sábado, 10 de febrero de 2018

¿Quién es Fraomeni, el dueño de la clínica donde murió Débora Pérez Volpin?


Mientras la Justicia sigue investigando qué pasó con la experiodista y exlegisladora porteña Débora Pérez Volpin, que murió luego de realizarse una intervención relativamente sencilla en la clínica Trinidad. Según la autopsia, Pérez Volpin tenía perforaciones en el estómago y en esófago.

Así las cosas, las miradas apuntan también a Julio Fraomeni, dueño de Galeno, la empresa de salud privada. Galeno se jacta de contar “con la mayor infraestructura sanatorial del país”. “Nuestros Sanatorios de la Trinidad han recibido la calificación máxima otorgada por el ITAES (Instituto Técnico para la Acreditación de Establecimientos de la Salud). Esto significa que superan ampliamente las normas de calidad, infraestructura y tecnología necesarias para su correcto funcionamiento”, asegura el Grupo en su página web.

Según informó el portal La Política Online, la empresa se caracteriza por “ahorrar costos con los sueldos de los médicos, en los sueldos del personal”, según habría asegurado un profesional del grupo a la web de noticias. “Abaratan en los procedimientos, tenés que operar y pedís el mejor material y no te lo dan, tratan de ahorrar en todo”, describió.

“El sistema está armado de una manera que los que pierden son los médicos y los pacientes. Los únicos que ganan son los dueños de las prepagas”, analizó el médico, según reconstruyó LPO.

Esos elementos deberán ser considerados por la investigación judicial que lleva adelante el juez Gabriel Ghirlanda, del Juzgado Criminal y Correccional Nro. 57. La causa lleva como carátula “homicidio culposo”.

En un primer momento, la atención se había puesto sobre la anestesista. Sin embargo, la autopsia habría revelado que el cuerpo de la periodista tenía perforaciones en el esófago y en el estómago, tal vez producto de mala praxis durante la endoscopía. (aerom)

En la página de La Trinidad Quilmes aparece la historia del dueño


9 comentarios:

  1. Fraomeni es un asesino despiadado. Ojala la vida le de lo que merece.

    ResponderEliminar
  2. Lo que se olvidan u omiten decir, es que los profesionales son tercerizados y al personal administrativo, los despiden cada fin de año, los indemnizan con sueldo y aguinaldo y los vuelven a contratar para que carezcan de antigüedad.

    Fuente: Alguien que trabaja en la empresa y que obviamente no pienso decir quien es.

    Saludos!

    K.S

    ResponderEliminar
  3. Excelente este informe, nadie lo menciona al "dueño"
    Dormirá tranquilo?

    Este debe de ser un vampiro o chupa sangre del personal.

    ResponderEliminar
  4. La trinidad es igual de mierda que la clinica olivos, y hablo con conocimiento de causa, todos pendejos de colombia, peru, de todossss lados menos argentinos, te ponen un pendejo de 25 años a diagnosticarte una hepatitis o algo mas grave, y te mandan a tu casa con un ibuprofeno o buscapina, ahhh pero eso si el q como boludo paga la cuota de la obra social SM y biennnn que te sangre el culo para pagarla porq no son menos de 5 mil pesos por mes, esa gente q pagamos y esperemos una atencion digna, nos tenemos que conformar con lo que hay. Y lo que hay es una mierda. Ojala lo de Volpi genere tal quilombo a ver si hacen algo y no queda en la nada. Yowie.

    ResponderEliminar
  5. no entendi.... el dueño de la trinidad de quilmes es tambien dueño del sanatorio modelo?
    me extraña esto porque tengo amigos que trabajan en el modelo y siempre hablan pestes del trinidad...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leé con atención la primera nota.

      Fraomeni es dueño de Galeno, la empresa de salud privada que a su vez es dueña de todas las clínicas La Trinidad.

      Eliminar
    2. No entendí tu mención del Sanatorio Modelo.

      Releí las dos notas y en ningún lado lo nombra.

      ¿Qué es lo que no estoy entendiendo?

      Eliminar
    3. No, los dueños del Sanatorio Modelo son otros. Fraomeni no tiene nada que ver.

      Eliminar
  6. Si sos mèdico por vocaciòn, no te tiràs al empresariado.
    Este da chanta.

    ResponderEliminar

AVISO: Perdí la paciencia...

Ir abajo Ir arriba