jueves, 11 de octubre de 2018

Una inmundicia


9 comentarios:

  1. Q suerte q ahora se puede decir.

    ResponderEliminar
  2. Falta saber ahora quienes dicen los familiares directos de las víctimas les pusieron precio y cobraron. La verdad es la verdad.

    ResponderEliminar
  3. Y para salvar a Anibal Ibarra hicieron los mismo cuando sucedio lo de Cromañon. La myoria agarro salvo los familiares que siguieron hasta ultimo momento el juicio y la condena de Callejeros y funcionarios de menor rango.

    ResponderEliminar
  4. Muy bien. Eso sí. Quisiera que urgente revean las penas porque tendría que tener 5 años por cada persona muerta y por los heridos. Es decir, pena de 5 multiplicada por 452 damnificados. No les parece! Que se muera en la cárcel! Otra cosa no merecen, estos atorrantes!

    ResponderEliminar
  5. Que se pudra en la càrcel ese hdmp, chorro y asesino.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Serguey, Lobo Solitario, Sergio E.....11 de octubre de 2018, 16:12

      No me gusta decir esto pero porque no te matas hij@deputa. Te entiendo y tenes el derecho de pensar lo que quieras, pero mejor callate!!!!!!.Cual iba a ser la diferencia idiota? Iba a trabajar, posiblemente llegaba tarde y quería cumplir!!!!!, que queres instalar pedazo de sorete mal cagado? que era una practica habitual del pibe?, que queres deCir la recalcada concha de tu reputisima madre. QUE CARAJOS QUERES DECIR!!!!!????? Mira vos lo que hay que aguantar de estos pelotudos. Lo único que te falta es que me digas que es mi culpa que el amigo de mi hijo le disparara en casa porque le enseñe a tomar mate juntos....SOSO UNA MIERDA ANONIMO INSIGNIFICANTE 15:19....UNA MIERDA....

      Eliminar
    2. Cualquiera 15.19! No tenes criterio...es bruto de tu parte que pienses así.

      Serguey ....qué fuerte tu ejemplo con tu hijo . Abrazo

      Eliminar
    3. Beso grande, Serguey, lamento no haberlo leído antes.

      Eliminar

Ir abajo Ir arriba