martes, 13 de junio de 2017

Rechazaron hacer una nueva pericia sobre el arma que provocó la muerte del fiscal Alberto Nisman

El juez Ercolini no aceptó un planteo de la junta interdisciplinaria que había avalado el fiscal. El objetivo era buscar pruebas que determinen si el disparo de la pistola Bersa deja rastros de pólvora


El juez federal Julián Ercolini rechazó un pedido de los integrantes de la junta interdisciplinaria de Gendarmería Nacional para realizar un nuevo peritaje sobre el arma Bersa calibre 22 de la que salió el disparo con el que murió el fiscal Alberto Nisman.

El magistrado argumentó su decisión asegurando que ese estudio ya se realizó y que además no se explicaron los motivos para una nueva realización ni en qué condiciones se iba a llevar a cabo.

El coordinador de la junta interdisciplinaria, el comandante mayor de Gendarmería Nacional Orlando Caballero, pidió el 19 de mayo pasado autorización para realizar un nuevo estudio a la pistola marca Bersa, modelo 62, calibre .22 LR, Nro. 35099.


Se trata del arma propiedad del perito informático Diego Lagomarsino –que el sábado 17 de enero de 2015 se la llevó a Nisman– y de la que salió el disparo que provocó la muerte del fiscal de la UFI AMIA en el baño de su departamento de Puerto Madero. La noche del domingo el fiscal fue encontrado muerto. Cuatro días antes había denunciado a la entonces presidente Cristina Kirchner como encubridora de los acusados del atentado a la AMIA por la firma del memorándum de entendimiento con Irán.

El pedido del nuevo estudio contemplaba que cuando se hicieran los ensayos de aptitud y funcionamiento de la Bersa se llevase a cabo una toma de "adhesivos de carbono" de ambas manos del tirador. Esos adhesivos servirían "para la incorporación de datos accesorios a valorar en la realización de nuevos estudios de restos de disparo", explicó el coordinador de la junta.

El peritaje sobre los adhesivos se iba a realizar mediante un microscopio electrónico de barrido. Se trata del sistema más sofisticado para saber si en las manos quedan restos de pólvora.


Ese estudio ya se hizo en dos oportunidades. Una en un laboratorio de la ciudad de La Plata y otra en Salta. En ambos casos el resultado fue que en las manos de Nisman no había restos de pólvora.

Pero los especialistas que trabajaron en Salta señalaron que el resultado no es concluyente porque no se pueden repetir las condiciones de ambiente y temperatura del lugar en el que murió Nisman.

El nuevo peritaje solicitado buscaba obtener "datos accesorios" para la conclusión final de la junta que debe determinar si Nisman se suicidó o lo mataron.


El fiscal federal Eduardo Taiano –quien tiene a su cargo la investigación de la muerte– aceptó el planteo, pero la querella que representa a las hijas de Nisman se opuso.

El abogado Manuel Romero Victorica señaló que ese estudio ya se realizó con la participación y el control de los peritos de las partes. "La realización de un barrido electrónico en condiciones que evidentemente no serán las mismas ya que han transcurrido dos años desde el primer estudio pericial impide recrear las mismas condiciones de aquel momento y además el análisis de aquel debiera satisfacer cualquier inquietud al respecto", sostuvo la querella.

El juez Ercolini compartió el criterio y rechazó el pedido para hacer un nuevo estudio.

"A esta consecuencia se arriba al advertir que se requiere la realización de una experiencia que intenta replicar la indubitable ya realizada, sin fundamentar los motivos de la petición del acto ni explicar detalladamente las condiciones de su realización, lo que no permite su homologación como forma de obtención de material indubitable", fundamentó el magistrado en una resolución de cuatro páginas a la que accedió Infobae.


Ercolini también le advirtió a Gendarmería que "en futuras solicitudes de autorización de producción de prueba se deberán fundamentar los motivos de la incorporación de la medida a la actividad del cuerpo pericial nombrado y explicar detalladamente las condiciones de su realización".

El 1 de febrero Gendarmería Nacional inició una junta interdisciplinaria que ordenó el fiscal Taiano para "arribar a una única conclusión, clara y precisa, con certeza científica, respecto de la naturaleza del hecho investigado, debiéndose especificar cuál es la hipótesis causal de la muerte violenta del Dr. Nisman (homicidio o suicido)".

Del trabajo participan 27 profesionales de distintas especialidades que analizan toda la documentación médica, forense y criminalística que consta en la causa, además de videos y fotos.

La jueza federal Sandra Arroyo Salgado le pidió ayer al juez Ercolini que esté presente cuando los peritos deliberen sobre las conclusiones finales de la junta. (Infobae)



3 comentarios:

  1. Y toda la campaña de desprestigio del Fiscal después de su muerte? Eso ya es un indicio. Nisman se jugó cuando este país está lleno de cobardes. Menos mal que no revoleó la causa como hizo con la del socio de Tinelli

    ResponderEliminar
  2. Basta de pericias! A encerrar a lagomarsino, al custodio a Feni y a Berni. Y que empiece a cantar el más afinado.

    ResponderEliminar
  3. Inventen algo mejor para no hacer nada. Lo de la Bersa ya está muy usado!!!.-

    ResponderEliminar

AVISO: Perdí la paciencia...

Ir abajo Ir arriba