sábado, 27 de mayo de 2017

Ex gerenta de Cresta Roja: “Cristina Kirchner nos quiso robar la empresa”

La empresaria Karina Rasic denunció que las políticas de Guillermo Moreno llevaron a la firma “al precipicio”. La denuncia de los delegados por presunto “cierre”.


A horas de que comience la evaluación de las propuestas técnicas para la adjudicación del proceso licitatorio de Cresta Roja, la ex gerenta de la empresa quebrada Cresta Roja, Karina Rasic, rompió el silencio y denunció que la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner le quiso “robar la empresa”.

En diálogo con el diario La Nación, Rasic identificó las razones por las que según su opinión quebró la empresa avícola: “La falta de acción del Gobierno, el incumplimiento en el pago de los subsidios, la caída del mercado venezolano al que exportábamos, y la imposibilidad de despedir empleados y reducir costos fijos”.
Además apuntó contra “la gente” en referencia a los trabajadores de la compañía. “Los que estaban radicalizados eran mayormente de izquierda y venían a hacer política en vez de trabajar. Dentro de ese grupo había un ausentismo enorme, que ahora, obviamente, no se da porque ese personal no fue reincorporado. Los líderes nunca colaboraron para llegar a una solución. Tuvimos un montón de tiempo para dialogar, porque cuando entramos en convocatoria tuvimos 18 meses”, criticó.
Y puntualizó: “El gremio de la Alimentación es un desastre. Es un gremio que está en las antípodas de lo que es una empresa. Tienen un concepto de sindicato antiguo. Nos perjudicaron directamente. Son los más conflictivos. Incluso había empleados más antiguos, que también pertenecían al gremio, que les tenían miedo”.
¿Cuál fue su relación con el gobierno de Cristina Kirchner?, se le consultó. “Cristina nos odiaba. Antes de declararnos en convocatoria ya conocía la situación que vivía la compañía desde 2011. Era una empresa grande que tenía 3200 empleados. No estaba para ayudar a los empresarios honestos, estaban para ayudar a los que hacían negocios con ellos. Además, una ministra me dijo que se querían quedar con la empresa, que metían a su gente y listo. Cristina Kirchner nos quiso robar la empresa. Ella pensaba que cuantas más compañías se quedara era mejor. Nos odiaba porque escuchaba las conversaciones de la gente y escuchó a mi papá decir algo sobre ella que no le gustó. También puede ser porque tuvimos buena relación con Menem, o por ahí se le cantó. Las mujeres somos complicadas”, explicó.



1 comentario:

AVISO: Perdí la paciencia...

Ir abajo Ir arriba