lunes, 29 de mayo de 2017

Todos los nombres: el “abece” de la corrupción kirchnerista (también está Tinelli)

Por Marcelo López Masia publicado el 9/2/16

A modo de aporte, para que ejercitemos la memoria, repasemos las “hazañas” de un centenar de personas que nos ayudarán a comprender qué fue lo que realmente hizo el Frente para la Victoria en la Casa Rosada a lo largo de 12 años y medio de ejercicio siniestro de la autoridad. Cristina Kirchner está a la cabeza, no hace falta aclararlo.

El listado es extenso, pero pudo haber sido aún mucho más largo ya que la nómina inicial que había preparado llegaba a las mil personas y hubieran demandado un libro completo para poder “cumplir” con todos.

ACEVEDO, SERGIO: ex titular de la Side, ex gobernador de Santa Cruz. Se negó a pagar desde el Sillón de Gregores un adelanto del 25 por ciento para una obra vial. Sabía que ese dinero no iba a pagar sueldos ni materia prima sino que operaba como coima para los propios funcionarios que habían decidido la construcción. Acosado desde la Casa Rosada, decidió dimitir y dedicarse a dar clases en un instituto privado secundario de Pico Truncado.

ALAK, JULIO: como ministro de Justicia de la Nación discontinuó todas las estadísticas relacionadas con homicidios y crímenes en la Argentina. Desde 2009, no se puede saber cuántos asesinatos cada 100 mil habitantes tiene nuestro país. Es imposible trazar un mapa del delito por culpa de esta política que barre la basura debajo de la alfombra.

BAEZ, LAZARO: ex empleado del Banco de Santa Cruz que terminó pasando de un Ford Falcon modelo 72 a manejar una flota de más de mil vehículos. Creó Austral Construcciones una semana después de la asunción de Néstor en la Rosada. Transformó su bóveda con dinero en una bodega y se transformó en el gran hazmerreir nacional. Es socio del matrimonio presidencial a la hora de construir viviendas y dúplex en Santa Cruz. Es el mayor terrateniente de la provincia, ya que compró más de 20 estancias gigantescas. Les prestó a NK y CFK varios millones de dólares a tasa cero, perdiendo contra la inflación galopante del país. Le alquiló 1100 habitaciones. También, les compró la mansión de calle 25 de Mayo en Gallegos, donde ellos vivieron durante varios años. Facturó obras a distintos gobiernos K por casi 5000 millones de pesos.

BELIZ, GUSTAVO. Fue ministro de Justicia en el primer año de gobierno de Néstor Kirchner. Denunció al capo de la Side “Jaime” Stiuso y terminó eyectado de su cartera. Tuvo que emigrar a EEUU para preservar su familia y su integridad. Prometió el “mapa del delito” al estilo neoyorquino y una amplia reforma judicial tras la muerte de Axel Blumberg pero el ex presidente nunca cumplió su promesa y todo quedó en meros anuncios.

BEREZIUK, VICTORIA. Funcionaria argentina dependiente de Claudio Uberti que se encargó de “entretener” a Guido Antonini Wilson durante su último paso por la Argentina, en 2007. Viajó en el vuelo fatídico de la valija con 700 mil dólares, desde Caracas. Se cree que esa noche lograron ingresar en el país entre tres y cuatro millones de dólares.

BERGOGLIO, JORGE. Cuando el Papa Francisco era arzobispo porteño denunciaba que en Argentina no se había erradicado la esclavitud. Veía como miles de cartoneros, costureros de talleres clandestinos, obreros de la construcción, vendedores ambulantes y prostitutas eran sometidos a un régimen de trata de personas vergonzante para el siglo XXI. El plan kirchnerista llamado “Patria Grande” trajo un millón de extranjeros en poco más de una década y los dejó hacinados en villas y asentamientos que se multiplicaron por doquier.

BERNI, SERGIO: impresentable médico que trabajaba en Santa Cruz espiando a los mineros de Río Turbio mientras simulaba atenderlos. En esa localidad austral construyó chalets y dúplex que eran alquilados nada menos que a Lázaro Báez. Su esposa no puede justificar su meteórico crecimiento patrimonial. Se lo acusa por alterar la escena de la muerte del fiscal Nisman y de decir sin ningún fundamento que se había tratado de un suicidio pocos minutos después del hallazgo.

