jueves, 11 de mayo de 2017

"¡Qué cagada! ¿No hay nada para bajarlo?"



10 comentarios:

  1. Karina Rabolini estaba hablando acerca de los logros políticos de su marido, el Gobernador Daniel Scioli, en materia de salud. Uno de los que más orgullo le provoca es la Ley de Fertilización Asistida porque, como ella aseguró, vivió la imposibilidad de tener hijos en carne propia: durante un largo tiempo, intentó concebir mediante tratamientos. Pero, no pudo lograrlo.

    En medio del debate, profundamente tocada por el tema y con lágrimas en los ojos, Karina declaró: "Es muy importante el apoyo de Daniel (Scioli), mi pareja, porque en mi caso la culpa la tengo yo... porque mi marido ya tiene una hija...".

    Ante tamaña e inesperada declaración, el Licenciado Rolón acudió en su ayuda: "No, vos no sos culpable de nada. Culpable solo se es de un delito". Pero Karina no encontró consuelo y, a pesar de que en todo momento conservó la compostura, contuvo las lágrimas y siguió adelante, su dolor fue evidente e inevitable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

      Eliminar
  2. Por qué no queda embarazada Karina Rabollini???
    con Susana Giménez preguntando!!!

    https://www.youtube.com/watch?v=3gi8n-QDHkU

    imperdible!!!!con el Monigote sentado al lado

    ResponderEliminar
  3. Mandalo a Navarro a decir que el bebé no es tuyo por amplia diferencia!

    Larry Cotta

    ResponderEliminar
  4. Ya antes había pedido aborto...............
    http://www.diariopublicable.com/especiales/4214-lorena--el-secreto-del-gobernador.html

    tremendo

    ResponderEliminar
  5. No llorò. Mirtha le dijo que no se culpara.Pero no fue tan angustiante ni dramático.

    ResponderEliminar
  6. Probó con Alka Seltzer???,con el exceso de ravioles resulta.

    ResponderEliminar
  7. QUE BRUTO ,NEGRO Y VIEJO ORDINARIO.

    ResponderEliminar
  8. Este bb es un invento


    Erica garcia de doman

    ResponderEliminar

AVISO: Perdí la paciencia...

Ir abajo Ir arriba