sábado, 29 de abril de 2017

La diferencia sutil entre el amor y la amistad según Jorge Luis Borges. Video


8 comentarios:

  1. Interesante, fue y sera una luminaria para la literatura y la filosofia argentina. Pero no creo que sea oportuno que tomemos consejos amorosos de un hombre que murio virgen. Hay una nueva perspectiva del amor menos obsesiva y del romanticismo, pero no por eso nmenos valida, busquen Alain de Botton.

    ResponderEliminar
  2. Me resulta extraña la postura de Borges sobre la amistad y la frecuencia. Ya que desde 1940, cuando conoce a Bioy, hasta 1975 ( año en que muere su madre y se dedica a viajar por el mundo)la relación de ambos escritores fue muy estrecha. Al punto de juntarse dos y tres veces por semana en casa de Bioy o en La Biela.Tan profunda y constante fue esa amistad que Silvina Ocampo, la esposa de Adolfo sentía celos, porque a veces la excluían. Bioy cambió su forma de escribir desde que conoció a Borges. Antes de La Invención de Morel ( en 1940),Bioy había escrito seis libros que escondió y de los que no quería hablar por considerarlos inferiores. El primer matrimonio de Borges con Elsa Helena Astete Millán duró solo tres años y al concluir su esposa afirmó que la relación fracasó porque Borges siempre se mostró frío y distante. Un matrimonio que según amigos de la pareja, nunca se consumó. Bueno Don Luis fue un destacado escritor, pero una persona muy contradictoria, según Beatriz Guido.-

    ResponderEliminar
  3. Me encanta su sonrisa. Y explica claramente con Bioy se veían más a menudo cuando colaboraban juntos.

    ResponderEliminar
  4. Respuestas
    1. Entrá en este link:

      http://www.scoopnest.com/es/user/clarincom/858138780783357952

      Debajo del video, a la derecha, hay una flechita. Pinchá en ella y te descarga el video a tu PC.

      Eliminar
    2. Olvidé decir que tenés que ponerlo en funcionamiento para que te aparezca la flechita.

      Eliminar
  5. La amistad y colaboración entre Borges y Bioy se extendió por 46 años.-

    ResponderEliminar

AVISO: Perdí la paciencia...

Ir abajo Ir arriba