BOUDOU, VANDERBROELE Y “NARIGA” NUÑEZ CARMONA: Se quedaron con la empresa Ciccone, que imprimía los billetes argentinos, luego de salvarla de la quiebra por un precio ridículo. Se comprobó que Etchegaray la apretaba por orden de Néstor Kirchner desde la Afip y el vicepresidente, que entonces era ministro de Economía, le ofrecía salvataje blando a cambio de que se las vendieran a sus testaferros. Fueron denunciados por Laura Muñoz, la ex de Vanderbroele, el tipo que alquilaba el departamento de Puerto Madero de Amado.

BRITO, JORGE: considerado el banquero de los K. Dueño del banco Macro, apareció como el financista de la operación por la cuál Amado Boudou y sus amigos se quedaron con Ciccone Calcográfica. Presidente de la poderosa ADEBA (Asociación de Bancos de la Argentina).

BULGHERONI, FAMILIA: dueños de Pan American Energy. Se quedaron hasta mediados del actual siglo con pozos de petróleo en la zona de Puerto Dragón (Chubut y Santa Cruz). Se trata de los yacimientos más activos de la Argentina. Los contratos fueron denunciados en la justicia como escandalosos.

CALI, “ACERO” JORGE: ex campeón mundial de kick boxing que patoteaba manifestantes a favor el campo junto a su patrón Guillermo Moreno, ex secretario de Comercio. Le descubrieron un garito gigante en Almagro al que acudían ricos y famosos del gobierno y de los medios de comunicación.

CANICOBA CORRAL, RODOLFO. Juez de la famosa servilleta de Carlos Corach. Logró que su hijo hiciera una meteórica carrera judicial y también alcance un despacho como magistrado. Nunca investígó ni inquietó al poder a pesar de haber pasado por sus manos algunas de las causas más candentes de la Argentina: Indec y enriquecimiento ilícito del matrimonio presidencial.

CAPITANICH, JORGE. Ex jefe de gabinete, gobernador de Chaco. Desarrolló en su provincia un perverso sistema de Fideicomisos con “Fiduciaria del Norte”. En la práctica, los dineros que gasta el estado chaqueño se canalizan por este engendro que logra evadir casi todas las normas de administración pública: compra sin licitación ni concurso de precios y no rinde balances públicos como cualquier dependencia oficial.

CAPURRO, DORIS; BACKMAN, ROBERTO; LOPEZ, ARTEMIO; FIDANZA DE POLIARQUIA; ROUVIER, RICARDO Y AURELIO, JULIO. Encuestadores siempre oficialistas, siempre favorecedores del Frente para la Victoria en sus sondeos. Encargados de instalar o desinstalar candidaturas propias y extrañas.

CASANELLO, SEBASTIAN: alias “tortuga”. En la causa de lavado de dinero de Lázaro Báez, Elaskar y Fariña dejó pasar semanas antes de allanar la “rosadita”. Por televisión pudo verse con cámaras de seguridad como los kirchneristas vaciaban el reducto despojando a las oficinas denunciadas sin ninguna prueba a la hora de los allanamientos.

CLARENS, ERNESTO: el creador de Invernes (Inversiones Ernesto) la firma que por un contradocumento se quedó con todos los ingresos de Gotti Hermanos, una de las más grandes contratistas de obra pública de la Patagonia. Su titular murió en un extraño accidente de autos cuando viajaba hacia Punta Arenas.

CEPERNIC, JORGE ex gobernador de Santa Cruz en los años 80. La represa que se licitó sobre el Río Santa Cruz se llamaría Kirchner-Cepernic. Su hijo, Marcelo Cepernic, dice que se tratará del mayor “monumento a la corrupción” en casi 30 años de kirchnerismo.

CIRIGLIANO, CLAUDIO Y MARIO: hermanos dueños de casi la mitad de los colectivos de Buenos Aires, del grupo Plaza y de Trenes de Buenos Aires. Condenados por darle dádivas a Ricardo Jaime, pueden terminar presos por la masacre del Once, en 2012.

