miércoles, 6 de septiembre de 2017

La Operación Maldonado

Con nada más que humo, relato y coordinación, una izquierda decidida metió al gobierno en un brete del que no sabe cómo salir

La Operación Maldonado es una obra maestra. Con nada más que humo, relato y coordinación, el progresismo logró poner en jaque al gobierno y todas sus costosas estructuras, ramas, e instrumentos, encerrándolo en un brete en el que cayó estúpidamente y del que ahora no sabe cómo salir. No hay un solo dato, fotografía, filmación, rastro, huella o testimonio que acredite que el tatuador errante Santiago Maldonado haya estado presente en Cuchamen cuando allí actuó la Gendarmería en respuesta a provocaciones de unos intrusos de campos que se describen como mapuches, ni hay una sola prueba o documento que atestigüe que allí hubo una dura refriega entre los agentes del Estado y los revoltosos, ni mucho menos hay indicios de que el personaje del que todos hablan haya sido capturado y cargado en un vehículo de la Gendarmería como sugiere la versión que la sociedad acepta como cierta. Lo único cierto sobre Maldonado es que no se lo ve desde hace tiempo, incluso desde algunos días antes del episodio en cuestión. Pero desde hace un mes el país todo, la oposición por supuesto, pero también el gobierno, no hace más que hablar de Maldonado. Los medios hablan de Maldonado, los docentes hablan de Maldonado, los militantes aprovechan cualquier ocasión que se les presente para hablar de Maldonado. No debe haber nadie en la Argentina que no crea que Santiago Maldonado desapareció en un confuso episodio entre gendarmes y mapuches. Y sin embargo, no hay una sola prueba de que algo semejante haya ocurrido.1

Maldonado no aparece, es cierto, pero la historia de su desaparición, al menos hasta ahora, no tiene más entidad que el avistamiento de un OVNI. Lo que sí tiene es un enorme valor aleccionador sobre dos puntos acerca de los cuales hemos insistido una y otra vez. El primero es la enorme capacidad del progresismo para utilizar en función de sus propios fines los instrumentos que una sociedad desprevenida pone en sus manos, como son los medios de comunicación y las cátedras de todos los niveles, desde hace décadas ocupados, controlados y sincronizados por la izquierda. Hasta ahora esos instrumentos habían sido utilizados para imponer una determinada visión de la realidad, o una determinada lectura de la historia. La Operación Maldonado fue un paso más allá: instaló en la conciencia colectiva la existencia de un hecho cuya realidad efectiva no ha podido ser demostrada ni comprobada en modo alguno. En una pieza magistral de prestidigitación intelectual, le hizo creer en algo cuya existencia no ha sido probada. El otro punto sobre el que alecciona el episodio comentado es la absoluta debilidad del Estado para reaccionar ante una operación como ésta. Más allá de la posición firme de la ministra Patricia Bullrich, que respaldó a la Gendarmería sin por eso dejar de investigarla, el fracaso es parejo y en toda la línea, desde la justicia que no dejó error por cometer cuando surgió el problema, y que cedió a las presiones para caratular como “desaparición forzada” un caso que apenas si admite el trámite policial de la “averiguación de paradero”, hasta la ausencia de trabajo de inteligencia, esto es de conocimiento previo de actividades o movimientos potencialmente lesivos para la sociedad y el Estado, de manera de poder controlarlos antes de que produzcan efecto, o de responder de manera adecuada si es que llegan a producirlo.

La capacidad de una minoría decidida para jugar a su antojo con un Estado débil es enorme, y este tipo de situaciones van a repetirse con contornos cada vez más violentos mientras el gobierno no se decida a presentar batalla. El arma principal de la minoría progresista es su manejo de los medios y de la cátedra, y para privarla de ella es imprescindible dar la batalla cultural. El gobierno de Cambiemos ha demostrado ya su falta de voluntad para hacerlo: desde un primer momento, se embarcó en una actitud amistosa y contemporizadora con la agenda progresista, y le confió a la izquierda el manejo de buena parte del aparato cultural del Estado, incluidos sus medios de comunicación, sus institutos de enseñanza, y sus plataformas artísticas. Los resultados de esa estrategia quedaron a la vista en la construcción del caso Maldonado y en la violenta manifestación que la acompañó la semana pasada en la capital. La sociedad, una parte al menos, mostró que su temperamento es otro, y reaccionó con energía cuando advirtió que los gremios docentes se proponían manipular las conciencias de sus niños.

Santiago González
Gaucho Malo

  1. Pude ver la pregunta por Maldonado instalada con su foto en vidrieras de comercios y ventanillas de automóviles, pude escuchar al público gritarla a voz en cuello en salas de espectáculos públicos (y ser respondida con aplausos), pude ver a entrevistados sobre cualquier tema devolvérsela a su entrevistador. La dinámica de este fenómeno habrá de ser tema de estudio. (Nota agregada el 6-9-17) []

11 comentarios:

  1. La familia de Maldonado se negó a recibir a Avruj y a ningún enviado del gobierno nacional, ¿¿no es raro??.-

    ResponderEliminar
  2. La familia de Maldonado dijo ayer, que ellos mismos tienen que moverse presentandole al juez pruebas ya que la justicia no hace nada, sin embargo su senoria pidio mas de 100 medidas de pruebas, en lo que va de la causa, lo dijo el periodista Claudio Andrade, es todo tan armado.

