lunes, 27 de noviembre de 2017

Guerra en el Vaticano: la elección de Francisco en la mira

ALGO HUELE MAL EN ROMA

La ideología de Jorge Bergoglio, su populismo, su inacción en la dramática situación en Venezuela, en Cuba, su falta de interés en la protección eficaz de las minorías cristianas en el Medio Oriente etc. etc. etc. están creando un clima propicio a que surja un cisma dentro de la iglesia católica. A estos hechos negativos se suma en los últimos meses la aparición de diferentes publicaciones, principalmente en Italia, en Inglaterra, también en los EEUU que cuestionan incluso el propio nombramiento del Papa, por no ser legítimo, por ser el producto de componendas mafiosas. Es un verdadero escándalo que sacude actualmente las aguas del Vaticano.
De todas estas publicaciones quisiéramos mencionar, a título de ejemplo, los libros publicados por el italiano Antonio Socci “Bergoglio non e Papa”, por la inglesa Catherine Pepinster “The keys and the kingdom”, por el norteamericano George Neumayer “The Political Pope” y por el italiano Mauro Mazza “Il destino del Papa russo Emodio II”, todos ellos eminentes periodistas y reconocidos vaticanistas.

En el libro “Bergoglio non e Papa”, que desde su publicación agita al mundo católico, Antonio Socci enfoca su crítica fundamentalmente en los supuestos rasgos fraudulentos de la elección de Bergoglio y concluye que Francisco no debería ser Papa sosteniendo irónicamente que tendría que hacer las valijas y volver a su Argentina natal. Toma de base el informe sobre la realización del cónclave. Allí se relata que el cardenal encargado del recuento de votos se da cuenta que hay uno más de los previstos, son 116 en lugar de 115. Esta votación se anula de inmediato y el paquete con los votos es quemado sin que nadie lo haya visto y se procede intempestivamente a la sexta elección, que de acuerdo a las normas vaticanas al respecto sería nula. Se debió haber procedido previamente al escrutinio de las boletas, que podría muy bien haber dado un resultado no favorable al cardenal Bergoglio. Es más, se debería haber esperado al día siguiente para realizar la sexta votación de acuerdo al artículo 69, que prevé que se pueden hacer sólo cuatro votaciones por día, y no hacerla de inmediato. La conclusión de Socci es simple: “La elección de Bergoglio es nula, nunca existió”.

Y bien y siguiendo en esta investigación de la guerra que se está librando actualmente en el Vaticano debido a las manipulaciones mafiosas que llevaron a Bergoglio al trono de San Pedro, hablemos ahora de un libro que está a punto de aparecer de la autora inglesa Catherine Pepinster, directora de la revista católica inglesa “The Tablet”, bajo el título “The Keys and the Kingdom” (Las llaves y el reino). Aquí encontraremos más elementos para entender cómo y de manos de quién Jorge Bergoglio se convirtió, supuestamente en forma ilegítima, en Papa. La autora en su libro nos cuenta que el cardenal inglés Cormac Murphy O’Connor, ex arzobispo de Westminster, organizó en Roma, en días previos a la elección papal, y en la sede de la embajada británica, al menos un encuentro secreto para convencer a los cardenales votantes del Commonwealth para que apoyaran al arzobispo de Buenos Aires. Excluyó de dicha invitación al cardenal George Pell, australiano, y al cardenal Marc Ouellet , canadiense, prefecto de la congregación de obispos, por ser críticos de Bergoglio, temiendo que éstos desaconsejaran la elección del mismo. Esta acción del cardenal Murphy O’Connor va en contra de las reglas de un cónclave, en especial del artículo 81, “los cardenales electores se abstendrán de cualquier forma de negociación, acuerdos y promesas, y si esto se hiciera se puede imponer la excomunión de los transgresores.”

El cuadro de la elección fraudulenta de Bergoglio se evidencia aquí como algo ya preparado desde largo tiempo por parte de un think tank mafioso más que de un soplo repentino del Espíritu Santo, para así poder llevar al arzobispo de Buenos Aires hacía el solio de Pedro. Tenemos entonces ante nosotros una especie de thriller apocalíptico, pero cuidado, basado en hechos reales.

