sábado, 23 de septiembre de 2017

Así espiaba el Gobierno de CFK a Damián Pachter, el periodista que les estropeó el estofado cuando dio la noticia de la muerte de Nisman

NOTA DEL 24/1/2015


El gobierno intentó "desmentir" que el periodista del Buenos Aires Herald, Damián Pachter, haya abandonado el país amenazado y porque se sabía espiado y lo hizo con tanta brutalidad que terminó confirmándolo.

En un cable emitido por la agencia oficial Télam -que conduce el camporista Santiago "Patucho" Alvarez- se reveló información supuestamente confidencial y privada del periodista que dio la primicia en Twitter d ela muerte del fiscal especial por el atentado a la AMIA, Alberto Nisman.

El cable emitido a las 21.09 de este sábado sostiene que "el primer periodista en informar la muerte del fiscal federal Alberto Nisman y que afirmó abandonar el país "por miedo", viajó esta mañana a Uruguay con boleto de regreso para el próximo lunes 2 de febrero, informó Aerolíneas Argentinas".

La agencia de noticias expone así sin disimulo que se consultó a la compañía aérea estatal que conduce el también camporista Mariano Recalde y no tuvieron ningún problema en revelar información privada de un pasajero -sin que medio orden judicial- y luego difundirla a través de la agencia de noticias, también estatal.

El cable de Télam agrega que "Pachter, quien declaró hoy a distintos medios que se iba del país porque sentía que su vida corría peligro, partió desde Aeroparque esta mañana a las 6.58 en el vuelo AR2382 con destino a Montevideo, según indicó Aerolíneas Argentinas".

"El pasajero tiene reservado y emitido su regreso para el día 02 de febrero en el vuelo AR2395", continúa la agencia citando una fuente de Aerolíneas Argentinas, acaso en un intentó brutal por poner en duda la versión del periodista.

Y no contentos con esto y siguiendo con la línea de utilizar el Twitter oficial de la Casa Rosada como medio para amedrentar periodistas y medios independientes, se decidió publicar en esa cuenta directamente una captura de pantalla del sistema de ventas de Aerolíneas Argentinas con los datos de la compra del periodista amenazado.
Más allá de la torpeza política que vuelve a poner al Gobierno a la defensiva y haciéndose prácticamente cargo del siniestro clima que envuelve a la muerte de Nisman, lo notable es que confirma que el gobierno de Cristina Kirchner no tiene empacho en utilizar hasta las empresas del Estado para espiar lo que hacen los ciudadanos y además, difundirlo por los medios públicos.

Luego y para que la torpe maniobra termine de quedar clara, el cable de la agencia oficial Télam reproduce entera la sinuosa nota del Herald -medio controlado por el kirchnerista grupo de los hermanos Olmos-, que también buscó desacreditar la versión de su propio periodista.

Por supuesto, el cable ignora de punta a punta las dramáticas declaraciones de Pachter a su amigo y colega de Infobae, Adrián Bono, a quien le dijo que se iba de urgencia del país porque

"mi vida corre peligro".

"Andate ya porque te están buscando," reveló el periodista que le avisaron y vinculó esa situación con su revelación en Twitter de la muerte del fiscal. "Les cagué el tema con ese tuit. Siento que les arruiné algo", evaluó.

Y agregó: "Voy a volver al país cuando mis fuentes me digan que las condiciones cambiaron. No creo que sea durante este gobierno".

NOTICIAS RELACIONADAS

24.01.2015El periodista que adelantó la muerte de Nisman abandonó el país: "Mi vida corre peligro"

Las leyes que se habrían violado

La decisión de la empresa estatal Aerolíneas Argentinas que conduce el camporista Mariano Recalde; la agencia estatal de noticias Télam que preside el también camporista Santiago "Patucho" Álvarez y la cuenta oficial de Twitter de la Presidencia @CasaRosadaAR de violar la privacidad del periodista del Buenos Aires Herald, Damián Pachter, revelando los datos de su vuelo al exterior por la línea aérea estatal, violaría diversas normas.

Más allá de la brutalidad política extrema de exponer los datos de un ciudadano que deja el país luego de denunciar que sufre amenazas y es objeto de espionaje por haber dado la primicia de la muerte del fiscal Alberto Nisman, la brutalidad de un Estado que en vez de ponerse a disposición para garantizarle seguridad y averiguar el origen de las amenazas, lo expone.

El artículo 157 del Código Penal prevé prisión de un mes a dos años e inhabilitación espacial de uno a cuatro años al funcionario público que revelare hechos, actuaciones, documentos o datos, que por ley deben ser secretos. Y el artículo 157 bis del mismo Código prevé la misma pena al que "a sabiendas e ilegítimamente, o violando sistemas de confidencialidad y seguridad de datos, accediere, de cualquier forma, a un banco de datos personales".

La maniobra del kirchnerismo además podría haber violado la ley 25.326 de Habeas Data que protege precisamente los datos personales. (LPOL)

3 comentarios:

  1. No hay Comentarios con respuesta:

    ResponderEliminar
  2. Anónimo 2:30 Y qué problema hay con eso?
    Acá te respondo: Es tanta la información sobre "la década desganada" inmaginate que con un solo hecho, el asesinato del fiscal Nisman en un día,todo lo que se desprende de ella.
    Tanta corrupción,negociados,desmantelaron el país... Opinamos sobre todo y todos.A veces,es tanta la indignación que por un momento se acaban las palabras.
    Por suerte está Julia,que no solo nos da información,sino que la hace más digerible.
    Andá a rendirle pleitesía a la ex ella,seguro te lo agradecerá como solo una persona tan sensible,amable y sencilla como ella lo sabe hacer,para asegurarte preguntale a Parrillita... Tanita.-

    ResponderEliminar

AVISO: Perdí la paciencia...

Ir abajo Ir arriba