CONTI, DIANA. Diputada nacional que se enorgullece de ser “stalinista”. Devino de frepasista en totalitaria con pocas escalas. Acusada de quedarse con la mayor parte del sueldo de sus propios colaboradores, a quienes les dejaba las monedas cobradas en un gesto de generosidad.

D'ELIA, LUIS: mano de obra pesada de Néstor. Desalojó simpatizantes del campo a puñetazos en plena Avenida 9 de Julio: tomó comisarías de la Boca: construyó viviendas y le negó durante años el título de propiedad a los adjudicatarios; ocupa una mansión en el conurbano y colocó a todos sus hijos en puestos importantes del Anses. El fiscal Alberto Nisman aseguró que era parte importante del plan para eximir a la República Islámca de Irán de las responsabilidades de varios funcionarios en el atentado a la mutual de la Amia.

DE VIDO, JULIO: terminó con el autoabastecimiento energético argentino y “logró” que nuestro país gaste hoy 12 mil millones de dólares anuales en importación de gas (en barcos y gasoductos), electricidad y fuel oil. Se trata de una cifra similar a la de toda la renta de la soja. Cada fideicomiso que generó fue para ocultar de la contabilidad oficial sumas delirantes dedicadas a los subsidios al consumo. Se trata de una cifra similar a todo el déficit fiscal nacional. Los sobrecostos en la obra pública fueron el sello de su impresentable gestión.

DROMI, ROBERTO. El ex ministro menemista nunca se fue. Sigue asesorando desde las sombras al kirchnerismo en negocios muy suculentos del Estado Nacional con los privados. Una de sus “joyas” administrativas es el desastre generado por la contratación de buques regasificadores. Los sobreprecios siderales abonados ya llegaron a la justicia y esta podría ser una de las causas más complicadas para Cristina y De Vido de cara al futuro inmediato.

DUCLER, ALDO. Dueño de Mercado Abierto, en avenida Corrientes al 300 de CABA. Hasta allí llegaban desde Suiza los resúmenes de bancos suizos referidos a los fondos de Santa Cruz en el exterior. Lo extraño es que este financista acusado en EEUU por maniobras de lavado de dinero para el Cartel de Juárez y el “señor de los cielos”, nada menos. Varios investigadores creen que la firma Aldyne, con la cuál se lavó mucho dinero argentino, significaba Aldo y Néstor.

DURAN FRANLIN Y KAUFFMANN, CARLOS, agentes venezolanos de inteligencia que “apretaron” a Antonini Wilson en Miami para que cambiara su declaración sobre la maleta con 800 mil dólares que asumió como suya. Querian que asumiera la responsabilidad y desincriminara a la Casa Rosada en la operación. Ambos, terminaron detenidos, al igual que el uruguayo Wanselee Paciello, quién también participó de la maniobra extorsiva.

ERCOLINI, JULIAN. Otro juez de Comodoro Py que hace la plancha. Recibió hace casi una década una denuncia de la Coalición Cívica sobre una asociación ilícita comandada por Néstor Kirchner donde participaban empresarios y funcionarios del máximo nivel. El expediente duerme “el sueño de los justos”, desde entonces.

ESPINOSA, CACHO: empresario de la pesca que fue asesinado tras contarle a Elisa Carrió en enero de 2003 que el gobernador santacruceño Néstor Kirchner le había dado a Conarpesa un puerto casi exclusivo en Caleta Paula gracias al cuál los empresarios españoles Alvarez Castellano enviaban toneladas de droga a Europa. Disimulaban las cargas colocando la cocaína en las cajas de langostinos que viajan termoselladas. Evitaban los grandes puertos ibéricos para impedir que los scanners detectaran su verdadero negocio.

ESPINOSA, EXEQUIEL. Titular de Enarsa, la estatal de petróleo que iba a explorar el mar argentino y, como Petrobras, iba a colocar grandes plataformas oceánicas para recuperar el autoabastecimiento energético. La empresa sólo fue un sello de goma para hacer enormes negocios desde la función pública ya que pagó durante años costos altísimos por el alquiler de buques regasificadores que abastecieron el complejo petroquímico de Bahía Blanca.