El tercer libro que quisiéramos mencionar, fue publicado hace muy poco tiempo y escrito por el joven renombrado periodista y vaticanista norteamericano George Neumayer, con el título “The political Pope” y con el sugestivo subtítulo “How Pope Francis is delighting the liberal left and abandoning conservatives” (Cómo el Papa Francisco está complaciendo a la izquierda y abandonando a los sectores conservadores). En este libro publicado el 2 de mayo pasado en los EEUU, y que no tengo conocimiento que haya sido ya traducido al español, Neumayer analiza muy críticamente los primeros cuatro años del papado de Bergoglio, y su libro será seguramente una gran contribución al análisis del papado actual. El autor, nacido en el año 1972, centra su estudio, como ya lo anuncia en el título, en el accionar político del Papa. Neumayer, formado en la universidad jesuita de San Francisco, conoce obviamente muy bien los entretelones de cierto sector de izquierda de esta congregación al que pertenece Bergoglio, el primer Papa jesuita en la historia de la iglesia. El pensamiento de Francisco se caracteriza por ser favorable a un modernismo teológico y a un relativismo moral en tono con el pensamiento de la izquierda globalizada actual, y así lo demuestran las populares expresiones papales tales como “Quién soy yo para juzgar…”. Neumayer va aún más lejos en sus críticas diciendo que la fórmula bergogliana de su pontificado nos trae un catolicismo vacío, casi sin doctrinas, muy a la moda de nuestros tiempos sin ser una guía espiritual valedera para los católicos en el mundo. El autor ha decidido tomar parte activa en la actual guerra que se libra en el Vaticano utilizando sus armas periodísticas en defensa de su fe.

Hoy en día la guerra dentro del Vaticano es tan cruenta y la grieta tan profunda, que de acuerdo al cuarto libro que queremos mencionar sólo una persona de afuera puede cerrarla, sólo una persona de afuera puede calmar las aguas. En la novela futurística, para no decir utópica “Il destino del Papa russo” el autor italiano Mauro Mazza, periodista con larga actuación en la tv italiana, ve la solución en la elección de un Papa ruso, un Papa ortodoxo que casi mil años después del cisma de la iglesia católica aparece como un “deus ex machina” poniendo fin a las divisiones existentes, devolviéndole al representante de Dios en la tierra su rol como líder espiritual. Un Papa con el nombre de Metodio II (pensando en San Metodio, llamado El Grande, Patriarca de Constantinopla del 843 – 847) que pondría fin a las cruentas luchas internas y suicidas ¿Una idea absurda? Sin duda, pero una idea que refleja mejor que cualquier análisis la situación crítica que ha causado el papado de Francisco hoy en día. (TdP)

Hay más aquí




7 comentarios:

  1. Con un "tecito justiciero", lo arreglan. Como hicieron con Juan Pablo Primero, lo limpiaron en un mes!!

    ResponderEliminar
  2. jaja! no lo quiere nadie a ese falso, acà que ni venga, nadie lo necesita.

    ResponderEliminar
  3. Cada dia mas impopular el pope argento

    ResponderEliminar
  4. Jajajajaja Larry!!! Viene un poco demorado ese "tecito" jajaja!!!

    P.D. Si sale vivo, que acá no vuelva.

    ResponderEliminar
  5. Soy católico , creo en Dios no en los hombres que lo representan en la tierra, Bergoglio o el resto son la misma mierda, pero este da mostradas acciones de lo sorete que es siempre rodeado de sindicalistas que tanto hacen por el pueblo, de toda la runfka K y dela yegua mayor . Si lo limpian no me da ninguna pena , solo me apena q alguien así nos haya representado. Cada vez más desprotegidos como país, igual hay cosas mucho más importante que esté viejo sorete

    ResponderEliminar
  6. una institucion con 2000 anios de historia, se la das a un PERONCHO y te la revienta en la primera curva... jajaja !!!

    ResponderEliminar
  7. Yo estaba afuera, acá en el país,y todos expectantes! todos los que algo sabíamos estábamos seguros que sería el brasilero, joven, e inteligente, Brasil como México son muy católicos.Nosotros también pero..la Iglesia Católica, la cúpula nunca fué un ejemplo.DE NADA
    Recuerdo que cuando regresé ya imaginaba que ese día saldría en nuevo Papa, el brasileño!
    Cuando me entero yo no lo podía creer, lo conocí a Bergoglio(veo mis llaves bendecidas por él), y.....me quedé helada.
    Y luego me dijeron que el brasilero sería el Papa pero que el otro pirata el viejo alemán que se fué ,lo eligió a dedo a Bergoglio por los negocios del Vaticano, se ve que el viejo ese ya lo conocía a este que iba siempre y muy seguido al Vaticano.
    Y eso todos lo saben!
    Imagino las intrigas que habrá alli!Yo solo se que aquí en Bs.As. no están para nada contentos con este hombre

    ResponderEliminar

AVISO: Perdí la paciencia...

Ir abajo Ir arriba