viernes, 23 de junio de 2017

El día que Arroyo Salgado pidió disculpas a los Noble

La jueza federal había ordenado la extracción compulsiva de ADN de los hijos adoptivos de Ernestina Herrera. El inesperado encuentro.

En noviembre del año pasado, Felipe Noble entró en un Starbucks de la localidad bonaerense de Martínez y se dio cuenta que en una mesa estaba la jueza Sandra Arroyo Salgado, esposa del fallecido fiscal Alberto Nisman. Lo que nunca imaginó era que la jueza que tenía a cargo la investigación sobre la supuesta apropiación ilegal de él y su hermana Marcela, terminaría pidiéndole disculpas por haber ordenado la extracción compulsiva de ADN de los hermanos.
En ese momento, Felipe se acercó a la jueza y le dio el pésame por la muerte de Nisman. Ella le agradeció el gesto y que, en febrero del 2015, le había dicho a NOTICIAS que él no tenía rencor contra ella porque entendía que estaba haciendo su trabajo. Además, se disculpó por haberlo forzado a hacer el examen.
“Hasta cuándo van a seguir con esto”, le preguntó entonces el heredero de Ernestina. “Pronto van a tener novedades”, le respondió la jueza. Y así fue. En enero de este año, Arroyo Salgado dictaminó el sobreseimiento de Ernestina Herrera de Noble y cerró la causa. (Noticias)

3 comentarios:

  1. Estuvo muy bien, creció. Como dijo Camus en relación a Oscar Wilde (salvando las distancias) es una pena que en sociedades serviles como la nuestra, se conozca la verdad a través del dolor. ¿cuántos magistrados se animarían a pedir disculpas por sus yerros y/o soberbia?

    ResponderEliminar
  2. También estuvo muy correcto Felipe Noble, un verdadero caballero, otro en su lugar ni se acerca.

    ResponderEliminar

AVISO: Perdí la paciencia...

Ir abajo Ir arriba