lunes, 6 de noviembre de 2017

Se complica la situación de Guillermo Moreno


La mentira del kirchnerismo sobre los índices de inflación es un delito que puede llevar a su ejecutor, Guillermo Moreno, a la cárcel. El fiscal Carlos Stornelli pidió procesar a Moreno, el otrora poderoso secretario de Comercio Interior, por falsificar los datos de la inflación desde 2006, colocar un programa informático que ponía topes a los registros de precios, para que el sistema no los advirtiera, abusar de sus deberes y violar el secreto estadístico. Lo acusó de graves delitos que se castigan con hasta seis años de prisión.

Además de a Moreno, Stornelli pidió procesar a Beatriz Paglieri, su mano derecha en el Indec y a los ex funcionarios, Ana María Edwin, María Celeste Campora Avellaneda y Marcela Filia, según el dictamen al que accedió LA NACION.

El fiscal pidió al juez federal Rodolfo Canicoba Corral ampliar la investigación por las consecuencias que tuvo la manipulación del Indice de Precios al Consumir para los tenedores de bonos ajustados por CER y porque significó una alteración de los indicadores de pobreza e indigencia durante el kirchnerismo.

La situación judicial de Moreno tiende a complicarse. La semana pasada fue condenado a dos años y medio en suspenso por imprimir con dinero público cotillón anti Clarín.

Enfrenta otras causas por una votación violenta en una asamblea de accionistas Papel prensa, que intentó evitar y si este caso avanza al juicio oral puede significarle la prisión, dada la variedad y gravedad de los delitos de los que está acusado.

Stornelli pidió procesarlo por violación de secretos, abuso de autoridad, falsedad ideológica de un instrumento público y la destrucción de documentos oficiales.

El fiscal reunió las conclusiones de su investigación en 361 páginas en las cuales reprodujo testimonios, sintetizó tres peritajes, memos internos del Indec, mails entre los empleados que revelan las maniobras que se realizaron para conocer los comercios que iba a relevar los encuestadores, de modo de apretarlos para que bajaran los precios, la utilización de un parche informático que colocaba topes de precios, las órdenes dadas para que se desestimen del cálculo del Indice de Precios al consumidor los registros que no coincidieran con los precios máximos fijados por el Gobierno.

Así, por ejemplo, si el Gobierno había fijado un precio del pan de 2,5 pesos, no se computaba otro precio. Lo mismo ocurrió con los precios de las verduras, hotelería y prepagas. En las verduras se tomó un promedio de las variaciones, en la hotelería se desestimaron los valores reales y en las prepagas se ordenó solo considerar las que funcionaban con copagos.

El fiscal Stornelli dio por probado que Moreno montó la maniobra para controlar el Indice de Precios al Consumidor de modo que fuera menor al que debería ser. El ex secretario de Comercio, "desplegó actos en abuso de sus funciones que consistieron en el hostigamiento desplegado hacia funcionarios del Indec para que estos aportaran información amparada por el secreto estadístico o que correspondía a información estrictamente estadística", dijo.

Continuar leyendo aquí


3 comentarios:

  1. Jajja. 12 años. Todos presos, todo mal hicieron. Como m gusta q ahora s los juzgue, x fin. De a uno... Esto ya s esta tornando un pais serio.

    ResponderEliminar
  2. Es tan rata, que él no firmaba nada. Soiamente apretaba gente. Espero que lo puedan enganchar.

    ResponderEliminar
  3. ¿Qué hará Panchoto si meten en cana a esta laucha?

    ResponderEliminar

AVISO: Perdí la paciencia...

Ir abajo Ir arriba