martes, 23 de mayo de 2017

¡Aprendé Raúl Eugenio!




Copas, "pases", mujeres de otras provincias y libretas sanitarias. El primer día del juicio contra el intendente de Lonquimay, Luis Rogers (67), y el subcomisario Carlos Alanis (43) por trata de personas con fines de explotación sexual reveló, a partir de los testimonios de dos testigos y del propio jefe policial, que alrededor del salón de baile "Good Night" se movía el mundo de la prostitución.

Hubo dos hechos que alteraron la rutina de un primer día de juicio, habitualmente destinado a la lectura del expediente judicial y a conocer a los cinco acusados. La decisión del subcomisario Alanis, quien pidió declarar y contestó preguntas en una arriesgada estrategia de la defensa y el testimonio de Gloria Liliana Abratte, ex empleada administrativa de la comisaría de Lonquimay, que en 2008 denunció el escándalo que sacudió este pueblo de unos 1.700 habitantes. "En el pueblo la prostitución se aceptaba. Era un ingreso que daba actividad económica", afirmó Abratte, una empleada provincial y militante social que integró la Asamblea Pampeana por los Derechos Humanos.

El intendente Rogers, en cambio, eligió el silencio. Sólo hizo una referencia política: "Llevo tres mandatos y en cada elección tengo más votos. Es un pueblo de 1.700 personas, nos conocemos todos, tenemos la radiografía de cada uno. No se gana por la estructura política".


En la causa hay otros tres acusados, todos por la figura del 145 bis del Código Penal (trata de personas con fines de explotación sexual), texto dado por la ley 26.364 de Prevención de la Trata de Personas: Carlos Fernández (45), propietario del cabaret, y los encargados, Eduardo Fernández (36), hermano del dueño, y Braian Sacks (25).



5 comentarios:

  1. Degenerado, 3 mandatos...

    ResponderEliminar
  2. Terrible, ya lo dejaron libre?
    Todo sinvergüenza anda suelto por la justicia.

    ResponderEliminar
  3. Soy de un pueblo vecino, lo que hacen es comprar votos, buscan 40 o 50 tipos de la zona, los radican y los buscan el día de elecciones, en Abrazo paso así y el intendente ganó con 10 votos de "importados"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Abramo es el pueblo maldito corrector....

      Eliminar
  4. Lonquimay la concha de tu madre, un pueblito de no se donde? , ignorante de mierda

    ResponderEliminar

AVISO: Perdí la paciencia...

Ir abajo Ir arriba