    ResponderEliminar
  3. Te felicito Santiago, con que claridad expresas los hechos!!! Creo que el gobierno pecó de ingenuo frente a los grupos de izquierda, minimizó su poder!!!

    ResponderEliminar
  4. Cuanta razón hay en este comentario. " Al que es de azúcar las moscas se lo comen". Lo que el gobierno vio como participación ellos vieron como debilidad (en realidad los tomaron por otarios). No hay que gastar pólvora en chimangos. No valen la pena. En Octubre Cambiemos, lista completa y a otra cosa.-

    ResponderEliminar
  5. Me parece que El presidente deberia dar una conferencia de prensa enumerando todos estos hechos y mostrando en camaras, la causa en si, donde se muestra que es todo ..HUMO. FALSO.

    2do. Pedir colaboracion al FBI para que con su tecnologia y expertise puedan colaborar en la busqueda de esta persona, esto generaria el inmediato rechazo de la familia, la izquierda, el Sels, los mapuches y todos los k. Ellos, los montoneros y los periodistas operetas de aca, conocen como trabajan las fuerzas de seguridad de Argentina, pero no tienen ni idea de como opera el FBI. Se les cae todo en 2 minutos.

    3ro. Como van a salir a protestar por la injerencia del imperio en argentina, entonces se deberia decretar el estado de sitio en provincia de Chubut que es donde desaparecio este muchacho, Bajo que causa. Articulo 23 de la constitucion nacional, que dice:

    En caso de conmoción interior o que pongan en peligro el ejercicio de esta Constitución y de las autoridades creadas por ella, se declarará en estado de sitio la provincia o territorio en donde exista la perturbación del orden, quedando suspensas allí las garantías constitucionales. O sea se bloquea todos los accesos de la provincia, no entra ni sale nadie.

    Porque hacer esto: Porque de esta forma, se generaria caos que los involucrados, los reales, querran salir de la provincia, se generaria conmocion, pero en ellos. Tal vez se pueda detener a alguno que se quiere fugar y podria contar algunas cosas.

    3ro. La justicia federal deberia detener a la familia completa, a los mapuches, a los periodistas que permanentemente estan fogoneando un delito que no se cometio, todos detenidos por los delitos de FALSA DENUNCIA segun la ley 245 del Codigo Penal que dice:
    Se impondrá prisión de dos meses a un año o multa de pesos setecientos cincuenta a pesos doce mil quinientos al que denunciare falsamente un delito ante la autoridad.

    o el artículo 109, falsa imputación de un delito que dé lugar a la acción pública, será reprimida con prisión de uno a tres años”,


    Delito de Asociacion ilicita ? Podria ser ? art 210 del codigo penalo argentino dice:

    Será reprimido con prisión o reclusión de tres a diez años, el que tomare parte en una asociación o banda de tres o más personas destinada a cometer delitos por el solo hecho de ser miembro de la asociación. Para los jefes u organizadores de la asociación el mínimo de la pena será de cinco años de prisión o reclusión.

    Al ser todo falso, todas las personas que motorizaron esta falsa denuncia forman parte de una asociacion ilicita.

    Segun la justicia argentina, La denuncia de desaparición de persona que presentaron, es falsa, ya que en todas las pericias e investigaciones de la justicia no hay pruebas de que haya desaparecido una persona. Sin cuerpo no hay delito.

    Estoy seguro que una vez que esten todos presos, meterlos 14 horas en el peor hoyo que encuentren, sin ni siquiera hablarles fuerte, nada, despues de una noche entre cucarachas, ellos solitos van a cantar y contar que paso, quien ideo el plan y las cagaderas que va a generar esto seran monumentales.



    ResponderEliminar
  6. Què brete significa para el gobierno toda esta opereta mal orquestada???????????
    Son tan bàsicos que ya mostraron toda la hilacha. Hasta octubre sigue la sangrìa de votos.

    ResponderEliminar
  7. Què poder tienen los grupos de izquierda?? Vieron los resultados que sacaron en las PASO?
    En octubre estaràn màs solos que Don Bosco con poncho en la Patagonia. Siempre son los mismos impresentables.

    ResponderEliminar
  8. Vieron que el forro del fiscal Delgado hizo una denuncia contra el gobierno, desde Macri hasta los jefes de Gendarmerìa a pedido de una orga de DDHH????
    Saben quièn lleva la batuta en esa organizaciòn????
    Barcesat, el constitucionalista, abogado de la vieja Bostafini.
    Todo cierra?? Para mì, obvio, de acà a la China.

    ResponderEliminar
  9. Yo vivo la calle diariamente y les digo que la gente comun esta harta del caso Maldonado...odia aun mas a Cristina y sus hordas salvajes sindicales , izquierda y feminazis..estamos hartos de todo el bombardeo mediatico al que hemos sido sometidos...les va salir el tiro por la culata..en octubre la gente le va a contestar a estos carroñeros de la politica como se debe..a mi no me cuenten en los q se desviven por Maldonado e imagino que somos varios los que pensamos asi..

    ResponderEliminar
  10. Estamos seguros que alguna vez siquiera existió Maldonado ?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabés que pensé lo mismo? Las fotos que se difunden son todas extrañamente diferentes.

      Eliminar

AVISO: Perdí la paciencia...

Ir abajo Ir arriba