mismo pero el homicida le pagó a otro para que vaya preso por él.Todo lindo por acá...........

    ResponderEliminar

...

Ir abajo Ir arriba