martes, 20 de junio de 2017

Decretaron la quiebra de la Fundación Madres de Plaza de Mayo

El juez comercial Fernando Perillo decretó la quiebra de la Fundación Madres de Plaza de Mayo, conocida por el escándalo “Sueños Compartidos”, el programa de construcción de viviendas sociales atravesado por la corrupción y que terminó con el procesamiento de varios dirigentes, como Hebe de Bonafini y Sergio Schoklender.
Imagen de otros tiempos

Perillo hizo lugar al pedido de un extrabajador de la Fundación, Miguel Ángel Ortiz Benítez, al que el organismo le debe $ 123.678. El magistrado determinó que hubo una “insuficiencia de fondos para desvirtuar el estado de cesación de pagos imputado”. Además le prohibió a Bonafini salir del país.

El trabajador despedido había hecho una presentación contra la Fundación el 19 de abril de 2016, después de obtener sentencia favorable en el fuero laboral.

En su decreto de quiebra el juez dispuso también la “constatación y eventual clausura de los inmuebles sitos en Hipólito Yrigoyen 1432/36/38/40/42 planta baja, azotea y piso 1º e Hipólito Yrigoyen 1578/82/84/86/90 planta baja, sótano y entrepiso”, consigna La Nación.

El mes pasado el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi procesó a Bonafini por defraudación a la admistración pública a través de esta Fundación. Además fueron procesados los hermanos Sergio y Pablo Schoklender y el exsecretario de Obras Públicas José López, entre otros.

Todos están acusados de haber defraudado al Estado a partir de la contratación de la construcción de viviendas sociales sin licitación por casi $ 1.250 millones. De ese millonario monto el organismo cobró $ 749 millones, mientras que $ 206 millones fueron desviados por los Schoklender.


Fuente: Nexofin



6 comentarios:

  1. Y sí, ya se afanaron la guita y ahora no queda un cobre.

    ResponderEliminar
  2. Y sí, ya se afanaron la guita y ahora no queda un cobre.

    ResponderEliminar
  3. La vieja loca sale del pais en cualquier momento nada mas que para cagarse de risa de los putos de los jueces.

    ResponderEliminar

AVISO: Perdí la paciencia...

Ir abajo Ir arriba