domingo, 17 de marzo de 2019

¡NO LE AJU$TARON EL $OBRE! Diego Brancatelli: "El kirchnerismo ha sido muy desagradecido conmigo" (Video)





4 comentarios:


  1. Política de cielos abiertos

    Durante su gestión desde 2006, Morales participó del armado de una red de vuelos que unían La Paz con La Habana pasando por Caracas, de acuerdo a declaraciones de ex militares que formaron parte del circuito. Lo reveló el periodista brasileño Leonardo Coutinho en su libro Hugo Chávez, el espectro: cómo el presidente venezolano alimentó el narcotráfico, financió el terrorismo y promovió el desorden global.

    Allí, en el capítulo El puente aéreo de la cocaína, Coutinho relata cómo fueron las rutas entre las capitales latinoamericanas que transportaban ladrillos de droga blanca en valijas diplomáticas.

    El escritor e investigador brasileño radicado en Washington lo ilustró de manera cruda: narra un hilo conductor entre la tragedia del Chapecoense el 28 de noviembre de 2016, la muerte de un general –Germán Valenzuela– horas después de mostrar una imprudente valentía frente a Morales en un mitin con camaradas, y el triángulo La Paz-Caracas-La Habana.

    La desgracia del equipo de fútbol brasileño comenzó a desenmascarar una trama de corrupción revelada por los propietarios de LaMia, la línea área cuyo avión Avro RJ85 se estrelló en las cercanías del Aeropuerto Internacional José María Córdova, en Medellín, Colombia dejando 71 muertos. Uno de los dueños de la compañía, Miguel Alejandro Quiroga Murakami, piloteaba la nave. Murió en el accidente pero había dado testimonio de lo que había visto. El otro, Marco Antonio Rocha, estaba en España. Sabiendo que no recibiría ayuda del gobierno boliviano, decidió exiliarse junto a su familia en Estados Unidos.

    Rocha -un ex mayor de la Fuerza Aérea Boliviana- comenzó a hablar. Sospechaba con razón que era su única salida para evitar un posible pedido de extradición. Eran momentos en los que Morales buscaba despegarse de la tragedia que enlutó al fútbol mundial. Se presentó ante autoridades de la DEA en Florida y en Washington. Declaró que durante su servicio como piloto militar había sido convocado para realizar vuelos que unían La Paz, Caracas y La Habana. Que estos no eran abiertos y que en sus filas sólo se trasladaban funcionarios venezolanos, bolivianos, cubanos e incluso iraníes.

    Los particulares pasajeros lo hacían tranquilos. Inmunes. Sus equipajes iban protegidos y no serían inspeccionados por agentes de migraciones. Esas maletas diplomáticas, de acuerdo a Coutinho, volaban sobre todo desde Venezuela a Cuba. Cada uno de los viajes llevaba una carga estimada entre 500 y 800 kilogramos. El traslado hacia y desde el avión hasta su destino final era responsabilidad de militares chavistas y castristas.

    Antes, ese tour especial era realizado por naves venezolanas. Pero un incidente en 2007 obligó a repensar la estrategia. Nadie sospecharía de aviones militares bolivianos partiendo de una base cercana a la capital. El personal, el transporte y la logística recaería en oficiales locales. La financiación y las órdenes serían venezolana.

    La misteriosa ruta se utilizó 91 veces entre 2009 y 2014 según información del gobierno brasileño. Si durante ese tiempo el lastre de los cargamentos hubiera sido siempre el mismo (500 kilogramos), en total se habrían trasladado 45.500 entre Caracas y La Habana con aviones de la Fuerza Aérea de Evo Morales. Antes de morir, el ex senador boliviano exiliado en Brasil, Roger Pinto Molina dijo que su yerno –Murakami– le había revelado que pudo constatar que los aviones bolivianos llevaban cocaína y que a cambio Cuba devolvía los cargamentos con armas y municiones para Venezuela. Lo mismo declaró Rocha. La investigación sobre esta orgía de vuelos, drogas y armamentos podría seguir avanzando si se corroborara que los vuelos continúan.

    mas aqui:
    https://www.infobae.com/america/venezuela/2019/03/17/evo-morales-el-temor-de-quedar-en-soledad-y-ser-el-proximo-maduro/

    ResponderEliminar
  2. Tiene razón. Para hacer el laburo de mierda que hace, seguramente es un pago de mierda que le dan.

    ResponderEliminar
  3. ¿Y porqué un partido político tiene que ser agradecido con un periodista?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este no es periodista,,,,es felpudo de los kakas

      Eliminar

Ir abajo Ir arriba