ESTECHE, FERNANDO. Impresentable líder de la agrupación Quebracho, ligada a los servicios de inteligencia de la Nación. Operó a favor del régimen fanático de Irán, que niega el holocausto judío. Amenaza con salir a la calle y hacerle la vida imposible a Mauricio Macri si Cambiemos llega a la Casa Rosada.

ECHEGARAY, RICARDO: ex titular de la Onca y de la Aduana. Luego, mandamás del Afip. Para poder explicar todas sus correrías el periodista Matías Longoni tuvo que publicar un libro de más de 200 páginas llamado “Fuera de Control”. Subsidios truchos de la Oncaa para supuestos feed lots y utilización política de la información secreta del ente recaudador de impuestos son sólo algunos de los múltiples delitos por los que fue acusado. Empezó en el kirchnerismo como socio de Rudy Ulloa en la FM del Carmen en Río Gallegos.

EZKENAZI, SEBASTIAN: se quedaron con la cuarta parte de YPF pagando un precio ridículo ya que Repsol les vendió acciones (y les dió el manejo de la petrolera) a cambio de futuras utilidades (repartieron el máximo de ganancias que se haya registrado en la historia del crudo). Luego de la “amenaza” de Cristina porque no querían reconocer la ayuda de los K, entraron en razones y aceptaron la reestatización de la mitad más uno del gigante.

FAGGIONATO MARQUEZ. Ex juez que fue destituido por múltiples denuncias en su contra. Entre otras, por ser socio de los narcos de los partidos de la zona Norte de la provincia de Buenos Aires. Denunció con pruebas falsas al candidato Francisco de Narváez a pocas horas del comicio parlamentario frente a Néstor Kirchner en 2009.

FEIN, VIVIANA. Fiscal a cargo de la investigación de la muerte de Nisman. Su celular tenía todo borrado, igual que su computadora. No había huellas de ninguna de las personas que pasaban por la casa del fiscal (madre, empleada, novia, etc). Todo fue borrado. El cuerpo fue movido. No tenía rastros de haber accionado el arma. Peritos internacionales y pericias sicológicas dicen que el funcionario no tenía perfil suicida. Todo indica un homicidio, pero Fein sostiene lo contrario contra viento y marea. Impresentable.

FERNANDEZ, ANIBAL. Marcó su vida un escándalo ocurrido hace más de dos décadas cuando no estuvo a derecho durante 36 horas cuando un juez de Quilmes lo quiso detener por haber tercerizado sin justificación abogados mientras era intendente de esa ciudad. Luego de un cuarto de siglo de no presentarse a elecciones para cargos ejecutivos, pensó que la ciudadanía lo había indultado y protagonizó la peor elección de la historia del PJ en la provincia de Buenos Aires. Las denuncias mediáticas que indicaban que era la “morsa” y estaba vinculado al triple crimen de Gral Rodríguez fueron el fin de su ¿última? Aventura.

FERNANDEZ, JAVIER. Operador kirchnerista en los tribunales federales. Fue el nexo con los magistrados que llevaban las causas de corrupción más resonantes. Tuvo un éxito rotundo: ningún funcionario kirchnerista de relevancia pasó un solo minuto detenido en más de doce años de gobierno, donde se almacenaron varias centenares de denuncias tremendas.

FERRERYRA, GERARDO Y ACOSTA, OSVALDO: dueños de Electroingeniería, una empresa que comenzó haciendo tableros eléctricos en Córdoba y se transformó en una de las principales adjudicatarias de obra pública de la Argentina. Ferreyra, un ex ERP, compartió cárcel en la provincia mediterránea con un ex Vanguardia Comunista, Carlos Zannini. Allí, se hicieron amigos los “buenos muchachos”. Compraron y luego destruyeron Radio del Plata tras expulsar sin miramientos al doctor Nelson Castro de su grilla artística.








4 comentarios:

AVISO: Perdí la paciencia...

Ir abajo Ir arriba