martes, 19 de diciembre de 2017

Natacha Jaitt




11 comentarios:

  1. Que mina densa loco. Que alguien le de un poco de bola. No se.. un abrazo.. esta muy sola

    ResponderEliminar
  2. No me gusta esta mina. No le creo nada, me parece retorcida y con la cabeza quemada.

    ResponderEliminar
  3. El q se involucra con Nat,sabe q a la primera de cambio,se le vienen las 7 plagas de Egipto...es de temer

    ResponderEliminar
  4. Què pesada es esta denunciante serial, està màs loca que una vaca.

    ResponderEliminar
  5. Le dejé de creer. Ayer sacó una foto ridícula y si le hubieran roto la nariz no anda con una gasita.
    No está nada bien. Produce todo.
    En su instagram hay una foto que si es de hoy; que dice que estuvo en el noticiero de Telefé; no tiene NADA.
    Yo leo lo que escribe a veces para saber sobre lo de Latorre pero.parece que quedó ahí.

    ResponderEliminar
  6. pone boquita selfie en ese estado?

    ResponderEliminar
  7. triste leer los comentarios donde se la desacredita, el ex le metio una trompada y la gente lo que dice es por algo sera, algo habra hecho, esta loca, se falopea, etc etc. ahora alguien sabe quien es el tipo que la persigue? saben si es psicopata? si esta obsesionado c ella? No, no saben nada, pero opinan y como!!! total opinar es gratis, y despues andan todos adheridos al "ni una menos", hipocritas.
    La mina puede ser adicta, puta, estar loca y aun asi puede ser la ex de un psicopata que no la quiere dejar ir, por algo la justicia actuo, no les parece?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En un todo de acuerdo.
      lo que no quita que haga show ultraproducida de cada cosa que supuestamente le pasa.
      Y que mientras jodìa con Puntita el asesino psicòpata inhumano serial ni figuraba.
      es parte de su enfermedad y se abusan de ello; aunque ella crea que la favorece.
      la tapa de Noticias la denigrò.
      o o escucharon a zunino?

      Eliminar
  8. Como mujer y como persona,lamento lo que le pasó a Natacha.

    ResponderEliminar

Ir abajo Ir arriba