domingo, 22 de octubre de 2017

Esta es "la testigo E" que va a cobrar los 2 millones de pesos


7 comentarios:

  1. Todos estos hijos de un camión de putas con su doble discurso me tienen los ovarios llenos Kirchneristas de mierda fomentan la boludes de todos estos sin rumbo caguenlos a tiros y que se dejen de joder con el territorio mapuche manga de vagos Votemos el cambio. no vuelven mas

    ResponderEliminar
  2. Esta es? habian hablado que un tal Damian no se cuanto era el testigo arrepentido.

    ResponderEliminar
  3. Esto es el colmo: http://www.quepasajujuy.com.ar/24583-Shakira-Guerrero-y-Milagro-Sala-tienen-atencion-personal-en-el-Penal-de-Alto-Comedero.htm

    ResponderEliminar
  4. Estoy muy pero muy podrida de este caso. Y la hipocresía de la gente me revienta, ahora todos votan pidiendo justicia por Maldonado pero si un encapuchado les corta una ruta o calle están a las puteadas.

    ResponderEliminar
  5. 11.05 Justicia por Maldonado es justamente repudiar a los RAM y a los Mapuches que escondieron el cuerpo.. no se porque me suena que Jones Hualas los mando a acusar a gendarmeria. Esa es la justicia, no la mentira de que por mas que las autopsias preeliminares digan que murio ahogado... el hermano salga a decir que todavia no le conta que no hubo agresiones... anda!!! si eso no es lucar con la muerte de tu propio hermano que es?

    Alguno sabe si es verdad que el padre de Maldonado fué al recital de U2???

    ResponderEliminar
  6. Todos truchos, todo truchaje, creo que todo esto se gestò porque no pudieron inventarle un muerto a Macri en la capital, entonces se lo inventaron allà en el sur. Pero la mentira tiene patas cortas y la opereta les saliò mal y ahora se empiezan a caer todas las caretas.

    ResponderEliminar
  7. Próximamente en los encabezados de diarios y revistas nacionales: "Elizabeth Loncopan: De testigo protegida a chica Playboy en una produccción hot , confiesa que sueña con ingresar al Bailando por un sueño"

    ResponderEliminar

AVISO: Perdí la paciencia...

Ir abajo Ir arriba