viernes, 21 de julio de 2017

Recortes: "El Polaquito"

Cliquear sobre la imagen para agrandar



9 comentarios:

  1. En Perfil, hay una nota que se llama "Pobre Polaquito, pobre Lanata" que me generó náuseas.
    El rebote en los medios de éste suceso habla más de la sociedad que el mismo contenido de la nota de Lanata.

    Luisito.

    ResponderEliminar
  2. a mí la nota que referis me pareció excelente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenés el estómago de chapa y/o un cinismo atroz.

      Luisito.-

      Eliminar
    2. Coincido Luisito, acabo de leerla.

      Desde el momento en que dice "aunque 12 años de políticas de inclusión hayan sido insuficientes para ayudar al chico", ya sabemos hacia donde apunta.

      Eliminar
  3. El "polaquito" son todos los chicos de hoy, o estan en camino de serlo.
    Presten atencion en la calle, en los trenes, en los colectivos.

    ResponderEliminar
  4. Es resultado de 12 años de populismo Kirchnerista.Doce años de decidia cultural disfrazada de americanismo infame.Cumbia villera,recitales de cualquier guanaco que confunda a los jóvenes con letras porno cargadas de exaltación a la droga.Mucho alcohol barato y fácil de obtener. Pero sobre todo "la promesa larvada de: no estudies, no trabajes, no pienses.Nosotros te mantenemos y vos nos votas".Transformar esta realidad decadente , revertir el pensamiento facilista y volver a la cultura del trabajo y el esfuerzo personal llevará muchos años.Tantos como el que llevó destruirla.

    ResponderEliminar
  5. El chico aparece en el Programa porque la DIRECTORA LO ACUSA DEL VANDALISMO EN SU JARDIN DE INFANTES y dice que ATEMORIZA AL BARRIO.
    Tiene aparte MAS DENUNCIAS POLICIALES.
    La DROGA AUMENTA LA AGRESIVIDAD en GRANDES y en los CHICOS.
    Drogado es un mono con navaja y la madre ANDA POR AHI CHORIPANEANDO.
    Eva

    ResponderEliminar
  6. Un tiro en la frente y listo!

    ResponderEliminar
  7. Hijo de Porota y el finado, todo dicho.

    ResponderEliminar

AVISO: Perdí la paciencia...

Ir abajo Ir arriba